Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La oportunidad de Claudia Sheinbaum Opinión

Carlos Elizondo Mayer-Serra
10/01/2019 | 04:04 AM

@carloselizondom

Profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey

 

Claudia Sheinbaum puede llegar a ser la mejor jefa de gobierno que hayamos tenido en la Ciudad de México. Disciplinada, honesta, trabajadora, inteligente, (aunque ayer no haya logrado explicar los problemas de abasto de combustible en la Ciudad de México), con un buen equipo de colaboradores, cuenta con una enorme legitimidad democrática, con una mayoría amplia en el Congreso local, y de los 16 alcaldes de la Ciudad, 11 son de su partido.

 

Conoce bien la administración de la Ciudad de México. A diferencia de AMLO, quien está aprendiendo las complejidades del Gobierno federal, la izquierda gobierna la Ciudad de México desde hace 22 años. Suele olvidarse, pero Miguel Mancera fue el candidato de Marcelo Ebrard para ser Jefe de Gobierno. Hubo alternancia entre las tribus de la izquierda, pero no han soltado el gobierno capitalino desde que lo ganaron. Sheinbaum ya fue Secretaria del Medio Ambiente con AMLO y jefa delegacional de Tlalpan la segunda mitad del sexenio pasado.

 

Por primera vez desde la llegada de la democracia a la Ciudad de México, el mismo partido gobierna la capital y el País. Así, nuestro Jefe de Gobierno, lejos de convertirse en el opositor permanente del Gobierno federal, tendrá todo su apoyo, como quedó claro con la distribución del presupuesto federal. Las obras de infraestructura en la Ciudad de México, por ejemplo, en contraste con las de Guadalajara, contarán con el apoyo federal, incluida la ampliación de la Línea 12 del Metro que en el 2019 tiene presupuestado recursos por 1,864 millones de pesos. Las prioridades de la Jefa de Gobierno son claras: mejorar el abasto de agua (el Sistema de Aguas invertirá casi el doble de lo del año pasado), enfrentar el deterioro en la seguridad pública, e invertir en proyectos de transporte público.

 

Es increíble que en sus bastiones electorales como es Iztapalapa, el agua siga llegando con pipas. Qué bueno que se proponga cambiarlo. La izquierda había logrado dar buenos resultados en términos de seguridad, mismos que se deterioraron durante el gobierno de Mancera. En esta materia la oportunidad para Sheinbaum es particularmente buena. La Ciudad de México tiene muchos más policías por habitante que cualquier otra entidad, y ahora se deberán poder coordinar mejor con las fuerzas federales. Los nombramientos del Secretario de Seguridad y de la titular de la PGJ-CDMX parecen atinados. Ha habido poca inversión en infraestructura de transporte masivo. Los tiempos de desplazamiento de quienes usan el transporte público son de los más elevados del mundo. Sheinbaum tiene ahora la oportunidad de revertir todo esto. También de proveer servicios básicos que, increíblemente, no están resueltos en una ciudad con un PIB per cápita de 375 mil 711 pesos, como tener una carpeta asfáltica en buen estado.

 

Lo que no parece tener la nueva Jefa de Gobierno, y no lo ha tenido la izquierda, es un proyecto de desarrollo de la Ciudad.  El PIB capitalino, desde el 2003 al 2017, se ha incrementado en forma acumulada en 42.8 por ciento frente al de Querétaro que creció 89.1 y el de Nuevo León lo hizo en 58.7 por ciento. 

En el mundo en las últimas décadas las grandes ciudades han sido las que más han crecido. La globalización le da ventajas a quienes atraen el talento y a pesar del avance en las comunicaciones, la gente encuentra más oportunidades y más atractivos de todo tipo en las grandes ciudades, con lo cual se va dando en éstas un círculo virtuoso de crecimiento y atracción de talento. En Estados Unidos, el crecimiento de las grandes ciudades ha sido mayor a la del resto del país. Por ello, en todas las grandes ciudades Hillary Clinton ganó la elección presidencial. Fueron las zonas rurales y las ciudades más pequeñas las que le dieron el triunfo a Trump. El Brexit fue derrotado en Londres, gran beneficiario de la globalización, por un amplio margen; no así en las zonas rurales y en las ciudades más pequeñas.

 

¿Cuál es el modelo de desarrollo del nuevo gobierno para la Ciudad? ¿Cómo piensa atraer talento? ¿Cómo conjugar la presencia de grandes universidades en la Ciudad con la capacidad de desarrollar una industria y unos servicios basados en el conocimiento? Desaprovechó la oportunidad para hacer del actual aeropuerto el pivote de una zona de desarrollo para el oriente de la Ciudad y no defendió la pertinencia de Texcoco para hacer de la Ciudad de México un gran polo turístico y logístico. ¿Cómo lo piensa compensar? ¿Tiene un plan alternativo?

Según cómo resuelva estas cuestiones, Sheinbaum podrá ir más allá de una buena gestión a mostrar una exitosa estrategia de modernización. De las entidades que han sido gobernadas por la izquierda, ninguna lo ha logrado. Ésta es su gran oportunidad.

También de este autor..
03-01-2019

Oportunidades