Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Ford cierra en Chilpancingo por la inseguridad; agencia pagaba 20 mil pesos por el derecho de piso
No es la única empresa que ha cerrado sus oficinas en Chilpancingo, Guerrero. En julio pasado, PepsiCo suspendió sus actividades en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato, en la zona de Tierra Caliente del estado de Guerrero
Sinembargo.MX
10/11/2018 | 3:29 PM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

CIUDAD DE MÉXICO (SinEmbargo).– La distribuidora de autos Ford suspendió de manera definitiva sus operaciones en la ciudad de Chilpancingo, Guerrero, debido a la inseguridad que se vive en la zona y al cobro de derecho de piso por parte de grupos del crimen organizado.

“Sabemos que a los concesionarios les estaban cobrando 20 mil pesos mensuales, pero después la delincuencia les aumentó la cuota y prefirieron cerrar e irse de Chilpancingo”, dijo Pioquinto Damián Huato, dirigente local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en entrevista con Reforma.

Las oficinas de Ford, ubicadas sobre la lateral norte sur del bulevar Vicente Guerrero, frente a la Autopista del Sol, ya fueron desmanteladas.

Damián Huato indicó que debido a la situación de inseguridad que se vive en Chilpancingo muchos empresarios importantes han decidido cerrar sus negocios.

Ford no es la única empresa que ha cerrado sus oficinas en Chilpancingo. En julio pasado, la empresa refresquera PepsiCo cerró sus actividades en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato, en la zona de Tierra Caliente del estado de Guerrero; fue dos meses y medio después de que la empresa refresquera Coca Cola-FEMSA cerrara sus operaciones por el asedio y extorsión de grupos del crimen organizado.

La empresa multinacional estadounidense liquidó en Toluca, Estado de México, al menos a 70 empleados y dio por terminadas sus operaciones en la región de Tierra Caliente.

El cierre de la empresa se dio por la presión de grupos delictivos que, desde el 29 de mayo pasado, pedían con mayor insistencia el pago de derecho de piso a los encargados de la refresquera.

De acuerdo con el Instituto para la Economía y la Paz (IEP, por sus siglas en inglés), la violencia en México costó 4.72 billones de pesos durante el año pasado, monto que equivale al 21 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Incluso, el impacto económico que tuvo la violencia el año pasado es 16 veces mayor al costo del Nuevo Aeropuerto de Texcoco.

Por su parte, un sondeo elaborado por la American Chamber (AmCham) México, expone que la inseguridad hizo que 59 grandes empresas instaladas en México suspendieran sus operaciones en los últimos dos años, esta cantidad de firmas equivale al 14.2 por ciento de las empresas que participaron en el sondeo, donde destacan los casos de Tamaulipas, Guerrero y Michoacán.

El sondeo tomó en cuenta a 420 directivos de empresas que informaron que el número de corporativos que destina más del cinco por ciento de su presupuesto anual de operación en seguridad pasó de 16 por ciento, en 2016, a 38 por ciento; es decir, aumentó más del doble, y el 71 por ciento de los empresarios encuestados perciben un aumento en el crimen organizado, además de que califican el actuar de las autoridades como deficiente.

NO PREVÉN MEJORAS CON AMLO

Pese a que a la violencia es uno de los temas que ha inhibido y frenado en términos reales la inversión en México, actualmente la iniciativa privada está ocupada en que López Obrador reconsidere continuar con el nuevo aeropuerto que se construye en Texcoco.

La mayoría de los empresarios consultados por la AmCham revelaron que no prevé que las condiciones de seguridad mejoren con el cambio de Gobierno, sin embargo, el 2.6 por ciento planea suspender sus inversiones y operaciones en los próximos años.

“Estamos viendo una oportunidad para poner el diálogo en la mesa, para poder alinear las estrategias de seguridad con el próximo Gobierno”, Marcelo Hernández, presidente del Comité de Seguridad de la American Chamber (AmCham) México.

Hernández destacó que a pesar que la gran mayoría de las empresas pretende continuar con las inversiones en el país, su capacidad para operar se ha visto afectada, sobre todo en aquellas zonas más inseguras de la República, como Tamaulipas, Estado de México, Ciudad de México, Michoacán y Guerrero.

Dijo que es preocupante que el Estado de Derecho, pilar para el crecimiento económico, no exista como tal, porque las empresas perciben que no cuentan con apoyo suficiente de las autoridades para atender las amenazas y vulneraciones a su seguridad, por lo que esperan que el próximo Gobierno tome cartas en el asunto.

VIOLENCIA A LA ALZA

Al Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto le queda menos de un mes para culminar sus funciones y la ola de violencia sigue a la alza. Sólo durante los primeros nueve meses de este año se registraron 24 mil 769 asesinatos en México, cifra es superior a los 20 mil 833 reportados hasta el mismo periodo de 2017.

De acuerdo con los datos publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en septiembre pasado se registraron dos mil 894 homicidios dolosos en el territorio mexicano, 30 más que los contabilizados el mes anterior. El Secretariado, que difunde datos de la incidencia delictiva de México desde 1997, arrojó que la cifra por este crimen pasó de dos mil 864 en agosto a dos mil 894 en septiembre.

Las entidades que reportaron más víctimas de asesinatos intencionales fueron Guanajuato con 334, Baja California con 266, Estado de México con 225, Jalisco con 223, Guerrero con 199, Michoacán con 166, Chihuahua con 150, Sonora 114, Ciudad de México con 110 y Puebla con 100.

Mientras que en agosto, el mes previo, agosto, los estados con más homicidios dolosos fueron de nuevo Guanajuato como el más violento con 300, Baja California con 274, Chihuahua con 264, Jalisco con 224, el Estado de México con 212, Guerrero con 185, Michoacán con 138, Puebla con 113, y la Ciudad de México con 106.

Por otra parte, los datos señalaron que hubo un total de 625 feminicidios de enero a septiembre, 71 de ellos se cometieron el mes pasado, principalmente en Nuevo León, entidad que registró 15 víctimas; seguido de Guerrero con siete; Estado de México con seis; Michoacán y Veracruz con cinco cada uno; Ciudad de México, Oaxaca, Puebla y Sonora con cuatro casos en cada uno.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades