Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Mazatlán
El Octavo Día: ‘La peste’, una novela de Albert Camus
Columna semanal
Juan José Rodríguez
23/03/2020
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

De seguro usted está harto ya del tema del momento, pero ¿de qué otra cosa podemos hablar? ¿De qué otra asunto ponernos a leer?

Como uno no es médico y he visto que la novela de Albert Camus llamada La peste está siendo leída por muchos, procedo a dar mi opinión personal.

Leer un libro como ese para los mazatlecos tiene más ecos que en otras poblaciones. Nos hemos educado en la cultura de la prevención del dengue y el paludismo, aunque no acatemos sus reglas de prevención como debemos.

La epidemia de la peste más reciente y fuerte fue la de 1905, que combatió el doctor Martiniano Carvajal y la de Ángela Peralta, en el 1883, las cuales están muy presentes en el imaginario colectivo, a pesar de que ya no hay testigos directos de los hechos.

La Ciudad de México fue arrasada por la epidemia de gripe durante la Revolución, que mató más gente que la Revolución misma, pero allá está olvidada y solamente es una especie de personaje en la novela Santa, de Federico Gamboa. ¿Curioso, no?

La historia de Camus acontece en la ciudad norafricana de Orán, colonia francesa con vasta influencia española, hoy parte de Argelia.

En estos momentos, en la república de las letras mundial y la agenda de la queja permanente corre un drama porque el también Premio Nobel Mario Vargas Llosa declaró que es un trabajo menor y ya se le han ido encima todos sus enemigos y no lectores.

Mi comentario tratará de ser lo más justo.

La verdad La peste, de Albert Camus, es un texto bastante distinto al resto de la obra del galardonado premio Nobel y pensador del existencialismo.

No tiene la contundencia de El extranjero -su texto más influyente-, ni el nihilismo o importamadrismo humano que hoy es moneda corriente en las redes sociales y en aquel momento escandalizó a muchos.

La peste tiene más de crónica que novela y hay debate aún si es una parábola del nazismo en Francia o simplemente una nostalgia de su infancia en Orán, con su abuela española que no lo dejaba jugar futbol para que no se gastara los zapatos, salvo en la posición de portero.

Hoy están todos linchando a Vargas Llosa por ese comentario que hizo sobre La peste, pero coincido con el Marqués de Miraflores, que es un texto muy diferente y un poco menor a las otras obras maestras de Camus... y de paso me pregunto por qué le exigimos siempre a un autor que haga solo obras maestras.

La novela El extranjero, de Camus, es un texto similar a Pedro Páramo, por su contundencia artística y de mensaje directo. Un clásico, sobre todo si usted era ateo o sangrón con la sociedad en los 50 y no sabía cómo serlo.

Sin demérito a la obra, vale la pena señalar que si Camus ganó el Premio Nobel tan joven, fue más que nada por sus artículos en contra de la pena de muerte, publicados en la revista Combat y que fueron muy iluminantes, durante la Segunda Guerra Mundial, y las ejecuciones posteriores en Nuremberg, que él no pudo prever.

Hay mejores textos sobre epidemias como el libro de Daniel Defoe, una reconocida influencia de García Márquez en El amor en los tiempos del cólera.

Pero a cada autor su obra y su momento.

Me extraña -y no me extraña- de Vargas Llosa, ese comentario, ya que Camus es una de sus influencias: no pudo hacer La ciudad y los perros sin la barbarie y soledad existencial de personaje de El extranjero.

Traté de leer La peste o busqué en YouTube una versión que hay disponible en audiolibro gratuita, por si desea escucharla, mientras hace un pendiente, aunque está en drástico acento español.

Vale la pena para darnos cuenta de que, a pesar de la incertidumbre y molestias actuales, aún somos muy afortunados.

Guárdese en casa y póngase a leer libros de calidad o ver buen cine, que hoy más que nunca están al alcance de todos a muy buen o casi inexistente precio.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades