|
Apoyo

Tras explosión en Las Aguamitas, la familia de Jhoana pide ayuda para que no la dejen de atender

El pasado viernes 29 de octubre, Jhoana se encontraba realizando labores de voluntaria en la cocina de la cooperativa de la escuela secundaria Técnica Número 45, a donde asisten dos de sus hijos, cuando se registró una explosión

En Las Aguamitas, la familia de Jhoana Berenice ha librado varios obstáculos para mantenerla con vida, incluso hasta pasar por cooperación por cada casa en el pueblo pesquero, y aunque ya lograron conseguir que fuera internada en el hospital del Seguro Social, les preocupa que haya lentitud en su atención o que la dejen sola.

El pasado viernes 29 de octubre, Jhoana se hallaba realizando labores de voluntaria en la cocina de la cooperativa de la escuela secundaria Técnica Número 45, a donde asisten dos de sus hijos, cuando se registró una explosión.

“Lo único que pedimos es que no dejen de atenderla”, dijo una hermana de Jhoana.

“Ahorita ya la acaban de pasar al Seguro, pero pues en realidad el Seguro casi no tiene uno palancas, no se mueve mucho. En el Seguro, para ellos es nueva, sólo dicen que está muy grave, que está muy grave”, señaló.

Ana, una de sus sobrinas, aseguró que por medio del esposo de Jhoana, se le consiguió la atención en el Seguro Social.

“Entonces, ahorita está asegurada por él, pero lo que queremos es que la atiendan pronto, porque sí está grave”, agregó.

“Ya sabemos que está grave, pero queremos que la atiendan; en el Hospital General la tenían en una área aparte, ni los doctores querían estar entrando y acá (en el Seguro) la tenían en urgencias”, comentó.

La familia dijo que por la cuestión económica, hay gente que les ha brindado ayuda.

“Hemos pedido cooperación con las casas en el rancho, porque en el Hospital General se gastó mucho, se gastó mucho en medicamento”, dijo.

“Nosotros no tenemos la manera, ya lo hicimos a como pudimos, apoyándonos unas a las otras, pero sí hace falta la ayuda”, dijo.

La familia recuerda que Jhoana Berenice tomó el puesto voluntario de la tiendita para estar cerca de dos de los tres hijos que tiene: de 12 y 14 años. Además tiene otra pequeña de cinco años.

“Del accidente no se le echa la culpa a la escuela, pero la escuela sí debe de responder, porque el accidente fue dentro de la escuela”, señaló.

“En sí, pues es supone que también ya se fue a la Sepyc, para hablar con ellos, para ver en qué medida podían apoyarla, porque de medicamento sí estaban pidiendo mucho, de 13 mil a 15 mil pesos diarios, pero ya de una y otra manera salió, con lo que la gente de aquí aportaba”.

Jhoana Berenice, quien tiene 34 años, fue la más afectada de la explosión, aunque se encontraba con otra persona. Sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el 79 por ciento de su cuerpo, tiene quemaduras internas y lo delicado de su salud se debe a la fallas renales que el accidente le dejó, además de que sus pulmones están delicados, por haber inhalado gases.

Ese viernes completaban en Las Aguamitas tres semanas de que los chicos habían vuelto a clases presenciales.

PARA APOYAR

Si gusta apoyar a Jhoana puede depositar un aporte económico a la cuenta de débito Bancoppel número 4169 1608 2227 0733.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play