Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
ELECCIONES 2018
ELECCIONES 2018: Luis Guillermo Benítez Torres hace química con AMLO
El Químico Benítez buscará la Alcaldía de Mazatlán mientras busca hacer Presidente a López Obrador
Ariel Noriega
30/05/2018
Compartida 444 veces
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

La primera vez que vio a Andrés Manuel López Obrador ni siquiera pensó que su vida terminaría ligada a él para siempre, era 1998, AMLO visitaba Sinaloa como Presidente del PRD y él era simplemente “El Químico” Benítez.

Lo vio y comenzó a seguirlo en los medios hasta que escuchó la idea que lo convertiría en un “lopezobradorista” para el resto de su vida: el tabasqueño quería transformar a un país entero.

Yo voy a seguir en la política hasta que Andrés Manuel se retire, soy lopezobradorista, y como a él, no me importan los cargos, sólo queremos transformar este país”, explica Luis Guillermo Benítez Torres.

Al principio, “El Químico” Benítez no encajaba de manera natural en el PRD, finalmente era un empresario que jamás había sido socialista ni comunista ni hombre de izquierdas, pero Andrés Manuel lo convenció de iniciar una carrera política que hoy lo ha convertido en candidato de Morena a la Presidencia Municipal de Mazatlán.

Desde ese 1998 hasta hoy ha pasado una larga carrera política de Benítez Torres, siempre paralela a la de AMLO, desde las derrotas electorales, el desafuero, marchas y protestas hasta hoy, cuando el líder de Morena podría arrastrar al éxito a un químico que todavía sueña con cambiar a México.

 

 

Aquel Mazatlán

Luis Guillermo Benitez Torres nació en la calle Libertad, en el corazón del Centro Histórico de Mazatlán, era un 4 de enero de 1951 de aquel puerto que terminaba en el Seguro viejo y que un niño podía caminar con total seguridad.

El aeropuerto estaba ubicado cerca de lo que ahora es la UAS, y a donde se iba de paseo a ver despegar los aviones. en lugar de televisión, los mazatlecos escuchaban la radio y todos se conocían.

Su infancia fue feliz hasta los 10 años cuando un suceso inesperado lo convertiría en adulto de golpe, su padre muere en un accidente automovilístico, dejando a su madre con cuatro hijos que sacar adelante.

“Nunca voy a olvidar esos momentos, ver a mi madre caminar alrededor de un árbol, completamente trastornada por el dolor”, recuerda.

Pero su madre se recuperó y les mostró con el ejemplo que se puede salir adelante en cualquier circunstancia.

Su padre había dejado una pequeña escuela de contadores, así que su mamá se puso a estudiar y consiguió graduarse como contadora, para seguir adelante con la escuela que hoy es el Colegio Sinaloense.

Luis Guillermo crece y debe decidir su futuro. Elige irse a estudiar la preparatoria en Guadalajara para entrar después a una universidad que no representara un costo para su madre, así es como consigue entrar a la Universidad de Guadalajara.

Ahí escoge la carrera que va a determinar su vida y la forma en la que lo va a conocer Mazatlán para el resto de su vida: químico farmacobiólogo.

 

Su primera lucha

Con apenas 21 años y un título bajo el brazo, Luis Guillermo regresó a Mazatlán y comenzó a cubrir suplencias en el IMSS y a ayudar a un tío que tenía un laboratorio químico.

Su tío lo aceptó como ayudante, pero después de unos meses le aconsejó abrir su propio laboratorio y le ayudó a construirlo.

Ilusionado, Luis Guillermo consiguió un crédito refaccionario para comprar su primer microscopio con ayuda de su madre, rentó un local y comenzó la historia de “El Químico” Benítez.

Pero no fue fácil, lo primero que descubrió al abrir su laboratorio es que los químicos tenían que pagar una “mochada” a los médicos para que le enviaran clientes, algo que le pareció injusto y que encarecía el servicio.

“Ahí iniciamos una lucha, mi tío, yo y otros químicos de Mazatlán, nos pusimos de acuerdo y dijimos: ‘esto se acabó’”.

Su lucha llegaría mucho más allá del puerto, años después y ya convertido en el presidente de propietarios de laboratorios químicos se crea la primera norma nacional que va a regular a los laboratorios de todo el País y va a prohibir la famosa “mochada”.

 

La política

Después de una vida en el laboratorio químico, uno de sus cuatro hijos, Ezio, se recibe como químico y se encarga del negocio, lo que le permitiría dedicar tiempo a la política.

El primero que lo invita a la política fue Gerardo Rosete Ramírez, en ese entonces candidato del PRD a la Alcaldía de Mazatlán.

En esa participación en política, “El Químico” Benitez conoció a López Obrador y lo seguiría a través del PRD y después durante la fundación de Morena.

A “El Químico” le gusta aclarar que nunca fue militante de ningún partido antes de Morena, simpatizó con el PRD y el PT, pero fue hasta la fundación del Movimiento de Regeneración Nacional cuando se convierte en militante, incluso fue el primer presidente de Morena en Sinaloa.

Se dice fácil, sobre todo ahora que políticos de todos los colores abandonan sus antiguos partidos para sumarse al proyecto de Morena, pero en realidad contar la historia de “El Químico” apoyando a AMLO es una historia repleta de derrotas.

“En los peores momentos yo estuve con Andrés Manuel”. No hay mejor manera de explicarlo.

Benítez Torres las perdió todas, como candidato a diputado, como candidato a Alcalde, mientras su líder perdía la primera candidatura a la Presidencia en 2006 y luego la segunda en 2012.

La amistad entre los dos no se forjó en los restaurantes ni en fiestas de políticos, “El Químico” Benítez acompañó a López Obrador durante la guerra desatada contra él por Vicente Fox, llamado “el desafuero”, allá en el 2005.

Caminó junto a él durante las protestas por el petróleo durante la Presidencia de Felipe Calderón, lo consoló después de cada derrota electoral, se sentó cerca de él en aquel plantón de meses en el Paseo Reforma y todo con sus propios recursos.

 

La hora de la verdad

Ahora que López Obrador encabeza todas las encuestas para elegir al próximo Presidente de México, nadie puede cuestionar la presencia de “El Químico” Benítez en Morena.

No es ingenuo y sabe que la oportunidad de convertirse en Alcalde de Mazatlán no es fácil, compite contra dos pesos pesados del PRI y el PAN: Fernando Pucheta y Alejandro Higuera Osuna.

Pero la certeza que sí tiene es que el jalón que le darán los votos de López Obrador le dan una oportunidad.

“El Químico” calcula que AMLO conseguirá entre 60 mil y 80 mil votos en el puerto. Sabe que no todos se sumarán automáticamente a su cuenta, pero muchos lo apoyarán y él está listo para intentar dar la sorpresa.

 

PERFIL

Luis Guillermo Benítez Torres

2005

Se inscribe en las llamadas Redes ciudadanas, que agrupaban a simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador sin partido político

2005

Es candidato a diputado por el PT

2006

Coordina las Redes Ciudadanas en Sinaloa

2016

Funda Morena en Sinaloa y se convierte en su primer presidente en el estado

2016

Candidato a la Alcaldía de Mazatlán por Morena

2018

Candidato a la Alcaldía de Mazatlán por Morena

 

 

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades