Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
TEMPORADA DE ESTIAJE
Higuera de Tachinolpa: el pueblo que se quedó sin agua
Una pequeña comunidad rural de Culiacán caza las gotas de agua que expulsa el venero de una noria para beberla y cocinarla; viven en medio de un río y pozos secos
Claudia Beltrán
25/05/2018
Marcar como favorita
Foto: Marco Ontiveros

Una señora madruga. De su cocina obtiene dos garrafones para llenarlos con agua. Con mecate en mano y balde, sale de su casa; camina hacia una noria.

Llega a la noria, con la lámpara que lleva en otra mano, alumbra hacia el interior del pozo. En lo profundo alcanza a ver que hay algo de agua. Respira. Descansa. Su caminar no fue en vano.

En la noria amarra el balde y cuando se cerciora que está bien apretado, lo avienta al pozo que tiene como 20 metros de profundidad. De lo profundo, nada se ve, todo es negro.

El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades