Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Ofrenda o reclamo Éthos

Rodolfo Díaz Fonseca
12/07/2019 | 04:05 AM

rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

 

Continuando con el tema de la muerte, es difícil tributarle ofrendas y mostrar agradecimiento cuando nos arrebata un ser querido, sobre todo si es demasiado joven.

Sin embargo, ante la propia muerte, Rabindranath Tagore invitó a recibirla con buen ánimo y ofrecerle voluntariamente lo mejor de nosotros.

“¿Qué ofrecerás a la muerte el día que llame a tu puerta? Le tenderé el cáliz de mi vida, lleno del dulce mosto de mis días de otoño y de mis noches de verano.

¡No se irá con las manos vacías! Todas las cosechas y todas las ganancias de mi afán, se las daré, el último día, cuando ella llame a mi puerta.

No más este navegar, de puerto en puerto, con mi barco viejo de naufragios. Ya se fueron los días en que mi gozo era dejar que me llevara el oleaje.

Llevaré el arpa de mi vida al tribunal que está junto al abismo sin fin de donde asciende la música que nunca fue tocada. Y enlazaré mis notas a la música eterna, y cuando haya cantado su último sollozo, pondré mi arpa muda a los pies del silencio.

¡Muerte, último cumplimiento de la vida, Muerte mía, ven, y háblame muy quedo! Día tras día, he velado esperándote, y por ti he soportado los goces y el sufrimiento de la vida”.

En otro poema preludió el ineludible llamado de la muerte: “Me han llamado. ¡Decidme adiós, hermanos míos! ¡Adiós, me voy! Aquí os dejo la llave de mi puerta; renuncio a todo derecho sobre mi casa... Vivimos mucho tiempo juntos, y recibí más de lo que pude dar. Y ahora es de día, y la lámpara que iluminó mi rincón oscuro se ha apagado. Me llaman, y estoy dispuesto para mi viaje”.

¿Cómo enfrento la muerte?

También de este autor..
18-07-2019
16-07-2019

Oportunidades