Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
GASTO PÚBLICO
El derroche de Quirino: prefiere remodelar estadios a pagar medicinas
El Gobierno de Sinaloa debe 600 millones de pesos a una distribuidora de medicamentos, pero la administración actual opta por invertir en obras deportivas concesionadas
Ernesto Gutiérrez / Marcos Vizcarra
14/05/2018
Marcar como favorita
Foto: Juvencio Villanueva

Gobierno del Estado tiene un requerimiento judicial: debe pagar a la empresa Dimesa, distribuidora internacional de medicamentos, 600 millones de pesos, sin embargo, esa no es la prioridad, sino remodelar y construir estadios concesionados.

“En este momento estamos en negociaciones con la deuda más importante, que ya a través de un requerimiento judicial llega a 600 millones de pesos con el principal proveedor (de medicinas) y con algunos otros proveedores”, indicó Alfredo Román Messina, Secretario de Salud.

“Se está cotejando esa deuda, se está conciliando, y bueno, las deudas de Gobierno se pagan y corresponderá al Secretario de Administración y Finanzas decidir cuándo y cómo se pagan, pero lo que le puedo decir es que ya estamos en negociaciones, que esa deuda se va a eliminar”.

De acuerdo con Román Messina, la deuda de la Secretaría de Salud por los pasivos sin pago asciende a mil 600 millones de pesos, pero 600 millones son con una sola empresa que surte medicamentos al Estado.

Pero esa no es la prioridad de Gobierno del Estado, sino la remodelación y construcción de estadios de futbol y beisbol en Los Mochis, Culiacán y Mazatlán, pues sólo en un año se ha hecho un gasto por 957 millones 673 mil 892 pesos.

Ese gasto equivale a casi dos terceras partes de la deuda de Salud.

Noroeste consultó los contratos que están publicados en el portal www.compranet.sinaloa.gob.mx, donde se puede observar cómo el Gobierno de Sinaloa ha hecho el gasto en esas instalaciones deportivas, las cuales no están contempladas en el Plan Estatal de Desarrollo (PED).

Ordaz Coppel inició su administración lamentando el nivel de deuda pública deriva de pasivos heredados por la administración de Mario López Valdez, prometiendo que se realizaría un proyecto de austeridad, con la premisa de que se tendría que solicitar recursos extraordinarios para cumplir con pagos.

"Las finanzas están muy comprometidas, están complicadas, está difícil, está apretado, y bueno, pues en ese sentido, como lo anuncié y lo prometí, quedó claro en el informe, que es lo que la ciudadanía quería ver, y es lo que yo hice, precisamente es dar a conocer el estado en el que recibimos la administración", recalcó Ordaz Coppel el 23 de febrero de 2017.

"Hemos hecho todo también para tocar la puerta del Gobierno de la República, gestionando recursos federales, gracias a los anticipos que hemos recibido, de participaciones federales, estamos cumpliendo con lo más importante, que es el salario, el gasto operativo, y mira... seguimos pagando aguinaldos".

Meses más tarde, cuando Ordaz Coppel presentó el PED, criticó que la infraestructura deportiva suficiente para el deporte sinaloense, y que lo más importante esté en manos de particulares a través de concesiones.

“En muchos casos, (las infraestructuras deportivas) son administradas por particulares limitando el acceso al público, además de la falta de un esquema, normas o instrucciones en torno a la planificación, creación y operación de instalaciones deportivas”, dice a la letra el Plan Estatal de Desarrollo Sinaloa 2017-2021.

Tiempo después anunció la remodelación y construcción de estadios en Los Mochis, Culiacán y Mazatlán.

Mientras tanto, el pasivo de deuda sigue creciendo y ahora, en dependencias como la Secretaría de Salud, ya enfrentan requerimientos judiciales de pago.

 

 

¿Cuál es el gasto en remodelar estadios?

Modernización del Estadio de Beisbol Teodoro Mariscal

Se ha gastado 247 millones 329 mil 253.16 pesos en cuatro etapas, todas construidas por la empresa Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente S.A. de C.V.

Además, ya se lanzó una quinta licitación pública.

 

 

Construcción del Estadio de Futbol de Mazatlán

Se lanzó una licitación pública que ganó la empresa Meprosa Construcciones S.A. de C.V., con una propuesta económica por 459 millones 633 mil 296 pesos

 

 

Modernización del Estadio Emilio Ibarra Almada

Se ha gastado 193 millones 347 mil 916.08 en dos etapas, todas construidas por la empresa Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente S.A. de C.V.

 

 

Modernización del Estadio de Futbol Profesional en Culiacán -Estadio Banorte-

Se ha gastado 57 millones 453 mil 426.28 pesos en una etapa, la cual se construye por las empresas Proseco Construcciones S.A. de C.V. y Puente Negro Construcciones S.A. de C.V.

 

 

GASTO TOTAL DE LAS OBRAS

957 millones 673 mil 892 pesos

 

¿Cuál es la deuda en la Secretaría de Salud?

- Mil 600 millones de pesos es el pasivo de deuda en la Secretaría de Salud

- 600 millones de pesos es el requerimiento judicial de pago que exige la empresa Dimesa, distribuidora internacional de medicamentos.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades