Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
12 voces que marcaron el 2020
La llegada de una pandemia durante este 2020 impuso grandes retos al mundo y el medio ambiente no fue la excepción
Mongabay
10/01/2021
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

El 2020 fue un año en el que la pandemia, las restricciones sanitarias y la crisis económica impusieron enormes retos al medio ambiente en América Latina. Los bosques, los océanos, y en general la biodiversidad, enfrentaron duras presiones y fueron víctimas de un aumento en la intensidad de actividades ilegales como la tala y la minería ilegal.

A lo largo de su cobertura periodística durante el año, Mongabay Latam recogió cientos de testimonios que dan cuenta de los problemas ambientales de Latinoamérica. Esta es una selección de 12 frases que representan las luchas que se dieron y se siguen dando en la región.

 

1. La violencia contra los indígenas en Colombia

Guardia Indígena del Cauca. Los indígenas del norte del Cauca han sido unos de los principales afectados por la violencia en Colombia. Foto: Front Line Defenders.

Los indígenas del norte del Cauca han sido unos de los principales afectados por la violencia en Colombia. Foto: Front Line Defenders.

 

 

La Guardia Indígena del Cauca recibió el premio internacional Front Line Defenders por un trabajo de casi dos décadas en defensa de las comunidades del norte del de este departamento. A pesar del galardón, los indígenas enfrentan amenazas, hostigamientos y hasta asesinatos en sus territorios. La coca, la minería y la agroindustria avanzan en sus tierras, mientras se da una ola de violencia por los enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

 

2. Acorralada en su propia casa

El repudio al crimen de Samir Flores ha llegado a numerosos movimientos sociales que defienden el territorio en México. Foto: Animal Político.

Desde que asesinaron a Samir Flores, defensor del territorio y esposo de Liliana Velásquez, la vida de esta activista mexicana y sus hijos cambió completamente. Si bien lo mejor hubiera sido que se marcharan, decidieron quedarse en Amilcingo, municipio de Temoac (estado de Morelos) a pesar del peligro y vivir rodeados por un muro.

Velásquez continúa apoyando la oposición al Plan Integral Morelos (PIM), un proyecto energético con presencia en los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos al que Samir Flores enfrentó desde una radio comunitaria que creó para informar a la población.

 

3. Enfrentando la pandemia dentro de la selva

José Gregorio Díaz Mirabal. Foto: COICA

 

 

La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) enfrentó grandes retos en el primer semestre del año, cuando la pandemia del COVID-19 apenas llegaba al continente. En ese periodo más de 600 indígenas perdieron la vida y esa cifra solo se conocía por el esfuerzo de las organizaciones indígenas de registrar el avance del virus en las comunidades nativas de la selva Sudamericana.

 

4. El precio de defender el río Cauca en Colombia

Milena Flórez, presidenta de la Asociación de Víctimas y Afectados por Megaproyectos (ASVAM) y vicepresidenta de Ríos Vivos. Foto: Milena Flórez.

Milena Flórez, presidenta de la Asociación de Víctimas y Afectados por Megaproyectos (ASVAM) y vicepresidenta de Ríos Vivos. Foto: Milena Flórez.

 

La oposición al proyecto hidroeléctrico más grande del país (Hidroituango) convirtió a una campesina desplazada del departamento de Antioquia en una de las figuras más relevantes de la organización Ríos Vivos que se opone al funcionamiento de la represa.

Aunque Milena Flórez no siempre se lleva los reconocimientos, la han amenazado más de una vez y se ha desplazado en varias ocasiones. Sin embargo, ella insiste en proteger su territorio.

 

5. La preocupación por la tala ilegal en México

ESTA FOTO NO SE PUEDE USAR PARA OTROS TEXTOS

Tala ilegal en los bosques de la comunidad de Bahuinocachi, en Chihuahua, México. Foto: Ginnette Riquelme.

 

Algunas estimaciones señalan que, por lo menos, la mitad de la madera que se comercializa en México tiene un origen ilícito. La presencia del crimen organizado, la impunidad, el exceso de trámites burocráticos y la falta de políticas y presupuesto para fortalecer la silvicultura han hecho aún más difícil el panorama para las comunidades que producen madera legal.

 

6. Áreas protegidas vulnerables en Bolivia

parque amboro narcotrafico

Un cultivo ilegal de coca en el parque nacional Amboró que fue encontrado por el equipo periodístico de Mongabay Latam y EL DEBER que ingresó a esta área protegida de Bolivia. Foto: El Deber, Mongabay Latam.

 

Los cultivos ilegales de coca destinados al narcotráfico y la tala indiscriminada de la madera no tienen freno en el parque nacional Amboró que abastece de agua a la ciudad de Santa Cruz. Un equipo periodístico de Mongabay Latam y El Deber ingresó a esta área protegida y encontró cultivos de hoja de coca ilegal recientes y material escondido en el bosque para desarrollar esta actividad.

 

7. Crece la ola de asesinatos de líderes en Colombia

Portada especial Defensores ambientales la violencia del desplazamiento

Portada del especial Defensores ambientales: la violencia del desplazamiento. Ilustración: Kipu Visual.

