|
Secretaria de economía

La planta de fertilizantes de Topolobampo es un tema de la Semarnat: Tatiana Clouthier

La Secretaria de Economía advierte que, antes de construirse, la planta deberá de cumplir con todos los requisitos necesarios
04/05/2021

Antes de continuar su construcción, la planta de fertilizantes que se pretende construir en la Bahía de Ohuira, Topolobampo, deberá de cumplir con todos los requisitos necesarios, aclaró Tatiana Clouthier, Secretaria de Economía.

“Ahorita, la planta de fertilizantes es un tema de la Semarnat. Nosotros siempre estamos interesados en que se creen puestos de trabajo, pero estos tienen que estar apegados a derechos y con respeto a las comunidades indígenas”, aseguró la Secretaria de Economía.

Ante la posibilidad de que se construya o no la planta, gracias a los resultados de una consulta pública, Clouthier explicó que la Manifestación de Impacto Ambiental y los resultados de una consulta pública son dos cosas diferentes.

“Primero es la MIA y después es la consulta pública, son dos cosas diferentes”, dijo.

La sinaloense aclaró que la secretaría a su cargo no está facultada para dar permisos de construcción, que tan solo son promotores y facilitadores de la inversión extranjera que llega a nuestro País.

El proyecto de la planta de fertilizantes inició su construcción en 2013, pero desde el inició se convirtió en un proyecto polémico debido a que su ubicación se encontraba dentro de una área protegida, denominada Ramsar.

Los sitios Ramsar son humedales protegidos por una convención de la UNESCO, lugares donde la explotación de recursos debe de realizarse bajo estrictos protocolos ambientales.

La funcionaria federal recordó que desde un inicio los constructores de la planta ignoraron a las comunidades indígenas yoremes, lo que terminó provocando un enfrentamiento entre las partes.

“Creo que ha faltado que las partes se sienten a negociar, cuando tú presionas a una parte, lo que provocas es que esa parte se aleje”.

Clouthier propuso que se involucren más las autoridades locales, el municipio y el Gobierno del Estado para que acerque a las partes y se llegue a una solución.

“Hubo un momento en que la población local se sintió amenazada, comprada, les llevaban despensas unos días y otros no”.

La sinaloense señaló que incluso los indígenas yoremes habían realizado una propuesta de mover la planta un poco para evitar las afectaciones en la zona, pero no habían sido escuchados.

Clouthier insistió en que la inversión extranjera es bienvenida en México, pero que debe de respetar el estado de derecho mexicano.