Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Jan Gehl. Humanizar las ciudades Ecosistema

Juan Carlos Rojo Carrascal
02/12/2019 | 04:04 AM

‘Mi consejo para cualquier ciudad del mundo es sencillo. Intenten tomar a la gente de su ciudad en serio. Más en serio. Tan en serio como tradicionalmente han tomado a los automóviles’.

Jan Gehl

A sus 83 años, Jan Gehl es el arquitecto más influyente de los últimos años en asuntos urbanos. Es socio fundador de Gehl Architects, fue profesor e investigador de la Real Academia Danesa de Bellas Artes y posteriormente se enfocó a la mejora de la calidad de vida urbana, a “humanizar las ciudades” como él lo define.
Su mejor obra, la que mejor habla de él, es su ciudad natal, Copenhague. En 1965 Gehl propuso la zona peatonal más grande de Europa: la Strøget. Hoy, Copenhague es una referencia mundial como una de las ciudades mejor pensadas para las personas y no para los automóviles lo que la incluye, desde hace décadas, entre las diez ciudades con mejor calidad de vida en el mundo. Actualmente, decenas de discípulos de Gehl promueven en los cinco continentes la clave para un mejor futuro de las ciudades: Reconstruirlas a escala humana.
Jan Gehl también es responsable de la estrategia de democratización del espacio público de Nueva York durante la administración del alcalde Bloomberg donde convirtió Times Square en espacio público accesible y agradable, bajo la premisa de que el coche fue una tecnología inteligente hace casi cien años, pero se convirtió en un estorbo a medida que las ciudades -como estrategia ineludible- se densificaron.
Gehl afirma que las personas hemos perdido la oportunidad de disfrutar las ciudades con nuestros cinco sentidos. Caminar, dice, es la manera más agradable de moverse por una ciudad, pero exige ir despacio. Yo digo que no pierdes el tiempo -reflexiona- ganas la vida.
Jan Gehl, por su amplia experiencia, asegura: Si quieres disminuir el tráfico, la mejor solución es quitar carriles, no añadirlos. Todos los estudios realizados al respecto demuestran que añadir carriles es solo un parche que no disminuye la congestión, Durante cincuenta años -afirma- hemos hecho ciudades para que las personas estén casi obligadas a sentarse todo el día en sus autos, en sus oficinas o en sus casas. Esto ha causado graves problemas de salud.
La clave del éxito de Jan Gehl (como él confiesa y de la que se habla poco) fue escuchar a su esposa, la sicóloga Ingrid Gehl que siempre le preguntaba: ¿Por qué a los arquitectos no les interesa la gente? Este cuestionamiento marcó su vida e hizo enfocar su trabajo al ámbito social, lo que le ha hecho acreedor de innumerables premios internacionales.
Jan e Ingrid publicaron sus primeros libros en 1971, Jan tituló el suyo Life Between Buildings (el más influyente de sus seis libros publicados), mientras que Ingrid llamó al suyo Bo-miljø, en el que enfatizó que las personas necesitan mantenerse saludables, cómodas, seguras, y psicológicamente bien.
En una reciente entrevista, Jan presumía que él junto a Ingrid se desplazan todavía en bicicleta en Copenhague. Vamos a nuestro ritmo. Y cuando salimos a cenar nos podemos tomar una segunda copa de vino, sin problema.
jccarras@hotmail.com

También de este autor..

Oportunidades