Te quedan articulos gratis este mes
|
Celebración

No soy un periodista que escriba para todos, yo escribo para los que piensan en un México libre: Gilberto Ceceña

El editorialista sinaloense celebra 50 años como cartonista

“Me siento como un chamaco todavía, porque las arrugas no las tiene el cerebro, sigo funcionando, por lo menos 20 años más” destacó Gilberto Ceceña Nuño, al celebrar hoy 50 años como cartonista.

$!No soy un periodista que escriba para todos, yo escribo para los que piensan en un México libre: Gilberto Ceceña

Quien colabora para Noroeste desde 1973, comentó que su trabajo a lo largo de estas cinco décadas ha estado en la calle, convirtiéndose en un activista, participando en muchos proyectos sociales, donde el trabajo periodístico lo usa para respaldar esas iniciativas ciudadanas, pero siempre manteniendo una visión contextual bien definida.

$!No soy un periodista que escriba para todos, yo escribo para los que piensan en un México libre: Gilberto Ceceña

“No soy un periodista que escriba para todos, yo escribo para los que piensan en un México libre, para gente que tiene una visión de contexto más amplia, con una visión empresarial social, porque yo soy empresario desde hace más de 40 años”, detalló.

El cartonista también agregó que, en todo este tiempo, siempre se ha cargado hacia los principios que Noroeste fundó en 1973, manteniéndose fiel a ellos, así como a sus postulados como editorialista.

A 50 años, dijo, su visión como editorialista ha evolucionado bastante, dejando atrás aquella ingenuidad de la edad temprana, donde había no solo una falta de información, sino una formación periodística, que a diferencia de otros, él sí tuvo buenos maestros, uno de ellos Lorenzo Valdez, a quien calificó como un formador de toda una generación de periodistas, dentro de un estilo de periodismo “viejo”, mucho más responsable, consciente, donde los periodistas se entregaban a los problemas de la sociedad, siendo más sensibles y empáticos.

$!No soy un periodista que escriba para todos, yo escribo para los que piensan en un México libre: Gilberto Ceceña

“Cuando uno es empático como periodista, tiene garantizado la permanencia, porque el lector cree en ti, y piensan que tú eres su voz, pero cuando perdemos ese compromiso, y empezamos a hacer voz de gente extraña, la gente deja de creernos, ya no nos lee, nos evade, y con eso se terminó tu carrera”, indicó.

Ceceña Nuño reconoció que, el hecho de estar constantemente renovando el compromiso original del periódico, lo ayudó a tener la presencia que tiene hasta hoy en día, traduciéndose en 50 años de presencia, tiempo que piensa seguir alargando todo lo que se pueda.

“Si eres empático, es porque te duele lo que pasa en la sociedad, por eso el periodista crítico o analítico, está constantemente siendo contrapeso del gobierno; el que sea. Yo fui contrapeso o intenté serlo del PRI durante muchos años, también con Vicente Fox, y Felipe Calderón, hasta que regresó el PRI, y hoy le toca a Morena”.

El problema con Morena, dijo, son sus seguidores, al ser extremadamente sensibles, los AMLOVERS, no están defendiendo un proyecto de nación, sino a una persona, y cuando se defiende a esta, se vuelve un tema personal, atacando a los periodistas de forma personal, viéndolo como un agresor.

“Si defendieras a un proyecto serías un crítico del gobierno, necesitamos seguir cuestionando y exigiendo al que sea, llámese Alcalde, Diputado, o Presidente, porque son empleados de nosotros, y además, son fugaces, sabemos que van a durar tres o seis años, lo que significa que, solo protegiste a alguien que era temporal, cuando el proyecto de México es permanente, y lo que se tiene que hacer, es defender un proyecto de nación”, subrayó.

$!No soy un periodista que escriba para todos, yo escribo para los que piensan en un México libre: Gilberto Ceceña

El editorialista dejó claro que, las campañas de desprestigio en su contra, han sido viscerales, hechas por gente enojada, y que, cuando una persona lo ataca física o verbalmente, es porque no tiene nada más, careciendo de argumentos.

“Una persona que sabe debatir, debate las ideas, no agrede a las personas, las personas se respetan, y las ideas se debaten, y si una persona está agrediendo a un periodista o a otro que opina diferente, es porque no está aplicando la regla básica de la discusión, cuando eso sucede, no estás construyendo una opinión, un resultado, estés o no de acuerdo” resaltó Ceceña Nuño.

Esto, dijo es lo que está pasando en México, ponen tanto esfuerzo por dividir y polarizar, que ya se tiene a este país partido en dos, calificando esto de trágico, con memes entre unos y otros, calificando a unos de fifís, y a otros como equis, algo que nunca se había visto en México, por lo que nunca se podrá sacar adelante a una nación, si ambas partes están empujando para el lado contrario.

Llegar a los 50 años publicando ya es un reto, subrayó Ceceña Nuño, y en segundo lugar, mantener la credibilidad y a sus lectores durante estas cinco décadas, y que gracias al crecimiento exponencial que ha tenido Noroeste, hoy, tiene muchos más lectores que hace cinco u ocho años, y siguen creciendo.

“Que bueno que mi producto editorial es muy digerible, es muy rápido de leer, solo tardas unos segundos, y para el lector moderno eso sigue siendo una ventaja”.

Destacó que, cuando un periodista evoluciona, este no solo informa, ahora forma opinión, y al seguir evolucionado, ya no solo forma opiniones, transforma sociedades, a través de la opinión pública, por lo que en la medida de que todos lleguen a la tercera fase, entonces se podrá hablar de moldear generaciones, a través de un cambio de conciencias.

“Los periodistas tenemos esa facultad, poder cambiar conciencias, porque mucha gente actúa sin saber lo que realmente está pasando, no tiene conciencia, y el gran problema que tenemos con las redes sociales, es que se ha logrado desinformar, donde hoy el exceso de información es desinformación, y con tanta gente en las redes generando opiniones, hoy personas confundidas, no tienen conciencia de la realidad, para ellos ya está dispersa, y ese es un problema muy serio, y en esta tormenta, sobrevive aquel que tenga mayor credibilidad, la cual se logra a través del tiempo, constancia, y coherencia.

Por sus 50 años, Ceceña Nuño agradeció a sus lectores por su paciencia, así como a todos aquellos que han sido mencionados en su cartón, gente que ha sido cuestionada, y que no ha reaccionado de forma negativa.

“Yo le agradezco a todos ellos, y me van a tener que aguantar unos 15 o 20 años más, siempre y cuando Noroeste, esté de acuerdo, yo ahí voy a estar”, resaltó editorialista.