Te quedan articulos gratis este mes
|
Futbol

Con uno menos y tras interrupción, Costa Rica vence a Jamaica

Los ticos se apoderaron de la cima del Grupo C de la Copa Oro

ORLANDO._ Con 10 hombres y tras una larga interrupción del partido por una tormenta eléctrica, Costa Rica superó el martes 1-0 a Jamaica, para asegurar el primer puesto de su grupo en la Copa de Oro.

Ariel Lassiter ganó un balón a la izquierda del área y envió un centro que Bryan Ruiz cabeceó con potencia hacia las redes para el único tanto del encuentro, a los 53 minutos.

El partido, correspondiente a la última fecha del Grupo C se interrumpió un par de horas, debido al aguacero torrencial y a los relámpagos.

Habían transcurrido dos minutos y medio del encuentro en el Exploria Stadium y el marcador permanecía 0-0 cuando el árbitro interrumpió las acciones. Tras una breve consulta, el silbante hizo la indicación de que los jugadores debían retirarse a los vestuarios.

Luego, la pantalla gigante del estadio desplegó un mensaje en el que advertía a los espectadores: “Inclemencias meteorológicas, por favor busquen refugio”.

Nubes negras de tormenta se divisaban desde el estadio en el comienzo del partido. Sin embargo, no llovía en el momento en que se interrumpió.

Minutos después, la tormenta eléctrica se abatió sobre la zona.

Tras el gol, Costa Rica debió preservar la ventaja en inferioridad numérica. Leonel Moreira se llevó la tarjeta roja a los 72 minutos.

El partido debía realizarse simultáneamente al encuentro que disputaron Guadalupe y Surinam en Houston, por ser la última fecha de la llave.

Ese partido sí continuó, y Surinam se impuso por 2-1. La conclusión del cotejo llegó en momentos en que se informaba que costarricenses y jamaiquinos comenzarían apenas un nuevo calentamiento.

De cualquier modo, Costa Rica y Jamaica tenían asegurada la clasificación a los cuartos de final, ambas con seis puntos. Su encuentro definió qué equipo avanzaba como primero de la llave.

Costa Rica avanzó con nueve y Jamaica fue segunda con seis. Surinam y Guadalupe tenían ya nulas posibilidades de avanzar.