|
Cuenta pública

Al 2019, el Ejecutivo en Sinaloa acumuló más de $3 mil millones de Pasivos Sin Fuente de Pago, revela ASE

La Auditoría Superior del Estado detectó en la cuenta pública del Poder Ejecutivo que en rubro de obras no contó con un programa anual formalizado y autorizado por el Congreso del Estado, tampoco con los controles adecuados para otorgar contratos por adjudicación directa, ni los mecanismos necesarios para evitar pagos por obra no ejecutada o en exceso
02/03/2021

El Poder Ejecutivo de Sinaloa acumuló más de 3 mil millones de pesos en Pasivos Sin Fuente de Pago al año 2019, según la revisión realizada por la Auditoría Superior del Estado a la cuenta pública correspondiente a ese año.

En el Informe Individual de la Revisión y Fiscalización Superior de la Cuenta Pública del Poder Ejecutivo del Estado de Sinaloa, la ASE detectó insuficiencia de recursos financieros del activo circulante para pagar los pasivos de corto plazo.

“Originando Pasivos Sin Fuente de Pago por un importe de $3,134,138,008.98 (tres mil ciento treinta y cuatro millones ciento treinta y ocho mil ocho pesos 98/100 M.N.)”, señala el dictamen emitido por la ASE en dicha revisión.

La Auditoría explicó a Periódico Noroeste que estos Pasivos Sin Fuente de Pago del Poder Ejecutivo pudieron haberse incrementado o disminuido en el año 2020 y en lo que va del 2021, pues la revisión corresponde al ejercicio fiscal 2019.

Derivado de la auditoría, el Ejecutivo se hizo acreedor de nueve recomendaciones, dos promociones del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, 133 promociones de responsabilidad administrativa y 38 pliegos de observaciones. A ello se suman 170 resultados sin observación y 126 con observación solventada.

Los entes fiscalizados recibirán de la ASE del informe individual que contengan las acciones y recomendaciones que le correspondan, esto dentro de un plazo de 10 días hábiles siguientes a que haya sido entregado al Congreso del Estado. Posteriormente, la entidad auditada tendrá hasta 30 días hábiles para presentar la información y realicen las consideraciones pertinentes.

Una vez acabado este proceso, la Auditoría Superior del Estado deberá pronunciarse en un plazo de 120 días hábiles contados a partir de su recepción sobre las respuestas emitidas por las entidades fiscalizadas.

En el dictamen, la ASE especificó recuperaciones probables por 65 millones 203 mil 511 pesos originados principalmente por transferencia de recursos en la que omiten proporcionar documentación comprobatoria y justificativa; pago de diversos conceptos, sin contar con la documentación justificativa y comprobatoria que acredite los gastos realizados; volúmenes de conceptos de obra pagados no ejecutados; volúmenes de conceptos de obra pagados en exceso; volúmenes de conceptos de obra estimados en exceso; volúmenes de conceptos de obra estimados no ejecutados; volúmenes de conceptos de obra pagados que no cumplieron con las especificaciones de construcción de la obra; volumen de un concepto de obra estimado en exceso y no ejecutado; volúmenes de un concepto de obra pagado no justificado y volúmenes de conceptos de obra estimados no justificados.

OBRAS PÚBLICAS

En el concepto de obras públicas la ASE enfatizó que el Ejecutivo no contó en 2019 con un programa anual formalizado y autorizado por el Congreso del Estado.

Subrayó que no existen los controles adecuados para otorgar contratos por adjudicación directa.

Además, evidenció los inadecuados mecanismos de control para evitar pagos por obra no ejecutada y en exceso. Así como para asegurar y resguardar la documentación comprobatoria del gasto y los expedientes técnicos de las obras.