"Águilas de la UAS, primer equipo de baloncesto profesional de Sinaloa"

"La escuadra emplumada incursionó en el Circuito de Baloncesto Mexicano del Pacífico"

CULIACÁN._ Antes de los esfuerzos que hacen los nuevos directivos del Circuito de Baloncesto en la Costa del Pacífico (Cibacopa), años atrás hubo una liga que sentó las bases para lo que hoy se continúa haciendo. Y en esa liga, un equipo que levantó pasión como pocos en la historia del baloncesto sinaloense.

Valdría mucho la pena recordar el primer equipo de baloncesto profesional en Sinaloa, las Águilas de la UAS.

Corría el año de 1980 cuando el entusiasta entrenador de baloncesto de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Felipe “El Tigre” Osuna, con el decidido apoyo de personalidades universitarias como Eduardo Franco, Jorge Medina Viedas, Audomar Ahumada, entre otros, ingresaron a las Águilas de la UAS al Circuito de Baloncesto Mexicano del Pacífico (Cibamepa); el primer equipo de baloncesto profesional en Culiacán y Sinaloa con jugadores como Pedro “Pery” Meza, Óscar Aldapa, José Luis Chucuán, Jesús “Tulo” Miranda, Juan Meza, entre otros.

“Ése fue el primer equipo de baloncesto profesional de Sinaloa. En una época en que la afición al deporte profesional en Sinaloa sólo tenía como opción el beisbol. Llegamos nosotros con el deporte ráfaga, con las Águilas de la UAS y vaya que levantamos entusiasmo, prendimos al público”, recordó el nativo de Rosario, Sinaloa.

El Cibamepa estuvo integrado por los siguientes equipos: Obregón, Hermosillo, Nogales, Mexicali, Tijuana y las Águilas de la UAS.

El Cibamepa duró sólo una temporada y dio paso a lo que hoy conocemos como Circuito de Baloncesto de la Costa del Pacífico (Cibacopa), que tuvo por cierto, como primer presidente fundador de este circuito, a un entrenador de la UAS, el mismo Felipe Osuna.

“Arrancamos con sólo equipos de Sinaloa: Pioneros de Los Mochis, Frayles de Guasave, Delfines de Mazatlán y las Águilas de la UAS aquí en Culiacán. En las siguientes temporadas se fueron agregando equipos de Navojoa, Obregón, Hermosillo, Nogales, Mexicali, Tijuana y La Paz. Fue una de las mejores épocas, si no es que la mejor época del baloncesto sinaloense. Llenábamos el gimnasio del Parque Revolución hoy gimnasio Juan S. Millán cada vez que jugábamos, prácticamente todos los juegos”.

En este punto coincide el también entrenador de baloncesto en la UAS, Fernando Medina León, quién jugó tres años para las Águilas de la UAS en Cibacopa de 1984 a 1986.

“Jugábamos con una pasión, una entrega que ya casi no se ve en la actualidad. Directivos, entrenadores, jugadores, teníamos tal entrega que pienso que el público la percibía y llenaba a diario el gimnasio; te juro que hasta poner el balón en circulación por las líneas se complicaba de la cantidad de público que asistía y se sentaba pues donde podía, en el piso, prácticamente en la cancha. Todavía retumba en mi mente el grito de la afición ‘¡Águilas!, ¡Águilas!’, imborrable, memorable”, recordó, el ganador del trofeo Novato del Año en ese circuito en 1984.

“La devaluación del peso ante el dólar acabó con esta liga. Hizo incosteable la contratación de extranjeros”, recuerda Osuna. “Tuvimos que dar por terminada esta bonita etapa, inigualable con llenos todos los días, cada vez que se presentaban las Águilas de la UAS en el Parque Revolución, logrando un subcampeonato, perdimos la final ante Delfines. Para dar paso al Cibasin de 1987 a 1990, que se jugó con sólo mexicanos, mayormente sinaloenses, donde también contamos con un equipo de las Águilas de la UAS”.

Los años noventa transitaron con ligas estatales para el baloncesto sinaloense hasta que en el año 2000, de nueva cuenta Felipe Osuna presidió los esfuerzos para el regreso a escena del Cibacopa que se ha mantenido hasta la fecha.

Ambas personalidades, del baloncesto de Sinaloa, del baloncesto de la UAS, Felipe Osuna y Fernando Medina, coinciden que esos tiempos por la pasión por un equipo de baloncesto de Sinaloa no se han vuelto a repetir y recalcan sentirse orgullosos de haber sido parte del primer equipo de baloncesto profesional en Sinaloa: las Águilas de la UAS.