Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Ofrecieron 3 millones de dólares a militares para liberar a Ovidio, quien nunca estuvo detenido: Sedena
El Secretario de la Defensa Nacional señaló que cuando el comandante rechazó el soborno, lo amenazaron a él y a su familia de muerte
noroeste.com
30/10/2019 | 11:47 AM
Marcar como favorita
Foto: noroeste.com

Un miembro del Cártel de Sinaloa -no se dijo quién- intentó sobornar con tres millones de dólares a uno de los comandantes del operativo para que dejaran en libertad a Ovidio Guzmán López durante el operativo del pasado 17 de octubre, en Culiacán, pero al rechazarlos fue amenazado de muerte.

"Hubo un intento de soborno al comandante de la fuerza de intervención de tres millones de dólares, al no aceptar fue amenazado de muerte, tanto él como su familia", afirmó el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González.

Durante la relatoría de hechos que se presentó en la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el general precisó que Guzmán López nunca estuvo formalmente detenido durante el operativo del pasado 17 de octubre.

 

 

"En el área del objetivo se actuó con apego a derecho, toda vez que el personal de la Guardia Nacional y de la Secretaría de la Defensa retuvieron transitoriamente al presupuesto delincuente al salir de su domicilio. Sin embargo, nunca estuvo a disposición de alguna autoridad judicial o ministerial", dijo el titular de Sedena.

"La falta de orden de cateo se tradujo en la decisión de retirar las fuerzas sin el presunto delincuente y sin culminar obviamente el proceso de detención", abundó el general, quien resaltó que la falla el operativo se designó un equipo multidisciplinario de la Fiscalía Militar para que determine si se infringió o no la disciplina militar.

Además, Sandoval González argumentó que el operativo falló porque los delincuentes se enfocaron al ataque de instancias militares, incluso los que estaban aislados y en periodos de descanso, para que no hubiera posibilidad de que acudieran como refuerzos.

El titular de la Sedena añadió que los delincuentes ofrecieron recursos económicos a quien se uniera al combate de las Fuerzas Armadas, robo de vehículos para confundirse con la población, y amagos para atacar Sonora, Durango y Chihuahua.

"El empleo de técnicas militares, armamento automático y antiaéreo, como son el AK-47, el R-15, lanzacohetes, lanzagranadas 40 milímetros, ametralladoras y fúsiles calibre 50, que estos son antiaéreos y obviamente también en contra del blindaje, chalecos y cascos tácticos, así como placas balísticas, empleo de vehículos con blindaje de fábrica y artesanal, camionetas de redilas, volteos", fueron parte de las acciones de los delincuentes, dijo el general.

 

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades