Te quedan articulos gratis este mes
|
EMPRESARIO

Fallece don Eustaquio de Nicolás Vera, empresario de Culiacán

El empresario forjó en Sinaloa su familia, sus negocios, sus lazos de amistad y su altruismo; será velado a las 17:00 horas, en Templo de Santa Inés

Como un gran empresario, un hombre ejemplar, un personaje de Sinaloa con un arraigado sentido altruista y amplia visión empresarial, así es como recuerdan a don Eustaquio de Nicolás Vera, quien este miércoles falleció, a los 90 años de edad.

Don Eustaquio, llegó de España a México a los 17 años de edad, después de la Guerra Civil Española, y llegó a Culiacán en una misión de trabajo por tres meses que se prolongó por el resto de su vida.

Nació el 2 de julio de 1930 en la provincia de Soria, en España, llegando a México a los 17 años, y más tarde, a Culiacán por un trabajo de tres meses, en lo que se abría una tienda, que lo retuvo por el resto de su vida.

El destino quiso que se quedara y emprendiera una carrera empresarial, donde forjó además su familia junto con Pepita Gutiérrez de De Nicolás, con quien tuvo cinco hijos, Eustaquio, Julián, Gerardo, Ana Luz y José Ignacio.

Además de su destacada trayectoria en los negocios, don Eustaquio también fue reconocido por su labor social y altruista, ayudando a través del Club Rotario Culiacán.

Fue además Cónsul Honorario de España, labor por la que recibió la condecoración de la Medalla Isabel La Católica.

Hilde Salgado, quien es amiga de la familia, recordó a don Eustaquio como un hombre ejemplar, un gran empresario, que dejó un legado de altruismo junto a la señora Josefina, participando de manera activa en el Club Rotario de Culiacán.

“Su partida es una gran pérdida, deja un ejemplo de familia, y creo que para el gremio empresarial es de igual forma una gran pérdida para la sociedad, y pues yo en calidad de amigo de los hijos, hemos vivido a través de ellos, la gran familia que han formado, su despedida es dolorosa, pero nos deja un gran aprendizaje”, resaltó.

El padre Miguel Ángel Soto Gaxiola también lamentó la partida de don Eustaquio de Nicolás.

“Como amigos, pero también como cristianos, tenemos puesta nuestra confianza en Dios, en la resurrección y confiamos a Dios Nuestro Señor a estos grandes amigos de Culiacán, de Sinaloa, que dedicaron su vida al bien de la familia, y que ayudaron a la prosperidad de nuestro estado, que Dios Nuestro Señor tome en cuenta todas las obras buenas de esta persona que apoyó a tanta gente”, resaltó el sacerdote.

Don Eustaquio de Nicolás será velado a las 17:00 horas, en Templo de Santa Inés.

SUS COLABORACIONES

Durante 50 años, don Eustaquio de Nicolás colaboró sirviendo a los sinaloenses formando parte del Club Rotario de Culiacán, en donde colaboró para que se realizara la edificación de la conocida Canasta en 1964, hoy desaparecida de la glorieta.

También participó en la construcción del Reloj Rotario, ubicado en el Parque Revolución. También tuvo que ver con la rehabilitación del reloj de la Catedral de Culiacán en 1993.