|
"Se agudiza conflicto"

"Ahora marchan transportistas de Cosalá, tienen más de 15 días sin salario por paro minero"

"Afectados por el conflicto laboral y sus familias, los trabajadores del volante señalan que tienen más de 15 días sin salario"

COSALÁ._  Más de un centenar de transportistas, familiares y comerciantes locales, marcharon para recordar que el paro laboral en la mina San Rafael les afecta directamente.

Y el hecho de que los transportistas se haya quedado sin los vehículos pesados por la toma de la mina desde el pasado 26 de enero, los comerciantes se unieron a la exigencia porque han visto disminuidas sus ventas.

"La gasolinera tiene más de 15 días sin vender una gota de diésel", señaló uno de los transportistas entrevistados vía telefónica.

La marcha comenzó desde las 14:00 horas por la entrada principal a la zona turística del Pueblo Mágico, después de recorrer la calle principal Gabriel Leyva Solano, doblaron a la izquierda frente a la iglesia de Santa Úrsula por la calle Miguel Hidalgo hasta la calle Benito Juárez.

El grupo, conformado en su mayoría por familias, se instaló en el Palacio Municipal de Cosalá; hasta después de las 17:00 horas los trabajadores no habían sido recibidos por la Presidente Municipal Griselda Quintana García.

"Queremos trabajar. Queremos trabajar", gritaron en coro los manifestantes.

Desde el 26 de enero, empleados de la mina San Rafael, permanecen en un paro laboral, luego de que sus exigencias por cumplimientos laborales, como atención a su salud y cuidados de salud ecológicos, fueron rechazadas por los directivos de la mina.

Los empleados han realizado manifestaciones en la entrada del complejo ubicado a unos 10 minutos del pueblo de Cosalá, dentro de la sierra, para mostrar sus pancartas de rechazo.

El grupo también acusa a una corriente del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros de estar en colusión con directivos de la empresa, lo que ha provocado despidos injustificados, problemas graves de salud en los trabajadores y contaminación en la flora y fauna del lugar.

En el grupo aseguran que hay personas con niveles de plomo elevado en la sangre por no utilizar el equipo adecuado, accidentes que provocaron amputación de dedos, ceguera o lastimaduras que requirieron una pensión, que además se redujo al mínimo porque los salarios que perciben no son los mismos que aparecen reportados ante el Seguro Social.

 

El sábado pasado, unos 300 mineros, de Zacatecas y Durango, se sumaron a los de Cosalá en una marcha exigir que se cumpla el contrato colectivo que proponen los trabajadores locales con la empresa minera, a la que acusan de maltratar a sus empleados.

Por su parte, la Minera Cosalá aseguró que son falsas los señalamientos que realizaron los representantes sindicales en la reunión con medios de comunicación el pasado viernes 1 de febrero.

En una carta de cuatro páginas enviada a los medios, la empresa replicó y refutó cada una de las acusaciones.

El conflicto se ha agudizado ya que el impacto por el paro minero en la economía de Cosalá ya afectó a transportistas y comerciantes del lugar.

“Para estar sin agarrar ni ningún cinco, pues está cabrón”, señaló el transportista. “Aparte tenemos gente estudiando”.

“La minera, la compañía ya está desesperada, ellos dicen que un paro para ellos, esa paradas por día representa un gasto fuerte de dinero. Dice ella que tampoco siente el apoyo de las autoridades, que esto se puede arreglar en una mesa, no tienen por qué cerrar la mina, ha de cuenta que la tienen secuestrada”.

El transportista agregó que dentro de la mina tomada por los trabajadores en paro se encuentran los camiones.

“Yo ocupo los camiones, porque con ellos podría hacer algo en otro lado, llevando arena, y nada; no nos los dejan sacar, yo no sé quién está atrás de esto, yo no sé cuál es el beneficio, porque cerrar un fuente de trabajo, no creo que sea bueno para el pueblo. Es la única fuente de trabajo que tenemos, la que da trabajo es la minería y la presidencia (del Ayuntamiento)”, señaló.

“Anda otra compañía que quiere venir a abrir otra mina, aquí en Guadalupe de los Reyes, pero viendo estos problemas, no van a ver seguridad y se van a retirar”.

Los trabajadores afectados, aclaró, son cerca de medio centenar, pero la afectación incide en al menos medio millar, por sus familiares y los comerciantes que se han sumado al reclamo, debido a que han perdido ganancias.

“Nosotros no estamos en contra de los trabajadores que están manifestándose, de ninguna manera; pero estamos molestos por la forma en que lo hicieron, que cerraron la mina, la bloquearon, y 'pum' se acabó, esa es la forma”, dijo.

 

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play