|
Vida y salud

Scouts de México, un proyecto de vida para los niños y jóvenes

Jorge Sierra, presidente Nacional de Scouts México, visitó recientemente Sinaloa para reunirse con los líderes de los grupos en Sinaloa y dar un curso a los facilitadores de todo el estado

El aislamiento obligado que se tuvo durante la pandemia, dejó secuelas emocionales en muchos de los niños y jóvenes del mundo. De eso está consciente el movimiento de Scouts México y por eso el nuevo enfoque es complementar la formación con herramientas que desarrollen su autoestima, su fortaleza y su liderazgo.

Actividades al aire libre, como campamentos, excursiones, complementan su formación, de tal manera que sea integral, no solo académica, y esté basada en valores y principios.

Jorge Sierra, presidente Nacional de Scouts México, visitó recientemente Sinaloa para reunirse con los líderes de todo el estado y dar un curso precisamente con ese enfoque.

“Los scouts somos personas que practicamos el campamento, porque desarrollamos la adaptabilidad de los niños, el salir de su entorno e ir a otro, trabajamos el liderazgo, trabajo en equipo y proyectos”, dijo.

“Tenemos un proyecto educativo que ofrecemos a los niños y es complementario a la formación que llevan en las aulas. Hoy estamos recibiendo a los niños que durante la pandemia estuvieron encerrados y eso les creó mucha ansiedad, mucha depresión. Entonces yo les pediría a los papás que acerquen a sus niños a los grupos scouts”.

El curso fue de liderazgo con scouters de todo el estado, que reciben a los niños y jóvenes que se van sumando.

“Tenemos ahorita temas de obesidad, de depresión y ansiedad, y a través del grupo de scouts los niños van a empezar nuevamente a retomar su vida, les vamos a inculcar valores y principios que son muy importantes para para nuestras familias, que estemos con personas que tengan una unos valores que necesitan mucho de nuestra sociedad”.

Y todo es muy divertido, aseguró, porque todo es a través del juego.

“El niño realmente aprende a través del juego y va fortaleciendo su espiritualidad, su carácter, su desarrollo físico, su desarrollo emocional, de tal manera que entreguemos una persona más autónoma, con valores y que se vuelvan líderes, pero líderes con un sentido social importante”.

El propósito, asegura, es que nuestros niños y jóvenes recuperen la confianza en ellos, sean personas felices y nos ayuden a construir una sociedad más justa y sana.

El movimiento

Los Scouts son el movimiento juvenil más grande del mundo al cual pertenecemos más de 50 millones de niños, adolescentes y jóvenes, que tienen la oportunidad de recibir todos los valores que el Escultismo promueve.

En México tiene 96 años de existencia dando la oportunidad de que sus integrantes se vinculen con sus pares de otros países.

“Los niños pueden interrelacionarse con otras personas del mundo, aspirar a otras cosas, nuestra agenda dice ‘piensa global actuar local’. Entonces estamos capacitando a los adultos aquí para que sean mejores scouters que son los que están frente a los niños y que les brindan estas herramientas”.

En Sinaloa pocos son los niños y jóvenes que pertenecen a este movimiento y la idea es ir sumando.

“Sinaloa está empezando, está nuevamente creciendo y creo que tiene mucho potencial para que los niños pertenezcan a este movimiento y yo invitaría a los padres de familia que se sumen aparte, es un movimiento realmente económico y que les va a dar a sus hijos mucha ayuda para su proceso de vida”.

Con la pandemia, muchos se fueron, y de ser a nivel nacional 55 mil, ahorita son 30 mil scouts.

“Estamos en ese proceso de recuperación, tenemos muchas campañas a nivel nacional con temas de ecología, de la Agenda 20- 30, de la ONU, de todo lo que es participación juvenil, empoderamiento juvenil y en distintas partes hemos tenido bonitos casos”.

Entre las actividades de liderazgo, comentó que en una de las áreas más marginadas de México, una niña scout conectó tabletas y celulares durante la pandemia para que los niños que no podían tomar clases en línea tuvieran un dispositivo donde pudieran hacerlo.

“También les regaló tarjetas de Internet para que puedan ellos canjear las para que puedan conectarse y seguir con su educación. Entonces, cuando tú ves que un niño de siete, ocho, 11 años hace esto, las posibilidades de que la transformación de nuestro entorno sea realmente bueno y bueno”, dijo.

“Hay chicos más grandes que han hecho cosas impresionantes. Tenemos una chica de Nuevo León que desarrolló un proyecto en el que a través de una impresora 3D hizo prótesis para las personas que no tenían manos y ya lleva 160 personas que han sido beneficiadas con una prótesis para cambiarles la vida”.

