Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La seguridad que se quiere Editorial

Editorial
11/01/2019 | 04:01 AM
Está claro que México, y por supuesto Sinaloa, necesitan de un nuevo esquema de seguridad pública que restablezca las condiciones de paz que se perdieron durante al menos los dos últimos sexenios. La violencia ya no debería ser la constante en la mayoría de los mexicanos.
 
Pero también, está claro que el esquema que se propone para salir de este entorno social, y político, con la Guardia Nacional al mando de militares, no es el camino que mejor garantías dé para los ciudadanos.
 
La participación del Ejército en tareas de seguridad no ha sido, hasta ahora, el más efectivo en la confrontación contra la delincuencia organizada y el restablecimiento de la paz.
 
¿Por qué? Porque en numerosas ocasiones, desde que se les mandó a la calle a confrontar a los que se consideraban los originadores de la violencia en México, cometieron violaciones a los derechos humanos, llegando a cometer, en términos legales, ejecuciones extrajudiciales.
 
Pero también, está claro que en las condiciones en las que actualmente se encuentran los cuerpos de seguridad civiles, no se tiene la garantía de que cumplan con el papel que deberían de desempeñar: a nivel nacional, se estima que un 10 por ciento de los agentes preventivos no han pasado el examen de control de confianza y hay estados, como Sinaloa, donde la mitad no ha aprobado esta evaluación.
 
Para enfrentar la inseguridad que se vive en el País, que en el actual Gobierno federal sigue cobrando víctimas a diario, se requiere de cuerpos capaces de afrontar al crimen organizado, pero también de tareas de inteligencia y de otros programas que permita atacar el problema de raíz.
 
En la Cámara de Diputados actualmente se llevan a cabo audiencias sobre el proyecto de la Ley que daría forma a la Guardia Nacional y el reclamo casi unánime es que la propuesta contempla la militarización de los cuerpos de seguridad.
 

 

Por lo que plantean especialistas, el tema debe encaminarse hacia la creación de un cuerpo civil, capacitado y con las habilidades para estas tareas. El tiempo apremia soluciones, pero también, acuerdos que definan llegar a una figura que dé confianza a todos. Porque lo que hoy México requiere y reclama es de una seguridad eficiente, hasta ahora ausente.
También de este autor..
12-06-2019
10-06-2019

Oportunidades