Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Posicionamiento
¿En qué momento perdió la brújula el Presidente?
Sigue López Obrador ‘dando garrotazos al avispero’ a lo tonto, tal como lo hicieron sus antecesores, advierte organismo
Noroeste / Redacción
21/10/2019
Marcar como favorita
Foto: Alejandro Escobar

Ante los hechos de violencia suscitados el jueves 17 en la capital sinaloense el organismo Semáforo Delictivo exigió un ¡ya basta! ante los hechos delictivos que aterrorizan y mantienen en vilo a los ciudadanos.

Mediante un comunicado en redes sociales, además el organismo lanzó una severa crítica al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ante el operativo fallido que derivó en un infierno en la capital sinaloense.

Semáforo Delictivo pondera la labor que se había hecho en Sinaloa para lograr bajar los índices delictivos a la entidad, por lo que lo que pasó el jueves da al traste con estos avances.

Noroeste retoma el texto el cual ponemos íntegro: “Culiacán: Garrotazo al avispero a lo tonto. “No hay duda que el operativo fue mal planeado y peor ejecutado. Fue un fracaso estratégico y táctico.

“Innecesariamente se puso en riesgo a la población civil en aras de un objetivo que sabemos que nada resuelve: capturar a un capo y extraditarlo para satisfacer las necesidades mediáticas de la DEA o una campaña política en un país vecino.

“El operativo es justamente lo que el Presidente tanto ha criticado: “Darle garrotazos al avispero a lo tonto”. “Ante el fracaso, lo mejor fue abortarlo. Sin duda.

Todo indicaba que continuarlo derivaría en un baño de sangre. “¿Cuál es la intención de darle garrotazos al avispero? “¿En qué momento perdió la brújula el Presidente? “¿Por qué no ha hecho lo que prometió en campaña y en su Plan de Paz y de Seguridad, que es la regulación de drogas como primer paso para la paz del país, para quitarle el negocio a las mafias, para reducir los daños? “¿Por qué insiste en hacerle la guerra a un mercado tal como lo hizo Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto? ¿Por qué insiste en crear más violencia y corrupción a cambio de nada?

“Ese es la raíz del problema. Así lo entendió él y así lo propuso, pero no ha hecho nada al respecto. No se ha discutido ninguna iniciativa de ley para regular las drogas en México, algo que pudo hacerse desde septiembre del 2018.

“Sinaloa no era un caos. Gracias a la participación ciudadana y la labor de autoridades estatales y municipales había logrado bajar los índices delictivos de manera contundente. Estaba a punto de convertirse en una historia de éxito.

El Gobernador de Sinaloa contaba con una de las mayores aprobaciones en el país. “El operativo de capturar a un capo, aun cuando hubiera sido exitoso, echa por tierra toda la labor emprendida por Sinaloa. Así nomás, de golpe.

¿Fue acaso un capricho de la DEA o del propio Presidente? “¿Por qué seguir utilizando al Ejército en una guerra perdida y absurda que no logra nada? ¿Por qué arriesgar la imagen de la Guardia Nacional y del Ejército en un operativo riesgoso e infructuoso de origen? “¿Cómo se están tomando decisiones en el equipo del Presidente? ¿Escucha a los expertos o todos le rinden pleitesía por temor a contradecirlo? ¿Se ha rendido ante Washington y ahora ante las mafias? “La mayoría de los mexicanos votaron por la intención de paz para México y estuvieron de acuerdo en terminar la guerra, pero aunque el Presidente ha dicho que la guerra ha terminado, la guerra por el control del mercado de drogas continúa y continuará mientras no se regulen las drogas; los eventos de esta semana en Michoacán, Guerrero y Sinaloa, así lo confirman.

“Desde es Semáforo Delictivo hemos exigido la regulación de drogas como primer paso para la paz desde hace muchos años. “No hay otra alternativa, esa es el primer paso para debilitar a las mafias, erradicar los incentivos a la violencia extrema, cuidar a los jóvenes, fortalecer a los cuerpos de seguridad y apostare al Estado de Derecho. “El AMLO de 2018 tenía razón.

El de 2019, no la tiene, no ha cumplido su promesa y desafortunadamente le sigue dando garrotazos al avispero a lo tonto, tal como lo hicieron sus antecesores. “En su momento, apoyamos este punto planteado en el Plan de Paz y de Seguridad. Exigimos su cumplimiento.

“Sinaloa no era un caos. Gracias a la participación ciudadana y la labor de autoridades estatales y municipales había logrado bajar los índices delictivos de manera contundente. Estaba a punto de convertirse en una historia de éxito. El Gobernador de Sinaloa contaba con una de las mayores aprobaciones en el país”.

Semáforo Delictivo Comunicado

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
RODOLFO FARBER
El primer paso para enmendar algo torcido (origen náhuatl de la palabra Culiacán) es reconocer los errores y omisiones cometidas. Los culiacanenses son responsables de haber dejado crecer el cáncer del narcotráfico en su ciudad. Como dicen por allí, haiga sido como haiga sido, permitieron que creciera. Por lo tanto, tienen la responsabilidad y el compromiso de terminarlo. Tienen que empezar por enderezar sus valores en forma colectiva; con todo respeto, no basta nada más oremos por Culiacán.
Recomendamos para ti

Oportunidades