Su lema, subrayó, es construir un mundo mejor y hacer todo el tiempo algo en favor de los demás.

Entorno seguro

El entorno en el que se mueven los scouts es completamente seguro.

“Aquí conocemos a los niños con los que se van a estar vinculando, a los papás de esos niños, al monitor o el scouter que está cuidando al niño, en un ambiente sano, sin drogas, sin alcohol, sin cigarros y donde el niño se desarrolla en un ambiente saludable con valores cercanos a la familia”, aseguró.

“No profesamos una religión en particular y aceptamos a los niños con sus diferentes religiones. Somos muy respetuosos de eso y promovemos que ellos cumplan con sus deberes en sus iglesias, en su religión. La verdad es que es un ambiente muy bonito, sobre todo ahora que de repente no podemos estar tan seguros con quién anda mi hijo y con quién se está vinculando”.

Al movimiento scout pueden unirse niños a partir de los 7 años y hasta los 21 años. Los adultos que apoyan son voluntarios.

“Es a partir de los 22 años que pueden ser voluntarios, si alguien se quiere acercar para apoyarnos como voluntario, que vengas con nosotros”.

Quienes se integran son voluntarios aceptados con todas sus fortalezas y debilidades, y los apoyan en su desarrollo personal..

Durante la pandemia, las actividades que tuvieron fueron en línea, poco a poco se han ido incorporando a las actividades presenciales con un protocolo de sanidad estricto.

“Nosotros paramos actividades por cerca de 18 meses, todo fue en línea porque las condiciones sanitarias era lo que permitían, sabíamos que nos iba a afectar en la membresía, porque pues el papá no va a pagar para un niño que esté conectado, pero era un acto de responsabilidad”, reconoció.

“Ahora que ya nos permitieron las autoridades sanitarias regresar. Tuvimos cursos de capacitación. Todos los adultos tomaron cursos de capacitación de los mismos con parte del Seguro Social. Sí, y se certificaron. Nosotros internamente desarrollamos nuestros protocolos, que es desde que tú vas a regresar a un grupo scout, tienes que tener un filtro sanitario, te toman tu temperatura, se aseguran que tengas cubrebocas, se aplica el lavado de manos, la desinfección”.

Llevaban un registro de cada niño y tenían reglas como si estabas enfermo no se podían acercar. Si habían viajado, tenían que esperar por dos semanas para reincorporarse, por el riesgo de contagiar a alguien.

“Y de esa manera empezamos nuestros grupos a participar. Cuando había un caso, todo el grupo se aislaba”

Redujeron la frecuencia de reunirse, si antes era cada semana, lo cambiaron a cada 15 días.

“Nuestros horarios, que eran de dos horas, también lo bajamos a 40 minutos y siempre en espacios abiertos y todo el mundo siempre con cubrebocas y de esa manera conocer con esos scouters y dirigentes bien capacitados, bien entrenados, porque fueron entrenamientos que hicimos en línea”.

Ahora que están de regreso, tomaron cursos de capacitación con el sector salud y se certificaron con los protocolos.

“No hemos tenido ningún caso, hemos cuidado a nuestros niños”.

Primeros auxilios psicológicos

Actualmente están recibiendo capacitaciones de primeros auxilios psicológicos.

Prácticamente de cada 10 niños, jóvenes o adultos la mitad padece depresión o ansiedad y nosotros aplicamos primeros auxilios, si identificamos un tema, le brindamos atención, si tiene una crisis se establece y canalizamos.

“Los sentamos, platicamos con el chico, le preguntamos si está medicado, porque de ese 50 por ciento, prácticamente el 30 por ciento está medicado, es un dato duro, si no lo tomó que se lo tome, si se lo tomó y se sintió mal, además de lo psicológico tenemos médicos”, compartió.

“Dejamos que platiquen y lo vamos relajando, que el niño se sienta más a gusto y cuando nos acercamos con los padres les decimos si sabían si tenían un cuadro de depresión porque muchas veces no se dan cuenta y eso a veces los lleva a tomar decisiones equivocadas, como drogarse o otras más extremas que son el atentar contra su vida”.

En cada una de las actividades que hacen, añadió, les dan la confianza de que lo pueden lograr, de tal manera que buscan que logren el éxito a través de la realización personal.

“Eso es lo que buscamos, un proyecto de vida para los jóvenes”.

INFORMES

Para sumarse a los Scouts en cualquier punto del estado de Sinaloa, pueden comunicarse con Leticia Cortés, al número 667162 6700. Las reuniones son los sábados y como asociación, al sumarse, pagan una cuota anual de 800 pesos, que incluye un seguro contra accidentes, válido todos los días del año.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play