|
Desaparecidos en Sinaloa

Asesinar en Sinaloa ya ‘pasó de moda’, advierte activista de Sabuesos Guerreras

María Isabel Cruz, líder de este colectivo que buscan a personas desaparecidas en Sinaloa, no tiene dudas: las desapariciones contribuyen a maquillar las cifras del Gobierno sobre homicidios; sin cuerpo no hay delito, asegura

María Isabel Cruz no tiene dudas en soltar una respuesta en cuanto termina de escuchar la pregunta de ¿a qué cree que se deba que en Sinaloa haya más desaparecidos que asesinatos?

“Híjole, creo que si no hay cuerpo, no hay delito, entonces es también una manera de que el Gobierno pudiera frenar un poco, pues no frenar, sino sus cifras maquillarlas, maquillar sus cifras para que sus homicidios no suban y pues las desapariciones no cuentan, no hay números, no sabemos en realidad cuántos desaparecidos hay; hablamos en cifras sólo las que denuncian, pero y ¿las que no?, siento que será eso, un maquillaje del gobierno”, expresa.


- ¿Crees que el gobierno lo sugiere?
Sí, yo pienso que sí, porque la delincuencia no actuaría sin la aquiescencia del Gobierno, entonces tendrían que estar en conjunto, que ahorita ya no sabes si te cuidas del gobierno o te cuidas de la delincuencia, entonces ellos trabajan en conjunto, definitivamente y es la única manera para maquillar números.

Cruz es la líder del colectivo de personas que buscan a sus familiares desaparecidos. Sabuesos Guerreras, y que ella misma fundó después de que el 26 de enero de 2017, su hijo Yosimar García Cruz fuera privado de su libertad y desaparecido.

A su domicilio de la Colonia Infonavit Humaya llegó un convoy de un par de vehículos con varios hombres armados y con la cara cubierta con capuchas. Fue poco antes de las 20:00 horas.

En ese momento, Yosimar fue el tercer agente que había sido privado de la libertad en circunstancias parecidas, otros mandos fueron atacados y asesinados saliendo de la corporación o llegando a su casa. Hay otros más, como Yosimar, cuyos restos no han sido localizados.


- ¿Por qué razones ustedes han conocido que desaparecen a una persona?
Pues hay muchos factores, yo creo que los principales, los que hemos visto, estudiado, checado, analizado, en cada desaparición, está la delincuencia, primero, la delincuencia organizada; pongamos 10 desapariciones, hay cuatro a manos del gobierno, si estamos de acuerdo que tal vez la delincuencia actúa más, pero es con el permiso y con la aquiescencia del Estado; de otra manera, pues no lo harían, sola no puede actuar, tiene que tener aliados y creo que el gobierno es uno de ellos.


El 16 de junio de 2021, la Fiscalía General del Estado encendió la Alerta Ámber por la desaparición de cuatro jóvenes entre 13 y 15 años de edad, que salieron de sus domicilios desde el día 14 y ya no regresaron. Según las fichas, los desaparecidos son los hermanos Jesús Vicente Manjarrez Valdez, de 15 años; y Kevin Alfredo Valdez Meza, de 13 años; de la Colonia Jesús Valdés; además de Joshuan Antonio Jurado Morgan, de 14, y Gerardo Esteban Urbano Sánchez, de 15 años, ambos de la Colonia Bicentenario.

Pero el problema no es exclusivo de Culiacán, pues el 19 de agosto de 2021, en Navolato, decenas de familiares y amigos de Luis Carlos García realizaron una marcha para exigir su regreso con vida, después de haber sido detenido por agentes de la Policía Municipal.

$!Asesinar en Sinaloa ya ‘pasó de moda’, advierte activista de Sabuesos Guerreras

El caso de Luis Carlos, de 16 años, se viralizó después de que una fan page de denuncia en Navolato publicó un post en el que se daban detalles sobre su desaparición, ocurrida el 23 de julio.

Según testigos, el joven fue detenido por una patrulla en la Colonia Pueblo Nuevo, conocida como El Cochambre, después de las 19:30 horas. Luis Carlos apareció con vida días después de la marcha, pero las condiciones de su regreso y los detalles no fueron relevados por la familia ni los grupos de búsqueda del municipio, por miedo a posibles represalias.


- ¿Ustedes creen que esto pudiera tener que ver con esta situación?
Es que todo tiene qué ver, el entorno, la droga, el Gobierno, el narcotráfico, la misma sociedad, somos cómplices al callarnos cuando vemos algo, cuando vemos a nuestros hijos que llevan algo que no es, o que no les has dado, eres cómplice desde ahí, creo que el mercado se va perfeccionando, tanto se ha perfeccionado que hemos cambiado la política por la delincuencia.

Entonces, tenemos un gobierno hincado ante la delincuencia, se vio el día del “Culiacanazo”, y aquí estamos, soportando y aguantando todo el cochinero que ellos hacen.

Para María Isabel, los más afectados son los ciudadanos, que cataloga como los que andan a pie, el proletariado, porque son los que pagan las consecuencias del Gobierno y del crimen organizado.

“...Los del día a día somos los que pagamos las consecuencias, y aparte de pagar sus consecuencias, en todos los aspectos, económico, político, yo creo que también lo pagamos sin deberla ni temerla, pues tal vez siendo desaparecidos o asesinados, pero ya asesinados no, eso ya pasó de moda para ellos; ahorita, la desaparición forzada habla de que la desaparición es pues lo mejor, porque si no hay cuerpo, no hay delito, y si encuentran el cuerpo, ya no hay investigación. Entonces, ¿qué somos? No somos nada, ante un gobierno hincado y arrodillado.

Sabuesos Guerreras está conformado en su mayoría por mujeres. En un día normal, describe María Isabel, este colectivo comienza a las 5:00 de la mañana a ver qué van a hacer, qué sigue y esperar a que las familias con malas noticias atraviesen la puerta de la oficina.

“...A que te cuenten y vuelvas a vivir otra vez la desgracia de una desaparición, yo creo que duele, lacera el alma cada vez que alguien se sienta aquí, o que te esté hablando y asesóreme, no sé qué hacer, no sé a dónde voy, qué hago, nadie me ayuda, nadie me dice nada, te sientes sola”, señala.

“Entonces para Sabuesos Guerreras es estar en esta oficina o es tener esta oficina, es abrazar a las víctimas cuando entran por esa puerta, sin palabras, para empezar y después escucharlas que se desahoguen y que suelten todo el dolor de madres, de hermanas, de hijas que traen, no, porque ante un Minierio Público no lo van a hacer, entonces ¿quién más nos va a dar la mano, sino nos la damos nosotros mismas?”.

Cruz asegura que cada que recibe un nuevo caso, recuerda que ella ya pasó por eso.

“No tuve quién me abrazara, no tuve una oficina a dónde acudir, no tuve quién me dijera ‘Isabel, llora, estás bien, todo va a estar bien, yo te voy a acompañar, yo te voy a llevar al Ministerio Público, yo voy a hacer esto’... no lo tuve y yo quise que esta oficina fuera eso, que otra madre, otra hermana, no pasara lo que yo había pasado y hasta ahorita el objetivo lo he cumplido y pues aquí seguimos y aquí vamos a estar”, agregó.

María Isabel cree que en Sinaloa te pueden desaparecer por muchas razones: “Yo creo que los desaparecen por droga, por dinero, por calmar una colonia, por chingar a alguien, y por nada, y por estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado, que no debería de haberlo, siempre lo he dicho, pero desgraciadamente aquí en este estado lo hay”, señala.

“Entonces, yo creo que esas son las razones y porque pues a lo mejor al Gobierno le incomodes, también, o le estés pisando algún callito y no quiera que estés molestando”.


- Da la impresión que desaparecer a alguien es muy fácil, ¿no?
Pues sí, lo hacen tan fácil y tan a la luz del día, a lo descarado, que dices ‘¿cómo es posible que yo lo vea, que la gente lo vea y las autoridades no lo vean?’, la aquiescencia del estado y la colusión de las autoridades.


- ¿Visualiza que esto pueda mejorar?
No creo, no creo ni que se mejore ni que se acabe, porque el crimen organizado es una gran empresa y el Gobierno es otra, entonces hay que pelear los poderes, ¿quién tiene más?, y ahorita sabemos quién lo tiene, sabemos quién nos va a gobernar, entonces el estado simplemente está esperando a ver qué les dicen los patrones.




5 mil pesos

Cruz no recuerda haber visto que las denuncias por desapariciones o denuncias en las calles bajaran en Culiacán cuando se decretó la cuarentena por la llegada a Sinaloa de la pandemia provocada por el virus Covid-19. Incluso, piensa que crecieron.

“Híjole, son temas fuertes, pero es la realidad”, dice María Isabel y hace una pausa. “Yo, pues tengo un conocido (policía) que me dice: Isabel es que una vida vale 20 mil pesos, la más barata 5 mil, dependiendo quién sea el mono, y le digo: ‘oye, pero tú perteneces a una institución, pues que le deben lealtad, que le debes tu vida, si quieres, pero la lealtad yo creo, a los mismos mexicanos’, y me dice: ‘pues sí, pero mi familia tiene que comer y tiene que vivir bien’... entonces quiere decir que el sueldo no le alcanza y tiene que dedicarse a eso, tapando o agarrando una institución que lo solape. Sí se da el caso”.




Perfil

María Isabel Cruz

Líder del colectivo Sabuesos Guerreras, que buscan a sus familiares desaparecidos.

Lo fundó después de que el 26 de enero de 2017, desapareció su hijo Yosimar García Cruz, policía municipal de Culiacán.




Sabuesos Guerreras A.C.

Es un grupo de búsqueda de personas desaparecidas.

Buscan en vida, en centros de rehabilitación, penales, hospitales, centros de salud mental, en situación de calle y en fosas clandestinas.

Además de buscar a personas desaparecidas, brindan a los familiares apoyo y acompañamiento en trámites y búsquedas.

https://eldiadespues.mx/organizacion/sabuesos-guerreras-ac/

Lee más:

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play