Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La competitividad en México II Opinión

Rafael Morgan Ríos
09/02/2019 | 04:03 AM

cp_rafaelmorgan@hotmail.com

 

En encuesta realizada por el Despacho Internacional PwC, entre más de mil 300 altos directivos (CEO) de empresas de 90 países en el ámbito del Foro de Davos, México ya no quedó dentro de las principales 15 economías atractivas para invertir; el País llegó a estar en un extraordinario séptimo lugar, pero descendió al lugar 13, y en esta ocasión quedó descartado dentro de los llamados “top 15”. La parte positiva de los resultados de esta encuesta es que México sí es reconocido en un cuarto lugar en las preferencias de las empresas estadounidenses, sólo por debajo de China, Reino Unido y Alemania.

 

Respecto a los factores que más afectaron para este descenso en las preferencias internacionales para invertir en México, están la incertidumbre que han generado las políticas del nuevo gobierno y se ve como una amenaza el populismo. Algunos de estos resultados pudieron haberse explicado y atenuado si hubieran estado presentes algunos secretarios de Estado, pero se tuvo una limitada delegación, en la que la máxima autoridad fue la Subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora; en cambio, la delegación China se lució con la presencia de varios ministros y dirigentes de las principales empresas; todos ellos dejaron bien claro que la disminución del crecimiento del PIB de China es parte de un proceso de ajuste de su economía.

 

Otro personaje que aprovechó muy bien esta importante reunión fue el nuevo Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que buscó cambiar la impresión general de un Presidente de extrema derecha, que tiene un proyecto de crecimiento del PIB de su país y que pretende hacerlo respetando el medio ambiente, a pesar de que se sabe que varios proyectos económicos afectarán la selva del amazonas. En el caso de México, se podría haber explicado cómo se pretende atenuar el efecto del tren maya en la selva y zonas arqueológicas del sureste de la República, y sobre el daño ambiental que causará la nueva refinería de petróleo en Veracruz, e igualmente se pudo haber planteado algún esquema sobre el desarrollo económico y social del País.

 

Lo más positivo fue la presencia de altos dirigentes de empresas mexicanas como Coppel y Femsa, así como la presencia importante de los mexicanos José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, y Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, quienes tuvieron destacadas actuaciones con sus conferencias.

 

En el Índice de Competitividad Global, México descendió al lugar 46 entre 140 países analizados, pues en 2017 estuvo ubicado en la posición 44. Su mejor posición es en cuanto al Tamaño del Mercado, con el lugar 11, y luego le sigue Estabilidad Económica con el lugar 35, lugar que se verá afectado este año con la incertidumbre que han generado las decisiones de López Obrador respecto al nuevo aeropuerto, el desorden provocado en el abasto de gasolina por el combate al robo de combustible y por la falta de cumplimiento de contratos ya firmados.

 

En Infraestructura se bajó a la posición 49, pues en los últimos dos años de Peña Nieto las inversiones públicas fueron muy limitadas. Es de preocupar la calificación en cuanto a la baja capacidad de innovación que se le reconoce al País, que se ubica en el lugar 50 de los 140 países estudiados. Este elemento también está en riesgo con la disminución de presupuesto al Conacyd y a las universidades; en este mismo sentido se tendrá que evaluar la baja capacidad en adopción de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s), pues se está en el lugar 76, y peor aún en cuanto al renglón de Habilidades como factor de capital humano, en el que se ubica a México en el lugar 86, muy por debajo de la media.

 

Los peores lugares se tienen en Instituciones, con la posición 105 entre los 140 países estudiados, lo cual deja bien claro la necesidad y urgencia de reforzar y crear nuevas instituciones que garanticen el cumplimiento de las leyes, la actuación de las organizaciones sociales; la protección de la sociedad frente al crimen organizado y el acotamiento y control de las autoridades por la sociedad.

Se ubica el País en un bajo lugar, 100, en cuanto a Mercado Laboral, que incluye la posibilidad de desarrollar, captar y retener talento humano en instituciones, empresas y sector público, respecto a lo cual estamos al fondo de la tabla, en el lugar 61 de 63 países consultados.

 

El nuevo gobierno y México en general perdió una buena oportunidad de discutir con los promotores mundiales del desarrollo y captar conocimiento e inversiones en Davos.

También de este autor..

Oportunidades