Te quedan articulos gratis este mes
|
Llevan a cabo una muestra internacional

Reflexionan sobre el impacto de la Danza Contemporánea

Creadores de diversos países comparten sus puntos de vista sobre esta disciplina como parte de la enseñanza

Con una charla entre amigos y colegas dedicados a la promoción y enseñanza de la danza como propósito de vida, se llevó a cabo la Primera Muestra Internacional de Danza Contemporánea Universitaria donde participaron personalidades de varios países de Latinoamérica.

En ella compartieron sus puntos de vista sobre el impacto de la danza como parte de la formación integral de los estudiantes.

El evento fue transmitido vía Facebook Live a través de la cuenta Cultura UAS, UniversArte esta vez conducido por Robert Spin, director de la Compañía ContempoUAS.

Clarisa Flores, directora de Danza de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, expresó que como directora de una danza se he tenido que adaptar a los chicos por sus contextos.

“Cada quien tiene situaciones complicadas y una danza tiene un ritmo y todo eso nos vino a mover a todos y también nos conmovió y fue un reto, me decepcioné mucho, no hicimos clase por un buen tiempo y yo tenía que adaptarme, buscar la manera de contactarme con ellos, ya después nos reunimos”, compartió.

“Luego decidimos cambiar la metodología con ellos, creando propuestas diferentes, cápsulas formativas con diferentes temas para la comunidad universitaria, fueron cápsulas bastante aceptadas incluso para la sociedad en general, cada estudiante tenía se cápsula formativa, cada uno tenía un tema; se difundió una serie de cápsulas con temática en las páginas de Facebook e Instagram”.

Flores relató que así fueron haciendo como camino para hacer ver que la danza universitaria está viva y ser más asertivos y abiertos, decidieron hacer clase y están trabajando en un montaje universitario desde otra perspectiva, adaptándose al contexto.

Carmen Alicia Vásquez, estudiante de administración de empresas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, compartió su experiencia como alumna.

“Siempre ha sido un reto estar en un grupo de danza, independientemente de la pandemia o no, porque cada integrante tiene otras actividades dentro de universidad y hay que acoplar el horario y con la pandemia se complicó el doble, el desánimo, no se trabaja de la misma manera, pero después de ese colapso empezamos a utilizar esas herramientas a favor nuestro”, dijo.

“En la cotidianidad de antes no hubiesen sido posible, si ha sido un reto, pero ya tenemos estructura, tenemos días de clase. Si es cierto que fue como, no sabemos que hacer y surgió esa idea de las cápsulas, y la gente está atenta a qué va a ofrecer el grupo de danza de la universidad y es importante aprovechar las oportunidades que se nos da por la pandemia”.

Lorena Delgado, coordinadora y docente de la carrera de Danza de la Universidad de las Artes de Ecuador, manifestó que para docentes y estudiantes han sido tiempos difíciles.

“Pero también de encontrarnos en la comunidad, reforzar, creo que ha sido bastante importante, en la universidad no tuvimos el tiempo de parar porque en cuanto se decretó el encierro y demás, tuvimos alrededor de un mes para prepararnos para abrir semestre”, señaló.

“Estábamos sufriendo una crisis de salud y financieras y entonces, al ser una carrera que está naciendo por la pandemia se tuvo que frenar todo eso y tuvimos que dividir los docentes para todas las materias y todo eso afectaba muchos frentes, pero estoy muy agradecida con el equipo de trabajo que tenemos, todos pegaron el hombro y fuimos a dar con todo”.

Carlos Corral, docente del Instituto Tecnológico de Sonora, señaló que la pandemia les pegó por todos los frentes y aunque en el instituto tenían carreras virtualizadas, no estaban del todo preparados.

“Muchos alumnos prefirieron parar y no seguir con sus estudios, la danza es un laboratorio, no conocíamos otra forma de practicarla con la presencia de alumnos que estuvieran haciendo el desarrollo y el aprendizaje, sobre todo la práctica, es muy diferente hacer todo esto en casa, la sala, la cocina, teníamos las herramientas tecnológicas, el diseño lo mudamos a la virtualidad, todo esto es una parte mínima del reto que teníamos enfrente, la experiencia del alumno tenían que ser significativa, había que tirar muros para la experiencia”.

Robert Spin hizo hincapié en que la parte humana es importante, porque si se tiene esa calidad humana de nada nos sirve.

“Es importante que rescatemos esa parte que nos hace buenos profesionales”, dijo, en referencia a la importancia del sentido humano que deben los docentes al estar frente al grupo e impactar al estudiantado de manera positiva.