Te quedan articulos gratis este mes
|
Voluntarias contra el Covid-19

Ser voluntarias en esta pandemia es para Esmeralda Ávila y Arely Iribe una experiencia gratificante

Ambas estudiantes de la Facultad de Odontología de la UAS, se muestran agradecidas por la oportunidad de ayudar a los adultos mayores durante su proceso de vacunación
12/04/2021

Parte fundamental para que el proceso de vacunación se desarrolle con éxito, ha sido la participación de los miles de voluntarios de la UAS que desde el 6 de abril no han parado de trabajar, con la meta de que todos los adultos mayores sean vacunados en orden, además de que durante el proceso reciban un trato digno.

Dos ejemplos son las estudiantes Esmeralda Ávila Núñez y Arely Gisell Iribe Beltrán, ambas estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa, quienes no dudaron en unirse a esta campaña de vacunación contra el Covid-19, compartiendo aquí, lo que ha significado esta experiencia para ellas.

$!Ser voluntarias en esta pandemia es para Esmeralda Ávila y Arely Iribe una experiencia gratificante

Esmeralda tiene 19 años, ella es estudiante del segundo semestre dentro de la Facultad de Odontología, y decidió convertirse en voluntaria, porque siempre le ha gustado ayudar a los demás, por lo que no dudó en sumarse a los miles de voluntarios, contribuyendo así con su granito de arena, en pro de los adultos mayores.

“Hemos visto cómo los adultos mayores necesitan mucha empatía, y yo creo que puedo brindarles eso a ellos, además de que cómo voluntarios, podemos responder sus dudas, brindarles la confianza de que todo estará bien, que no tienen porqué tener miedo”, señaló Ávila Núñez.

Recordó también que, los primeros días de vacunación fueron difíciles, debido al gran número de personas que se presentaron, ocasionando que el registro de los mismos fuera más lento, pero que todo fue cosa de adaptación y organización.

“Durante estos días de vacunación, me he sentido muy bien, un poco cansada, pero me gusta mucho el trato que he tenido con los adultos mayores, y la convivencia que he tenido con mis compañeros, a quienes no tenía la dicha de conocer, unidos para ayudar a la ciudadanía”, resaltó la voluntaria.

La estudiante manifestó también, que lo mejor que le ha dejado esta experiencia fue el lograr acrecentar mucho más en ella, el sentimiento de apoyo, de ayudar a quien lo necesita.

Al igual que Esmeralda, su compañera Arely Gisell Iribe Beltrán, tampoco dudó en sumarse como voluntaria para esta jornada de vacunación, ella también estudia el segundo semestre de la carrera de Odontología en la UAS.

“Cuando supe que necesitaban voluntarios, yo al igual que Esmeralda también me sumé porque tenía ganas de ayudar a los adultos mayores para su proceso de vacunación, y que aunque ha sido muy cansada, también ha sido una bonita experiencia”, destacó Iribe Beltrán.

La voluntaria compartió sentirse muy bien, cuando recibe el agradecimiento de los adultos mayores por la atención que reciben, por lo que esta experiencia la ha vivido de la mejor manera.

“Esta experiencia me deja mucha felicidad, al ver cómo todos los adultos mayores que recibimos para ser registrados fueron agradecidos con nosotras antes de ser vacunados, y verlos felices, saliendo con una sonrisa, y pues eso me llena de gusto el corazón, al ver que nuestro trabajo sí contó para ellos”, resaltó la alumna de Odontología.