 

Las organizaciones de derechos humanos en Colombia pensaron que las cuarentenas durante la pandemia ayudarían a disminuir las agresiones contra defensores sociales, indígenas y del ambiente, pero ocurrió todo lo contrario: los criminales aprovecharon las restricciones de movilidad para asesinarlos, incluso, en sus propias casas.

Hasta el 5 de diciembre, según datos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) ocurrieron 79 masacres en el país, donde se asesinaron a 340 personas. Los departamentos más críticos son: Antioquia (18 masacres), Cauca (13 masacres) y Nariño (9 masacres) y Lourdes Castro, coordinadora del programa Somos Defensores, asegura que las agresiones contra líderes sociales tuvieron un importante incremento en el 2020.

 

8. Nueve niñas en contra de malas prácticas de la industria petrolera

Quema de gas mecheros Ecuador. La quema de gas natural en los mecheros estaría causando afectaciones a la salud en las comunidades que viven cerca de ellos. Algunas personas viven a tan solo 200 metros de distancia. Fotografía de José María León.

La quema de gas natural en los mecheros estaría causando afectaciones a la salud en las comunidades que viven cerca de ellos. Algunas personas viven a tan solo 200 metros de distancia. Fotografía de José María León.

 

En la Amazonía ecuatoriana hay alrededor de 447 mecheros que queman gas natural todos los días, las 24 horas. La quema de gas emite millones de toneladas de CO2 a la atmósfera y es uno de los mayores contribuyentes del cambio climático. Nueve niñas de entre nueve y trece años interpusieron una acción de protección esperando que se apaguen los mecheros y aseguran que también les están causando impactos negativos a la salud. La acción fue negada pero están apelando la sentencia.

 

9. Líderes amenazados en Honduras

Irma asegura que amor por la tierra y el compromiso por transformar la realidad de Honduras la llevaron a poner en riesgo su vida, al denunciar de frente los abusos que cometen los terratenientes y empresarios. Foto: Radio Progreso.

Irma asegura que amor por la tierra y el compromiso por transformar la realidad de Honduras la llevaron a poner en riesgo su vida, al denunciar de frente los abusos que cometen los terratenientes y empresarios. Foto: Radio Progreso.

 

El gobierno hondureño otorgó una concesión minera para la extracción de óxido de hierro en el Parque Nacional Carlos Escaleras, en el departamento de Colón. Las comunidades organizadas en el Comité Municipal de Defensa de los Bienes Comunes y Públicos denuncian los daños ambientales provocados en los ríos Guapinol y San Pedro, acarreando desplazamiento forzado, procesos de criminalización y muerte. Irma Andrea Lemus, una de sus líderes más visibles, fue desplazada y por poco secuestrada.

 

10. El avance violento de la palma de aceite en comunidades de Perú

Santa Clara de Uchunya Perú Palma

Efer Silvano Soria (34), actual jefe de la comunidad Santa Clara de Uchunya relata que vive constantemente con inseguridad por las amenazas que ha recibido contra su vida. Foto Iván Flores.

 

Líderes indígenas shipibo relataron cómo es vivir bajo la amenaza de ataques de presuntos traficantes de tierras que continúan ingresando a sus territorios y, en agosto de este año, sorprendieron a un grupo cuando talaba árboles de propiedad de la comunidad. La comunidad nativa Santa Clara de Uchunya ha denunciado que estas invasiones se han agravado producto del avance de la palma aceitera en el distrito de Nueva Requena, en el departamento de Ucayali.

 

11. Enfrentar a la minería ilegal en las selvas de Venezuela

Juvencio Gómez está fuera de su comunidad desde hace más de ocho meses. No sabe cuándo podrá volver. Foto: Glorimar Fernández.

Uno de los líderes de la etnia indígena pemón, Juvencio Gómez, lleva más de diez meses lejos de su casa. Huyó no solo del peligro que representan los mineros para la comunidad y el parque nacional Canaima, sino de la criminalización de la cual es víctima. Detrás de él está el aparato gubernamental que lo culpa de un alzamiento militar en el que no participó.

 

12. Encarcelado por defender el territorio

Le líder mapuche Alberto Curamil, quien lideró protestas contra hidroeléctricas, se encuentra ahora mismo en una prisión en Temuco, una ciudad al sur de Chile, acusado de robo con porte de armas. Foto: Leonardo Toro Hernández.

El líder mapuche Alberto Curamil, quien lideró protestas contra hidroeléctricas, se encuentra ahora mismo en una prisión en Temuco, una ciudad al sur de Chile, acusado de robo con porte de armas. Foto: Leonardo Toro Hernández.

 

La Alianza Territorial Mapuche (ATM), liderada por Alberto Curamil, ha organizado varias movilizaciones para “reivindicar los territorios ancestrales” y se ha adjudicado ataques incendiarios a maquinaria privada de empresas forestales. El líder acusa a la expansión de la industria forestal que, en Chile, ocupa más de tres millones de hectáreas con pinos y eucaliptos, especies exóticas para la producción de celulosa que, según estudios científicos, han disminuido la disponibilidad de agua en los territorios.

 

 

 

 

 

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades