Te quedan articulos gratis este mes
|
Comparte su experiencia

Jim Carrey se convirtió en comediante por la enfermedad de su madre

Durante un momento de su infancia, el actor y toda su familia tuvieron que vivir en una camioneta, ya que su padre perdió el empleo
04/05/2021

Algunos actores han revelado que es muy difícil hacer comedia, porque algunas de las cosas que les parecen graciosas a ellos a otros quizá no lo sea tanto. Sin embargo, grandes comediantes como Jim Carrey han externado que desde hace años padecen depresión, pues han sufrido momentos complicados en su vida que los han orillado a alejarse durante años de las cámaras.

Actualmente, el talento que posee Carrey está valuado en más de 150 millones de dólares, pero alcanzar esa cifra dentro de la industria no fue nada sencillo, pues, igual que muchos, empezó desde abajo y durante años tuvo que presentar su comedia en lugares pequeños, hasta que su creatividad fue descubierta, esto de acuerdo con información de El Heraldo de México.

Sin embargo, la infancia de Jim Carrey no fue nada sencilla, pues su madre, Kathleen Oram, era hipocondríaca, por lo que casi todo el tiempo creía que padecía una enfermedad y eso complicaba la convivencia diaria. Mientras que su padre Percy Carrey era músico y contador, pero para la época era complicado mantener a una esposa enferma y cuatro hijos.

Por lo que cuando el padre de Jim Carrey perdió su trabajo, toda la familia se vio obligada a vivir en una camioneta y por las noches todos trabajaban en la limpieza de una fábrica de neumáticos, por lo que las actividades eran pesadas y no muy sencillas para un niño.

Ayudó a su familia

A pesar de que la situación no iba nada bien para la familia, Jim buscaba llevar momentos cómicos a su familia, por lo que les contaba algún chiste, hacía caras graciosas o se inventaba alguna tontería, pues su principal objetivo era hacer reír a su madre enferma, quien se la pasaba preocupada la mayor parte del tiempo.

Debido a las complicaciones económicas por las que atravesaban, Jim tuvo que abandonar sus estudios para trabajar de tiempo completo como conserje y como desde pequeño le gustaba la comedia, a los 15 años quiso probar en algunos clubes, en los que realizaba más de 80 imitaciones, con lo que aportaba dinero extra a la casa.

Fue hasta los 19 años cuando fue descubierto por Roger Dangerfield, quien lo llevó a Las Vegas, y se convirtió en uno de los cómicos más populares de la televisión estadounidense por la serie In Living Color y tiempo después tuvo su propio show: Jim Carrey’s Unnatural Act, por lo que empezó a apoyar a su familia y así olvidarse para siempre de la camioneta en la que vivieron unos años.

Años después de haber alcanzado el éxito en Hollywood, declaró que el principal motivo por el que se convirtió en comediante fue por su madre y por la triste realidad en la que vivió la mayor parte de su vida.