Te quedan articulos gratis este mes

Atlanta Hawks da una exhibición ofensiva y borra de la cancha a Phoenix Suns

Enorme actuación de los de Nate McMillan para sacar provecho de unos Suns evidentemente cansados

En el que probablemente haya sido su partido más redondo de la temporada, los Atlanta Hawks dieron una verdadera lección ofensiva ante nada menos que el mejor récord de la competencia: los Phoenix Suns. Los dirigidos por Nate McMillan se impusieron por un contundente 135-103, quedando con marca de 37-30 en la campaña, a solo un partido de distancia de los New York Knicks y del cuarto puesto del Este.

Los Hawks estuvieron al frente durante buena parte de la noche, pero fue recién en el último cuarto donde el partido se abrió por completo: los locales habían entrado a ese periodo al frente por 97-88, pero ganaron el parcial por ¡38-15! para terminar con un marcador absolutamente abierto. Vale recordar en este sentido que los Suns venían de jugar anoche un suplementario en su victoria ante Cleveland Cavaliers. Evidentemente las piernas pesaron en el cierre.

Más allá de eso, ningún mérito para restarle a los Hawks, que jugaron un verdadero partidazo. Y todo sin necesitar de una figura específica: nadie anotó más de 18 puntos. Sin embargo, el juego colectivo del dueño de casa fue de alto vuelo, terminando con un 63 por ciento de cancha, un 13-26 en triples y 35 asistencias contra solo 11 pérdidas.

El ganador tuvo a siete jugadores diferentes entre los 13 y los 18 tantos: Clint Capela (18), Bogdan Bogdanovic (16), Trae Young (16), Danilo Gallinari (16), Lou Williams (16), Onyeka Okongwu (14) y Kevin Huerter (13). Capela llegó también al doble dígito en rebotes (10) y Young en asistencias (12), a pesar de que jugaron apenas 24 y 26 minutos respectivamente. Además, para el rookie Okongwu los 14 tantos son la máxima de su carrera.

Lo mejor de una noche muy floja para Phoenix vino de la mano de Devin Booker, autor de 30 puntos en 31 minutos. También fue positiva la tarea de Mikal Bridges con 18 unidades y un 6-9 de cancha, pero nadie más en la visita alcanzó el doble dígito. Eso incluye a un Chris Paul muy bajo, con apenas 9 puntos, 6 asistencias y 3-11 de campo.

Con la derrota y la victoria de Utah ante San Antonio, los Suns cerrarán el miércoles en el segundo lugar del Oeste, un partido por detrás del Jazz, recordando que tienen la chance de un potencial desempate en su favor.

(Con información de NBA México)