Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
GUASAVE
Desalojan con la fuerza pública a Erik y doña 'Güera', en Guasave
Durante el desalojo hubo jaloneos y la detención de cuatro personas que fueron esposadas, y más tarde soltadas ahí mismo
Reyes Iván Camacho
15/05/2018 | 10:27 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

GUASAVE.- Con el uso de la fuerza pública esta mañana fueron desalojados doña Sofía Cárdenas, de 83 años, y su hijo Érick, quien tiene síndrome Down, de la casa donde han vivido los últimos 47 años.

Durante el desalojo hubo jaloneos y la detención de cuatro personas que fueron esposadas, y más tarde soltadas ahí mismo.

Fueron más de 30 policías los que participaron en el desalojo, en apoyo a un actuario del Juzgado Quinto de Distrito, quien llegó con la orden firmada por una jueza para ejecutar la acción judicial.

Cuando los agentes preventivos llegaron se toparon con una valla humana enfrente de la puerta de la humilde vivienda y luego de que fracasara el diálogo para que los dejaran ingresar a cumplimentar la orden hicieron uso de la fuerza para entrar, dando inicio con los jaloneos.

En la acción cuatro jóvenes que se oponían a que los policías ingresaran fueron detenidos y esposados, pudiendo después entrar los policías y el actuario para empezar a sacar las pertenencias de Érick y doña “Güerita”, las cuales fueron puestas en medio de la calle Norzagaray, donde permanecerán vecinos, amigos y familiares en protesta.

Mientras, amigos y familiares le ayudaban a sacar sus pertenencias, la señora Sofía dijo que estaba indignada porque no tuvieron respeto ni por su hijo ni por ella.

“Tengo que recoger mis cositas y a ver qué, a ver qué vamos a hacer, pero con qué agresividad entraron. Dios los cuide, Dios es justo”, dijo la adulta mayor.

Mientras en el exterior de la vivienda, el director de Seguridad Pública, Miguel Ángel Martínez Catana, fue encarado por una mujer molesta que señaló la agresión de los elementos policiacos.

“Se les pedía de favor que nos dieran la oportunidad de poder accesar y se opusieron, pero en ningún momento los golpearon”, dijo el jefe policiaco.

Sin embargo, a su alrededor varias mujeres empezaron a gritar a coro ¡Por qué golpeó a la gente!.

“Yo a ustedes los entiendo, tienen coraje y su coraje los está llevando a decir muchas cosas que realmente no fueron así, porque yo aquí he estado presente. Les pedí de favor que nos dieran la oportunidad de accesar, más nunca los jalonearon, nunca les pegaron, yo estuve ahí”, contestó Martínez Catana.

Cuando terminaron de sacar todas las pertenencias a la calle, los vecinos se quedaron acompañando a doña “Güera” y a Érick, quienes se oponen a irse a una casa que Cecilia Cota, quien promovió el desalojo, se comprometió a rentarles por tres meses.

EL CASO

La señora Sofía Cárdenas, de 83 años, es de oficio costurera y con su hijo Érick, quien tiene síndrome Down, ha vivido los últimos 47 años en una pequeña casa ubicada por la calle Norzagaray, entre Álvaro Obregón y Teófilo Noris, propiedad de Sebastián Cota Paredes, quien la habría ganado en un juego de azar.

Don “Tian”, como le decían, le regaló la casa a doña “Güera” e inició los trámites ante un notario público, pero antes de que concluyera el papeleo murió y no se concretó su voluntad.

Fue hasta hace cuatro años cuando Cecilia Cota, hija de don “Tian”, inició un juicio reclamando la propiedad de la casa y al final una jueza le dio la razón, por lo que giró la orden de desalojo que ya se había tratado de cumplimentar hace un mes, pero que los vecinos impidieron que se ejecutara.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades