Frases que Dañan - Noroeste
Periódico Noroeste
24 de Junio de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  26º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
CRIANZA
Frases que Dañan
Estas 5 frases no debes decirlas nunca a tus hijos
Noroeste Redación
19/02/2018 | 5:07 PM
Marcar como favorita

Hay ocasiones, como saben muchos padres, en los que es mejor contar hasta 10, e incluso hasta cien, antes de decir algo de lo que luego te puedas arrepentir.

Ser padre no es una tarea sencilla, y es evidente que en ciertos momentos se pueden llegar a perder los nervios y soltar algunas frases que es mejor desterrar. He aquí 5 ejemplos de frases que es mejor no decir a los niños si queremos que crezcan más seguros.

Ser padres puede ser complicado y que exige un constante aprendizaje. Como ayuda extra, estas son las cinco frases que conviene evitar decir a los hijos y los motivos para eliminarlas de las conversaciones con los niños.

* Con información de ellahoy.es/mama

 

‘Estoy harta/o de ti’

La exasperación y el enfado, sobre todo cuando el niño está en un edad en la que empieza a protestar o se niega a escuchar lo que no le gusta, pueden llegar a soltar una frase que, al recuperar la calma, nos damos cuenta de que ha sido de todo menos afortunada. Aunque es una frase producto de los nervios y el enfado del momento, es posible que el niño confunda su significado y no la ciña al momento de la discusión. Puede dar lugar a que se sientan inseguros o tengan sentimiento de culpabilidad.

‘Siempre tienes razón’

No es bueno para su educación y desarrollo darle siempre la razón, y mucho menos cuando no la tienen. Si se ha peleado con algún compañero o ha tenido una mala calificación, no se puede responsabilizar a los compañeros o al profesor. El exceso de veneración hacia los hijos puede hacernos confundir los problemas y, por tanto, las soluciones. Si sus notas son malas, quizá sea que no estudia lo suficiente o que necesita ayuda extra. Y si pega con otros compañeros, hay que descubrir la raíz del problema hablando con el niño, antes de que se convierta en un adolescente irresponsable.

‘No tengas miedo’

El miedo es natural y también hay que saber convivir con él y entenderlo. Así, aunque con esta frase se busca infundir ánimo, en el caso de los más pequeños puede que no comprendan su significado y esto les haga confundir los riesgos o implicaciones en otras situaciones. El miedo, al igual que la tristeza o a alegría, son emociones que no hay motivo para ocultar. Y el miedo también es un mecanismo de sobrevivencia que se activa ante una situación de peligro.

‘Mira tu hermano/a como sí lo hace bien’

Las comparaciones son odiosas, y a más a edades tan tempranas que, además, puede hacer que afloren sentimientos como inseguridad o complejo de inferioridad. Las comparaciones entre hermanos puede hacer que uno se sienta menos querido o protegido y que los celos sean un problema. Cada niño tiene sus capacidades y habilidades, una personalidad única que vale tanto como cualquier otra.

‘Eres es el más guapo y el más bueno’

La exageración no es buena si se convierte en habitual. Los halagos continuos pueden resultar perjudiciales para su educación y crecimiento, especialmente en el momento en que los padres tengan que decirlo no a algo. De hecho, podría dar lugar a una personalidad excesivamente arrogante y tener actitudes que alejen a sus iguales.

    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Notificaciones
    Entérate antes que nadie
    Recibe notificaciones en tu navegador
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..