|
"Nallely Valdez Zamorano, Coordinadora del área de Integración en Ashoka"

"Promueven el emprendimiento social"

"Resolver problemas sociales es un trabajo que pueden hacer empresas, sociedad y gobierno, se denomina emprendimiento social"

El emprendimiento social es una forma de buscar y presentar solución a los problemas que están atacando a la sociedad en Sinaloa, informó Nallely Valdez Zamorano, Coordinadora del área de Integración en Ashoka.

Explicó que Ashoka, es una organización internacional que promueve el emprendimiento social en más de 89 países.

Destacó que dentro de los temas que más le duelen a Sinaloa están la violencia y el narcotráfico, problemas muy sensibles que ha enfrentado el estado y que de estos se derivan otros, como son la falta de oportunidades en los jóvenes por lo que eligen otros caminos.

Dijo está el tema de las adicciones que puede hacerse presente derivado también de esos problemas (violencia y narcotráfico); el desplazamiento de personas; aunque también hay problemas como falta de vivienda, falta de acceso a los servicios de salud a algunas comunidades, entre otros retos que se están enfrentando.

Nallely Valdez informó que, Sinaloa se encuentra en buen momento para trabajar en temas tanto de emprendimiento social como de emprendimiento tradicional, que puede ser trabajado desde niños hasta adultos, pues el emprendimiento llega en cualquier etapa, sin embargo, dijo, el potencial mayor para liderar un cambio se encuentra en los jóvenes.

"Ahorita a nivel nacional los jóvenes representan un alto número dentro de los millones de habitantes que tenemos, de hecho si solo los jóvenes emitieran su voto en 2018 podrían elegir al próximo presidente, por eso cuando hablamos de jóvenes es porque vemos el potencial de los adultos en que se van a convertir, pero el emprendimiento social es para todas las edades", detalló.

La Coordinadora en Ashoka señaló la necesidad de que los jóvenes se den cuenta que tienen la capacidad de ver los problemas y asumir la responsabilidad de resolverlos, de ver una oportunidad para emprender.

Pensar ejemplificó, como se podría diseñar un modelo educativo para comunidades vulnerables al narcotráfico, que se les enseñe que hay otros caminos para lograr lo que se quiere, para cumplir los sueños.

 

Que la comunidad crezca

 

Valdez Zamorano Indicó que, el emprendimiento social es una solución, por lo que el emprendedor tiene el deber de trabajar con todos los actores del ecosistema, es decir ir con Gobierno, con empresas, con la sociedad civil.

"La forma de hacer impacto es llegar con las personas, pero no a poner tu solución, lo que tú crees que hace falta, sino coocrear juntos, ver que se puede hacer para que la comunidad crezca y poder generar un cambio", señaló.

Dijo que si el emprendedor social piensa que va a impactar en la vida de 15 personas es algo positivo, pero si va con Gobierno serán recursos financieros que van a movilizar a toda la comunidad y es algo que va a cambiar necesariamente.

"Hacer micronegocios y levantar la economía, llevar soluciones a la escuela local para que los niños tengan el conocimiento de otras alternativas que no son la violencia o el narcotráfico, pero el impacto se da cuando todos los actores del ecosistema participan juntos", detalló.

Indicó que, la Secretaría de economía tiene un programa denominado Sinaloa Emprende que tiene buenos créditos, buenos apoyos al emprendimiento, por lo que es uno de los principales lugares a los que se podría acudir.

Dijo, el Tecnológico de Monterrey tiene el Parque de Innovación Tecnológica; la Universidad Autónoma de Sinaloa tiene aceleradoras; hay otra asociación que está surgiendo en temas de innovación que se llama Tomato Valley; está Inadem, Ashoka, pues el tema de recursos no debe ser un impedimento.

Refirió que, hay muchos lugares a los que un emprendedor se puede acercar y fácilmente lo van a apoyar, por lo que es importante que sepan que aquí en Sinaloa si tienen apoyos.

Señaló el emprendimiento social es un boom que está teniendo apoyo desde el nivel nacional e incluso internacional, hay muchas fundaciones, recursos y muchos premios para los que deciden emprender socialmente.

"Solo basta abrir internet para ver todas las convocatorias que existen, incluso se puede ir a representar a México en otros escenarios, rodeándose de mentores y empresarios que en verdad quieren apoyar estas causas", dijo.

 

Agente de cambio

 

La especialista señaló que es muy posible que se conozca el emprendimiento básicamente, que es cuando una persona detecta una necesidad en el mercado y en base a eso diseña un producto o servicio que supla y llene ese espacio, sin embargo dijo, el emprendimiento social no ve un mercado, sino a la sociedad.

Informó que al emprendedor social también se le llama agente de cambio, porque se da cuenta de las problemáticas sociales que duelen, que están ausentes; como en temas de salud, educación, medio ambiente, participación ciudadana, y en base a eso genera un modelo de intervención para resolver ese problema.

"Se le llama emprendimiento social porque siempre va acompañado de un modelo de negocios pero su fin último no es obtener recursos financieros, sino resolver una problemática de la comunidad", explicó.

Dijo que siempre hay personas que nacen con la habilidad de emprender, pero lo que promueve Ashoka es que se pueden adquirir esas habilidades de ser un agente de cambio, a lo largo de la vida, en la escuela, pero cualquier persona puede ser emprendedor social, unos con más facilidad que otros, hay líderes natos y están los que acompañan al líder y asumen otros roles.

Detalló que una de las habilidades que un agente de cambio debe tener es justo no rendirse cuando las cosas salen mal, porque el emprendedor social va a fracasar mucho a lo largo de toda su carrera, se va a dar cuenta que las cosas no cambian rápido, el Gobierno a veces va a poner trabas, hay temas en los que va a recibir amenazas incluso.

"El riesgo siempre va a estar, pero un agente de cambio no se debe quedar solo en eso, tiene que ser aliados de la comunidad, parte de ella, no querer imponer como un agente externo sino que lo sientan parte de, pues allí es cuando se pueden crear alianzas con gente de la comunidad que pueda dar un respaldo del trabajo que se está haciendo", destacó.

Nallely Valdez señaló que, el espíritu de los emprendedores sociales que han llegado a ser muy exitosos, es porqué han aceptado 80 no y no les importa, porque quizá en el 81 reciben un sí, pues quizá el modelo que ellos hicieron no fue el mejor, pero lo que se tiene que tratar de buscar es en que se falló.

"Ningún emprendedor social inicia con éxito, de hecho ni los empresarios grandes que se conocen; la historia de estos siempre vienen de muchos fracasos para poder llegar al éxito, por lo que es la misma situación en el emprendimiento social, entonces yo les aconsejo que no se rindan", señaló.

Destacó que hay una frase que le gusta mucho y dice: "imagina todo lo que podría pasar si no tuvieras miedo"; dijo que algunas personas no se atreven a ir más allá del miedo; del miedo al fracaso, miedo al qué dirán los padres, miedo a la falta de apoyo, pero el éxito está en continuar.

-------

ASÍ LO DIJO

"Se le llama emprendimiento social porque siempre va acompañado de un modelo de negocios pero su fin último no es obtener recursos financieros, sino resolver una problemática de la comunidad".

Nallely Valdez Zamorano

Coordinadora del área de Integración en Ashoka

Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play