|
REGRESOALASAULAS

Coordinación, diagnóstico y equipamiento, parte de los 10 puntos para el regreso a clases que propone Mexicanos Primero

Frente a la posible implementación de los Centros Comunitarios de Aprendizaje en Sinaloa, la organización defensora del derecho a la educación considera este decálogo
26/02/2021

La coordinación entre familias y autoridades, contemplar el transporte público para el plan de regreso a las aulas, equipamiento para las medidas de seguridad, y un diagnóstico integral de los estudiantes, son parte de las medidas que la organización Mexicanos Primero Sinaloa diseñó para volver a clases presenciales.

“Evitar una catástrofe generacional mediante la organización de una estrategia de regreso gradual y paulatino a las escuelas en Sinaloa es nuestro llamado a las autoridades. Y debe ser esa la exigencia de una sociedad que considere y defienda el derecho a aprender de niñas, niños y jóvenes como la principal prioridad “ dijo el director, Gustavo Rojas Ayala.

Frente a la posible implementación de los Centros Comunitarios de Aprendizaje en Sinaloa, espacios presenciales con limitado número de alumnos para combatir el abandono escolar en pandemia, la organización defensora del derecho a la educación considera este decálogo:

1. La principal prioridad es considerar las condiciones de salud de todas las personas involucradas en el regreso a las aulas.

2. Articulación efectiva entre salud y educación.

3. Equipamiento necesario, materiales de limpieza y protección.

4. Condiciones de infraestructura mínima.

5. No excluir de cualquier plan de organización al transporte público.

6. Mayor colaboración con las familias.

7. Diagnóstico integral a estudiantes.

8. Mecanismos para saber qué ha pasado con las emociones de los estudiantes.

9. Políticas públicas eficientes para la toma de decisiones.

10. La palabra clave es: coordinación.

El Director de Mexicanos Primero Sinaloa propuso modelos híbridos, combinando las clases presenciales y a distancia, para regresar a las escuelas de manera gradual.

“Hoy creemos que el semáforo epidemiológico es una medida muy gruesa, muy amplia, y no captura con efectividad toda la cantidad de variables respecto a dónde sí pudiera volverse a la escuela”, comentó Rojas Ayala.