Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Violencia en la calle Ecosistema

Juan Carlos Rojo Carrascal
17/06/2019 | 04:00 AM

La noche del pasado viernes falleció una mujer de 65 años luego de haber sido atropellada por un camión urbano frente al Seguro Social de Culiacán. La gente sigue perdiendo la vida en el asfalto por hechos de tránsito que no se les debe llamar accidentes ya que son totalmente predecibles.
La noticia circuló por las redes sociales y en la percepción ciudadana predominaron reclamos que van desde “la gente no se fija al cruzar” o “la señora debería haber caminado a la esquina para cruzar” hasta los insultos y desprecios hacia quien ese día, sin duda, hizo un gran esfuerzo para intentar llegar desde la periferia norte de la ciudad (colonia Los Huertos) al Seguro Social.
La penosa realidad es que las calles de Culiacán, hoy en día, no tienen lugar seguro para cruzarlas a pie (ni siquiera frente a las clínicas del Seguro Social). Si es por la esquina, siempre habrá automóviles invadiendo pasos peatonales (cuando existe) y listos para arrancar sin importar quien esté cruzando. Si hay semáforo, existe la posibilidad de que algún automovilista no lo respete (o no lo vea) y si hablamos de puentes peatonales, no son -ni serán- la solución ya que excluye a los que más se les dificulta cruzar (muchas ciudades ya los están eliminando).
Durante la misma semana MAPASIN arrancó una campaña cuyo mensaje central es dar a conocer a las personas la importancia que merecen en la ciudad las y los peatones de todas las edades y condiciones (niñas, niños, adultos mayores o personas con discapacidad) y reconocer su vulnerabilidad ante siniestros viales.
También en la semana, el Gobernador Quirino Ordaz reunió a 10 mil trabajadores del Gobierno estatal y municipal para inaugurar una obra donde un puente elevado pareciese ser lo relevante: “Vas a ver en la semana a la gente que pase por arriba y por abajo del puente y a seis carriles con concreto hidráulico, es una obra de vanguardia” mencionó Ordaz en su discurso (supongo que cuando dijo “gente” se refería concretamente a los que van en vehículos motorizados).
Cabe resaltar que en ese evento también se inauguró la ampliación del bulevar Rolando Arjona donde se le aplaude la incorporación de una generosa banqueta, árboles (una que otra palmera que no pudo faltar), pasos peatonales bien identificados y una ciclovía de buena manufactura a la que muchos automovilistas todavía necesitarán acostumbrarse a respetarla.
Dentro de este contexto, todavía nos falta, como ciudadanos, asimilar las necesidades de mucha gente que camina y requiere no actuar a la defensiva en la calle como hasta ahora sucede. La respuesta la tenemos todos, debemos asimilar la prudencia como sugiere MAPASIN en su campaña y no promover la velocidad (el recién inaugurado bulevar Arjona permite 70 kilómetros por hora cuando lo prudente en zona urbana es no exceder los 40). Si como peatones estamos siempre a la “defensiva” es porque alguien está siempre “al ataque”. Y esto es la historia de todos los días en las calles de Culiacán. Unos se defienden con nada mientras otros atacan sin más armas que sus poderosos motores.

jccarras@hotmail.com
 
 
También de este autor..
30-05-2019

Oportunidades