Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Fue un caos, dicen profesores sobre el primer día de clases por televisión en el país
Horarios equivocados, familias que no encontraron los canales o que no cuentan con internet permeó el primer día de Aprende en Casa 2
Animal Político
25/08/2020 | 08:23 AM
Marcar como favorita
Foto: Animal Político

MÉXICO._ La primera jornada de lecciones a distancia estuvo marcada por horarios equivocados, familias que no encontraron los canales o que no cuentan con acceso a la tecnología y profesores que trataron de resolver todas las dudas y problemas

“Fue un caos total, “algo caótico”, “mucha incertidumbre”, “los padres reportan que los contenidos no les gustaron a los niños”, son las primeras frases que dicen maestros y maestras de primaria y secundaria cuando se les pregunta cómo vivieron ellos el primer día de clases por televisión de este nuevo ciclo escolar.

La mayoría trató de tener todo organizado y bajo control. Desde la semana pasada creyeron que ya los padres, al menos los que habían logrado contactar, tenían la información necesaria para encontrar las clases y los canales, así que prepararon mensajes de bienvenida que enviaron a sus alumnos por correo o por WhatsApp y se dispusieron a arrancar el ciclo, pero entonces vino eso, el caos.

La profesora Jenny, quien pide que solo se le identifique así, cayó en cuenta desde temprano, al seguir las clases de sus hijos, que sus alumnos de sexto de primaria no debían ver los contenidos asignados para ese grado, programados para pasar a la 1 de la tarde, sino los de quinto.

Como estas tres semanas son de repaso, la profesora, quien trabaja en una escuela primaria en Iztapalapa en la Ciudad de México, explica que si sus alumnos seguían la programación de sexto, en realidad no sería un repaso del curso anterior.

“Yo organicé una junta para las 10 de la mañana y para esa hora ya se nos habían pasado los contenidos de quinto, así que les dije a los padres que podían ver la repetición, aunque ya es muy noche para los niños porque es de 9:30 pm hasta la media noche. Pero ya después una mamá nos envió la aplicación para bajar en el celular Aprende en Casa 1 y ya van a buscar ahí lo de quinto”.

Alejandra Ikeda, profesora de cuarto de primaria en León, Guanajuato, dice que en su caso el problema del lunes fue que los horarios que difundió la Secretaría de Educación Pública federal para ese grado aplicaban solo para CDMX.

“Los padres y los alumnos creyeron que les tocaban las clases por televisión de 9:30 de la mañana a 12 de día, pero eso era solo para el centro. En Guanajuato las clases para cuarto se transmitieron de 4:30 a 7:00 de la tarde y hubo descontrol. Empezaron a mandarme mensajes en la mañana por el whats y ya les mandé el horario y el canal correcto”.

La maestra Ikeda cuenta que pese a que envió una explicación la semana pasada a los padres sobre cómo configurar la televisión para poder ver los canales donde se transmitirían las clases, también recibió desde temprano varios mensajes de las familias preguntando cómo hacerlo.

Para el profesor de primero de secundaria, en Coatzacoalcos, Veracruz, Ricardo Zamudio, lo más complejo de este ciclo a distancia es que no conoce a sus alumnos, a diferencia del curso pasado cuando las clases presenciales se suspendieron casi a mitad de año escolar y ya se conocían bien.

“Estamos de cabeza. No conozco a los alumnos, no se conocen entre ellos y están cambiando no solo de grado sino de nivel. Les va a hacer mucha falta la interacción. En cuanto volvamos a la normalidad esto debe quedar en el olvido porque es todo lo contrario de lo que debe ser una escuela, es muy impersonal”.

De los 15 alumnos que tiene en la clase de ciencia, por ejemplo, afirma que muy pocos alumnos le han enviado la evidencia de que vieron las clases por televisión.

“Me tienen que mandar al correo foto de que están haciendo la actividad que les piden ahí en la tele y solo tres me la han mandado”.

Claudia Iliana Limón, profesora de tercero de secundaria, en la materia de ciencias, en Zapopan, Jalisco, dice que en ese estado no tienen la instrucción de basarse en el Aprenden en Casa por televisión.

“Acá nos pidieron basarnos en proyectos interdisciplinarios y usar la plataforma de Google o de Microsoft para las videollamadas, las asesorías, pero no todos los alumnos cuentan con red de internet o no están tan habituados a desplazarse en las plataformas, hay una brecha digital. Yo tuve tres sesiones virtuales hoy con los grupos y a dos, los de la mañana de 8:40 y 9:30, se conectaron solo la mitad de cada grupo; en la de las 2:00 de la tarde apenas se enlazó una cuarta parte de los alumnos”.

Limón señala que los padres de familia empezaron después a comunicarse diciendo que habían tenido dificultades con el internet, que no pudieron ingresar a la plataforma, que no tienen recursos sus hijos para estar conectados, “así que vamos a ver qué hacemos en esos casos, si se les pueden citar a los cinco o seis que no tengan forma de conectarse para darles asesorías presenciales”.

Para Ade Ávila, subdirectora de una primaria de Mazatlán, Sinaloa, lo más complejo fue que apenas el viernes pasado por la tarde les mandaron las actividades que se trabajarían en las clases por televisión de la semana, así que los profesores debieron planear las actividades complementarias a vapor el fin de semana.

Además dice que apenas este lunes se reportaron con ella algunos padres de familia solicitando los teléfonos de las profesoras y profesores de sus hijos. “Y no es que nosotros no planeemos ni que no estuviéramos listos, es que ha sido caótico. Los libros de texto aún no los tenemos, que la segunda semana de septiembre llegarán a la bodega del sector y para la llegada a la escuela no tenemos fecha y luego a ver cómo los repartimos”, dice.

Los profesores y profesoras entrevistados por Animal Político coinciden en que la calidad de los contenidos y qué tan apropiados resultan para los alumnos se podrá evaluar hasta después de la tercera semana de clases a distancia. Por ahora lo único que se está transmitiendo es un repaso de los contenidos del ciclo pasado.

“En las clases de segundo grado de pronto hubo puras cápsulas de música que no fueron tan amenas. Y en realidad las clases tocan los temas de forma muy general, hay que bajarlas, hay que hacer eso cercano a los niños y niñas, pero eso pues ya nos tocará a los profesores y profesoras”, expone el profesor Óscar Martínez Vega, quien da clases en Iztapalapa, en la Ciudad de México.

Él, por ejemplo, ya abrió un canal de YouTube para subir videos, en los que se grabará dando las clases. “Ahí los alumnos me van a poder poner sus comentarios y dudas y yo les voy a dar ejemplos más cercanos, dirigiéndome a ellos hasta por sus nombres”.

Pero, dice, para evaluar los contenidos habrá que esperar al Aprende en Casa 2, aunque él igual seguirá con sus propios videos, tanto para los alumnos como para guiar a los padres sobre cómo apoyar a sus hijos en las clases a distancia.

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades