Te quedan articulos gratis este mes
|
Pesca

Pescadores de Escuinapa aseguran que no recurren a las trampas

Colocar trampas o también ‘chacuacos’ o ‘chiqueros’ no es algo que se use en el municipio; el año pasado una Cooperativa tenía puestos, pero dejaron esa práctica, dijo Jorge García Santos

ESCUINAPA._ La colocación de trampas o también denominados ‘chiqueros’ o ‘chacuacos’ es una práctica que no se usa por parte de los pescadores del municipio, afirmo el presidente de la Federación de Cooperativas del Sur de Sinaloa.

“El poner las trampas o también ‘chacuacos’ o ‘chiqueros’ no es algo que se use aquí, el año pasado una Cooperativa tenía puestos, pero dejaron esa práctica, ya no pusieron este año”, dijo Jorge García Santos.

Los ‘chacuacos’ son como una práctica de construcción sobre el estero, como circular, que se forma de varitas de mangle principalmente, que están colocadas como si fueran tejidas, una tras otra, hasta impedir la salida de cualquier especie.

En éstas se coloca un candil para que la luz atraiga a las especies, una canoa se mantiene estática cerca del lugar, para después la persona a cargo de esa trampa empieza a sacar las especies, con el interés principal del camarón; con un palo al que se agrega una especie de cuchara con red, se empieza a sacar el producto.

No se utiliza atarraya, pues en esa trampa apenas cabe la cuchara, que es con la que se saca el producto y se echa a la canoa que se mantiene en el sitio, precisó.

“Es una práctica de pesca prohibida, aquí en el municipio no tenemos ese problema, en las trampas todo cae, de todas las especies, es como estar depredando”, dijo.

La práctica de este tipo de trabajo para sacar el camarón no es usada, pero si las orejeras, reconoció, que es una especie de represa que permite fluir el agua en todas las direcciones, pero que retiene también el camarón.

Sin este tipo de práctica como las ‘orejeras’ el sector no tendría nada de producción, por eso es necesaria, pero no se afecta a las especies, pues son construcciones de palo sobre el estero, en el que se colocan ramas o algunas redes sin que ocasione daño, porque las especies tienen además la oxigenación adecuada.

“En las trampas o chacuacos se empieza a sacar todo sin atarrayar, no cae nada más el camarón, todo lo que cae se muere, todas las especies, son como trampas de un metro más o menos”, señaló.

Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play