Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

México, EEUU, China: un triángulo no amoroso LA NUEVA NAO

Alfonso Araujo
09/06/2019 | 04:00 AM

Esta relación es en extremo complicada y se está haciendo más complicada. Durante esta semana han corrido ríos de tinta (y megabytes de textos en las redes sociales) acerca del episodio más reciente: la amenaza de EEUU a México, y la aceptación de éste de varias condiciones desfavorables para evitarlas. Pondré a continuación una serie de hechos que son relevantes a esta conversación:
El ascenso de China en la arena mundial como potencia comercial es y ha sido altamente preocupante para EEUU desde hace un par de décadas: en específico desde el segundo periodo de George W. Bush. Desde finales de los 80, China empezó a convertirse en la “fábrica del mundo”, a acumular reservas de dólares y a expandir si influencia comercial de manera estratégica por todo el globo. La iteración más reciente es la política de “One Belt One Road” (Una Franja Una Ruta) para desarrollar su influencia y soft power. A estas alturas, que China tiene un peso específico inalcanzable en muchas ramas de manufactura, los déficits comerciales con otros países no son realmente un indicador de “relación positiva” ya que sus productos no son sustituibles de manera sustentable y eficiente. Pero la guerra ha evolucionado, de ser comercial a tecnológica: quien domine tecnologías del futuro, en especial de comunicaciones y de computación, dominará el futuro. Esta guerra es real, y China y EEUU están enfrascados en ella. Las empresas de comunicaciones ZTE y Huawei han sido piezas recientes en este desafío.
La “emergencia migratoria” de EEUU por otro lado, no es real: es un fantasma creado y promovido desde 2016 con motivos exclusivamente electorales. Además, China y México han sido usados por Trump, desde la misma fecha, como villanos favoritos que le ganan simpatías. La guerra real con China, la falsa emergencia migratoria, y el ciclo de elecciones de EEUU se están mezclando y confundiendo de manera perversa, hasta crear un galimatías de desinformación. Esto se une a la manifiesta impericia económica y diplomática de la actual administración mexicana, que ha manejado este y otros temas con opacidad por un lado y con falta de oficio por otro.
Esto se agregará a los creciente y obvios problemas de economía macro exacerbados por la lentitud para producir planes viables para Pemex. Nos estamos acercando a una tormenta perfecta en 2020: atrapados en un conflicto entre gigantes y sin capacidad para sacar el mejor partido como bisagra estratégica: focos rojos.

El autor es académico ExaTec y asesor de negocios internacionales radicado en China
alfonsoaraujog@gmail.com
También de este autor..
18-08-2019

Oportunidades