Recientes sismos no generan riesgo de tsunami en Sinaloa, señala geofísico Juan Espinosa Luna

El Doctor en Geofísica, Juan Espinosa Luna señaló que los sismos que se han presentado son una buena señal ya que liberan energía, el problema es cuando ocurren largos período sin actividad sísmica, ya que ahí es cuando se puede tener mayor peligro de impacto con un sismo de mayor magnitud

Los sismos que recientemente se han presentado en el estado, no indican riesgo de tsunami por la zonas en que se han registrado, señaló el Geofísico Juan Espinosa Luna.

“Hablando de los sismos que de han registrado en los últimos días, esos han ocurrido sobre unas fallas de desplazamiento horizontal oceánicas, las cuales por su estructura que tienen no pueden generar tsunamis”, comentó.

Dijo que generalmente estas son a 10 kilómetros de profundidad y que afortunadamente no generan tsunamis, ya que toda esta zona que se tiene ante Sinaloa, existe un sistema de fallas geológicas, de casi fallas de desplazamiento horizontal que no son factibles de tsunami.

“Sin embargo, tenemos dos zonas en específico, una frente a la zona de Topolobampo, lo que es la cuenca del Farallón, la cual es una falla normal y esa sí es factible de generar un posible tsunami, al igual que frente a las costas de Mazatlán”, señaló.

“Hay una pequeña falla normal, la cual puede producir un sistema que puede producir un posible tsunami”.

El Doctor en Geofísica, detalló que se tiene información de que en el año 1931 hay un tsunami registrado, dijo que el Servicio Geológico de los Estados Unidos lo registró y vio la altura de la ola, que en ese entonces fue de metro y medio e inundó varias zonas de Mazatlán.

“Que en su momento pues eran zonas despobladas, pero que actualmente están pobladas”, detalló.

“Aquí más que nada es que importante destacar que hay zonas de riesgo antes un posible tsunami, ya sea muy lejano o cercano, puesto que ya ha ocurrido”.

Explicó que la actividad sísmica que se ha presentado es una buena señal, ya que se está liberando energía

“Son sismos pequeños, comparados con el sismo más grande que se ha tenido en la región que es de 5.9 grados, precisamente en la punta del Farallón”, dijo.

“Es como una olla a presión, si la mantienes mucho tiempo cerrada va acumulando presión, presión, sino tiene forma de escapar pues de repente truena, es igual con los sismos”.

El problema señaló es cuando se tiene un período largo en el que no ocurren sismos.

“Que tengamos un año que no ocurra ningún sismo, aguas porque está acumulando mucha energía y puede que se venga un sismo de gran magnitud que sí nos pueda causar grandes problemas”, expresó.

“Afortunadamente de los sismos que ha habido, todos han alcanzado su ruptura o su fuerza han ido en dirección al Golfo de California de tal forma que no se han sentido tantos, pero eso no quiere decir que ninguno va a romper en dirección a las costas de Sinaloa y nos pueda originar un gran problema”.

Por eso dijo la fundación de la Red Sísmica, era importante para estar monitireando cómo se comportan las placas tectónicas.

Además para tener una base de datos de geoestadísticas y así poder determinar el periodo de recurrencia, es decir, qué cada cierto tiempo se puede generar un sismo fuerte que pueda afectar en el estado.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play