|
Violencia de género

La educación con perspectiva de genero debe ser para todos para frenar violencia contra las mujeres

El empoderamiento femenino ha sido una de los detonantes de la violencia contra las mujeres, la especialista en género María Martina Salazar Rodríguez explica que generar un cambio es necesario modificar la cultura iniciando por la educación desde el nivel básico

El empoderamiento y la autonomía de las mujeres genera tensiones en las relaciones de pareja y al interior de los hogares reflejado en el aumento de la violencia contra las mujeres.

La especialista en temas de género María Martina Salazar Rodríguez explica que no se puede cambiar una parte de la sociedad sin que se genere conflicto en la otra parte, por lo que es importante que tanto hombre como mujeres, niños y niñas se eduquen en perspectiva de género a fin de cambiar la cultura.

El hecho de que las mujeres busquen ejercer su autonomía y tomar sus propias decisiones rompe con la concepción de la mujer tradicional, dedicada al cuidado de los hijos y del hogar. Actualmente vemos mujeres ocupar cargos directivos que anteriormente habían sido exclusivos para hombres, este cambio, esta ruptura de paradigmas es una de las razones que han llevado al aumento de la violencia contra la mujer.

“Es toda una revolución la que se está viviendo en donde las personas estamos asumiendo nuevas conductas, nuevas normas y desde el feminismo se ha buscado transformar esa parte de las conductas y que tiene que ver con la formación cultural que se habían convertido en obstáculos para el desarrollo”, explicó la especialista.

“No solo como personas, no solo laboral sino que es parte de la convivencia en donde las mujeres hemos cuestionado y se está transformando este mundo estas estructuras pero esto genera contradicciones, conflictos porque a la par los hombres no se están transformando (...) no puede cambiar una parte de la sociedad sin que se genere conflicto en la otra parte de la sociedad”, argumentó.

En una cultura machista y patriarcal donde las conductas y los roles de género se replican en automático, los hombres no son del todo culpables, pues han sido educados bajo la misma doctrina.

“Tenemos arraigada una forma de actuar, somos producto de una sociedad con estructuras patriarcales, machistas en donde los hombres no necesariamente son culpables de eso, ellos fueron educados así entonces la transformación debe ser para todas las personas, debe ser en toda la sociedad” dijo.

“Para ellos es muy difícil aceptar que las mujeres ahora somos más independientes, nos estamos desempeñando en espacios que tienen que ver con espacios donde tradicionalmente ellos estaban, espacios laborales, espacios que tienen que ver con la investigación”, afirmó.

Salazar Rodríguez es doctora en Ciencias Sociales, es docente en la Universidad Autónoma de Sinaloa y tiene más de 15 años de trayectoria en la academia e investigación enfocada en estudios de género y feminismo.

La especialista afirma que para generar un cambio y poner un alto a la violencia contra las mujeres es necesario modificar la cultura. Para ello es necesario educar con perspectiva de género desde el nivel básico, desde preescolar, iniciando con los modelos de enseñanza de los docentes.

“Hay docentes que ni siquiera saben que existe la perspectiva de género, no la conocen o no les interesa, entonces cómo van a educar de manera diferente”, señaló.

“Es muy importante que las docentes, los docentes transformen, quienes no lo han hecho todavía, su pedagogía para el aprendizaje”, explicó.

Al educar bajo la perspectiva de género la sociedad estará formando nuevas generaciones bajo el precepto de la equidad de derechos y de esta manera el cambio más difícil, el cambio de la cultura se dará paulatinamente.

“(...) desde ahí podemos ir formando personas que sean diferentes culturalmente que atiendan nuevas normas en donde todas las personas independientemente del género o el sexo tengamos los mismo derechos y estemos en todos los espacios, porque podemos tener derechos en la constitución pero en la práctica no estamos en esos espacios”, señaló.

“En la medida que formamos personas bajo una nueva cultura desde los niveles más básicos esto puede ir cambiando, porque los cambios culturales son los más difíciles”, concluyó.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play