Te quedan articulos gratis este mes
|
Escuela de Artes

Criticar, satirizar y señalar con muy pocos elementos, es el objetivo del caricaturista

El artista plástico Ernesto Leyva Pérez comparte desde su experiencia, el difícil mundo de un caricaturista

“El principal objetivo de la caricatura es que debe hablar por sí sola, es comunicación, darte a entender con pocos elementos lo que quieres decir, te dice, te satiriza, te puede ayudar por ejemplo a lograr un cometido”, manifestó el creador al participar en el programa con el que la Escuela de Artes contribuye a la agenda cultural de la Coordinación General de Extensión de la Cultura.

Acompañado de Demetrio Estrella, en evento transmitido en Facebook Live a través de las cuentas de Cultura UAS y Radio UAS, el artista visual enfatizó que: “a la hora de crear una caricatura, es muy interesante porque muchos quieren que te pares con un papel y hagas una caricatura rápida y no es así, hay habilidad, pero lograr la esencia de una caricatura se logra con pocas líneas, debe haber un parecido extraordinario, eso es un caricaturista, cuando hace bolitas y palitos eres monero, yo hago varios trabajos antes de lograr”.

Respecto a la era digital a la que se enfrenta el arte del cartón expresó no ser de los que se quedan atrás, “nunca me quedé atrás, yo hago el dibujo a mano y lo digitalizo, es muy difícil porque el periódico está en la lona, tengo yo años que no veo un periódico ni se escucha por las calles, quiere decir que el que dibuja ahí es difícil de ver, entonces los medios digitales es donde se pueden ver, gracias a las redes sociales los caricaturistas que casi no tenemos oportunidades, nos estamos dando a conocer”.

Así mismo, detalló no tener problemas legales, ya que sus caricaturas son de visión ciudadana, “está metida mucha gente, pero lo que sí es realidad es que no le puede gustar a mucha gente, las personas me han querido golpear la verdad y algo que debe agradecer es que bueno, que no me conocías, ahora ya me conoces”.

“Sin menospreciar el trabajo de los buenos periodistas, pero un cartón dice muchas veces más que una columna del periódico, si lo trabajas bien pesas en el diario, hay dibujantes muy buenos, la gente que espera ver el monito primero que lo demás, pero hay mucha responsabilidad, tienes qué investigar, lo que escribas es porque estás seguro de lo que estás viviendo, no nomás porque te soplaron o porque tu editorial te diga, si se requiere mucha responsabilidad”, dijo.