Cavaliers arrasa a Celtics y empata la serie

Cleveland se impone a Boston por 118-94

Golpe en la mesa, y muy serio, de Cleveland Cavaliers en el TD Garden. Segundo partido de la serie Celtics-Cavaliers y rebelión espectacular de unos Cavs que se comieron a los Celtics en el segundo tiempo para ganar 94-118 y poner el 1-1 en la serie. De perder por 25 en el primer juego a ganar por 24 en el segundo. Dos mundos.

Donovan Mitchell fue el factor diferencial. Su primera parte fue anodina, con solo 6 puntos en su haber, pero su equipo sobrevivió a esa contingencia llegando al descanso 54-54. La segunda mitad fue harina de otro costal. Inmenso Mitchell -sobresaliente en el tercer cuarto-, excelente la defensa de su equipo, paupérrima la respuesta de Boston y triunfo por 24 puntos tras llegar a tener en el último cuarto una máxima diferencia de 29.

La imagen del partido no era otra que el masivo abandono de las gradas de los aficionados locales cuando restaban 5 minutos para acabar el encuentro. Entonces el marcador era 87-111 y se oían ya tímidos silbidos. Boston andaba noqueado y en el suelo, sin capacidad alguna ya de levantarse.

Mitchell, tras esos pobres 6 puntos en la primera mitad, se sacó de la chistera una segunda parte más acorde con sus espectaculares playoffs, para terminar el partido con 29 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias y notables porcentajes de tiro, incluyendo un 5 de 7 desde el triple.

Un triple suyo sobre la bocina del tercer cuarto puso el 78-90, tras haber llegado a estar 14 arriba Cleveland poco antes. Pero es que el cuarto cuarto nos dejó en sus inicios un tremendo triple frontal de Mitchell contra tablero que distanció a los suyos por 15 puntos y un par de entradas a canasta bellísimas del propio Mitchell para seguir abriendo la brecha en el marcador.

Un triple de Max Strus y una canasta de Caris LeVert pusieron los 20 de ventaja (87-107) a 6:06 del final. Y tiempo muerto de unos Celtics que ya por entonces parecían un equipo zombi. A partir de ahí nada fue a mejor para el equipo local, que llegó a tocar fondo en esos ya citados 29 puntos de desventaja, lo que llevó a ambos entrenadores a prescindir de sus mejores hombres.

Del 54-54 al descanso se pasó a un tremendo 40-64 tras el intermedio. Firmes en el rebote los Cavaliers, sobresalientes en defensa, con buen tino desde el triple y terminando con un 54,7% en el tiro de campo.

Evan Mobley hizo un partido muy completo con 21 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y un 60 por ciento en el tiro y Caris LeVert anotó 21 desde la segunda unidad. Además, 14 puntos y 7 rebotes de Darius Garland, tirando poco y bien, y 12 puntos de Isaac Okoro y Max Strus, que se fue a los 40 minutos de juego, siendo el jugador visitante que más minutos estuvo en pista.

Boston se manejó muy mal desde el triple, apenas estuvo en el 41.3 por ciento en campo y vio cómo muchos de sus jugadores, casi todos, se desvanecían según avanzaban los minutos.

Jayson Tatum sumó 25 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias (solo 2 puntos en el cuarto final), Jaylen Brown hizo 19 puntos con un 0 de 6 desde el triple (se le unió Derrick White con un 1 de 8) y Payton Pritchard terminó con 13 puntos.

(Con información de Hispanos NBA)

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.


Suscríbete
Regístrate para leer nuestro artículo
Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


¡Regístrate gratis!