Te quedan articulos gratis este mes
|
Cultura

Inaugura Mario Vargas Llosa la Bienal que lleva su nombre

El Premio Nobel de Literatura peruano reflexiona en torno a la lectura y señala que en los países libres, ésta no parece tener una función política

Leer mala literatura puede tener consecuencias malas para los lectores, aseguró el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, por lo que una de las razones de la Cátedra que lleva su nombre es enseñar a leer bien o mejor de lo que leen.

“No es verdad que cualquier clase de lecturas valen lo mismo, a partir de este año vamos a inaugurar una serie de conferencias con este objetivo, mostrar ciertos mecanismos de la literatura que enriquecen la lectura de libros de los que podemos sacar mucho provecho, como defender la libertad”, dijo.

Al inaugurar la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, en Guadalajara, el escritor peruano señaló que en los países verdaderamente libres, la literatura no parece tener una función política.

“La literatura se entiende como entretenimiento, como una forma divertida de pasar el rato. Sin embargo, basta que en un país se recorten libertades, se reduzca ese margen para criticar a gobiernos o instituciones, para que la literatura se vaya cargando de una cierta vivacidad crítica y los libros se empiezan a leer de otra manera que en las sociedades libres”.

$!Inaugura Mario Vargas Llosa la Bienal que lleva su nombre

Como cátedra, reconoció que les gustaría contribuir a que la lectura fuera más rica, interesante y profunda, por lo que anunció cambios en la dirección, que antes recaía en una sola persona, con una sola visión y ahora serán tres, para enriquecerla.

“Habrá siempre un peruano, un español y un argentino, puntos geográficos que queremos unir, acercar a los países que tienen la suerte de hablar español, que es después del inglés la lengua con más predicamento en todo el mundo”.

Al frente de la Cátedra Mario Vargas Llosa estarán el periodista y escritor peruano Raúl Tola; el español Ramiro Villa Padierna y el argentino Darío Lopérfido, a quienes presentó.

Con un retraso de varios meses, la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa se lleva a cabo en un formato híbrido, presencial, desde Conjunto Santander de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara, y virtual, con transmisiones desde las páginas oficiales de Facebook, de la Universidad de Guadalajara y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Vargas Llosa aprovechó para anunciar que a partir de este año, se realizará de manera previa a la Bienal un foro con especialistas en diferentes temas en los que debaten temas relacionados con la defensa de la libertad de expresión y contará con el apoyo de las revistas mexicanas Letra libres y Nexos.

“Es la primera manifestación de la Bienal, se extenderán los temas que estarán en discusión a asuntos menos nacionales y más internacionales, América Latina, España, reuniones pueden abordar temas de otros países o regiones, dependiendo de la importancia que tengan estos asuntos”, dijo.

“Es una buena manera de comenzar la bienal, introduciendo un elemento de preocupación histórica, social, política de nuestro tiempo. Dos historiadores, periodistas, directores de revistas, Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín, decidieron participar juntos preparando este anticipo que formará parte de la Bienal, que se extenderá un día más”.

El Rector General de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, dio la bienvenida a la Bienal, agradeciendo a Vargas Llosa la confianza para realizarla.

Lamentó que el escritor nicaragüense Sergio Ramírez sea perseguido debido a la disidencia ante el gobierno de su país.

“Ha sido perseguido en su país, un trato inmerecido y atroz contra un gran hombre de letras y poseedor de una enorme calidad humana cuya vida ha estado dedicada al pensamiento, el análisis y la creación literaria. Es un atentado terrible contra la libertad y contra la literatura. Nuestra comunidad se solidariza con usted y su familia y exige que pare la persecución en su contra”.

Luego de la bienvenida, iniciaron los trabajos de la Bienal, con la primera mesa de discusión en la que participaron los cinco finalistas del Premio de Novela Mario Vargas Llosa: la argentina Selva Almada, la española Rosa Montero, la mexicana Carmen Boullosa, el chileno Alejandro Zambra y el colombiano Juan Gabriel Vásquez, moderados por la escritora y periodista peruana Patricia del Río.

Montero afirmó que cada escritor crea sus novelas con historias que mantiene en su inconsciente. “Escribimos el libro que necesitamos escribir y la historia nace de nuestro inconsciente y nos va arrastrando”, afirmó.

Vásquez destacó que la magia de la ficción es la que invita a los lectores a dejar a un lado sus prejuicios para tratar de entender a los personajes y pensar como ellos lo harían.

Boullosa aseguró que la riqueza de la literatura en español radica en que cada novela representa la forma en que cada escritor ve el mundo, a partir de sus pasiones y hasta los libros que ha leído.

“Cada novela es como revelarme a mí misma la rebelión contra una lógica de la lengua y encontrar la propia lengua del mundo que habitarán los personajes”.

Almada, a través de un video, comentó que la novela No es un río vuelve a abordar el universo masculino, un trabajo que venía haciendo en sus dos novelas anteriores, para completar la trilogía de los varones.

“Es un universo que siempre me causó curiosidad, le llamó también la trilogía involuntaria, porque fue algo que fue reapareciendo en las siguientes novelas”

Zambra comentó que lo que más le gusta de las pequeñas interacciones que consigue entender de cómo leen los demás los libros propios es que se fijan en cosas distintas.

Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play