Te quedan articulos gratis este mes
|
Medio ambiente

Los ‘Límites planetarios’ definen nuevas normas para los negocios sostenibles

La Red de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTN por su sigla en inglés), una iniciativa de Global Commons Alliance (GCA), presentó recientemente un programa de compromiso empresarial para ayudar a las empresas, consultorías y coaliciones de la industria a establecer objetivos, basados en la ciencia, que podrían ayudar a proteger todos los aspectos de la naturaleza, como la biodiversidad, el territorio, el océano, el agua y el clima

La SBTN utiliza el concepto de los límites planetarios, que se refiere a nueve procesos del sistema terrestre, que contienen umbrales para los límites operativos seguros, para informar su trabajo

La SBTN todavía está en fase de formación y no finalizará su metodología hasta 2022, pero participará de forma activa con las empresas, durante los próximos dos años

27/04/2021

Elizabeth Claire Alberts / Traducción María Ángeles Salazar Rustarazo

¿Cómo crece y se expande una empresa y funciona de una manera que no sobreexplota la Tierra? Una nueva iniciativa ofrece respuesta a esta pregunta.

En noviembre, la Red de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTN en inglés), parte de una alianza mundial llamada Global Commons Alliance (GCA), presentó un programa para ayudar a las empresas, consultoras y grupos industriales a establecer objetivos ambientales que les sirvan para operar de forma sostenible.

Las emisiones de carbono suelen ser el foco de los modelos de negocio sostenible, pero la SBTN pretende ampliar ese enfoque ofreciendo directrices sobre cómo pueden actuar las empresas para proteger todos los aspectos del mundo natural además del clima.

Aunque la SBTN está aún en sus inicios, los organizadores dicen que el proyecto tiene potencial para atraer a un abanico de compañías -de pequeñas empresas a grandes multinacionales- hacia alianzas globales que puedan ofrecer soluciones a los problemas de sostenibilidad del mundo.

El objetivo de la SBTN, como se describe en las directrices iniciales para las empresas, es crear un “mundo positivo para la naturaleza” en el que se detenga la pérdida de esta y se permita que el mundo natural se recupere.

$!Arroyo en la selva amazónica.
Arroyo en la selva amazónica. ( )

‘Nadie puede conseguir lo que hay que hacer solo’

La GCA es una coalición de más de 50 organizaciones que se unieron con el interés compartido de empoderar a individuos, empresas, ciudades e incluso países enteros, para ayudar a proteger el patrimonio común, es decir, los recursos esenciales para nuestra supervivencia, como la biodiversidad, el clima, el territorio, el océano y el agua. Desde que se formó en 2019, la GCA ha iniciado varios proyectos que se alinean con sus objetivos y la SBTN es uno de ellos.

Erin Billman, directora ejecutiva de la SBTN, dijo que el proyecto nació de un deseo colectivo entre los líderes empresariales de aplicar cambios que ayuden a proteger la naturaleza, pero también de las dudas acerca de cómo hacerlo más allá de reducir las emisiones de carbono.

“La comunidad empresarial estaba diciendo ‘es estupendo que tengamos esta guía de las ONG sobre objetivos basados en la ciencia climática, ¿pero qué pasa más allá del clima?’”, dijo Billman a Mongabay en una entrevista.

En noviembre, la SBTN lanzó su primer programa de compromiso empresarial e invitó a empresas y sus filiales, consultoras y coaliciones industriales para trabajar juntos en la creación de sus herramientas y estrategias.

“Nos dimos cuenta de que en lugar de estar escondidos dos años y medio hasta 2022, y presentar una metodología completa, tenemos que utilizar el asesoramiento inicial para asegurarnos de que atraemos a gente en la dirección a la que nos dirigimos, además de asegurarnos de que no perderemos dos años de acciones corporativas ambiciosas hasta que nuestra metodología esté acabada”, dijo Billman.

Muchas empresas multinacionales como Pepsico, L’Oréal, Unilever y Kering, además de varias consultorías y coaliciones, ya se han unido como firmantes iniciales para trabajar con la SBTN, mientras se desarrolla en los dos próximos años.

Rachel Barré, directora de liderazgo ambiental de L’Oréal, dijo que la empresa de cosméticos se ha comprometido a reducir su impacto ambiental para 2030 y que su participación con la SBTN “tenía mucho sentido”.

“Estamos convencidos de que las empresas deben asociarse con expertos para establecer objetivos que sean lo suficientemente relevantes y ambiciosos”, le dijo Barré a Mongabay, en una comunicación por correo electrónico.

“Con esta nueva iniciativa, tendremos acceso a ciencia de primer nivel, trabajaremos en refinar nuestra hoja de ruta y compartiremos buenas prácticas. Esperamos promover la inteligencia colectiva y acciones en algunos de los asuntos ambientales más urgentes, como se hizo con el cambio climático”.

Aunque cada empresa tiene sus propios planes sobre cómo y cuándo establecerá objetivos de sostenibilidad, la SBTN enfatiza la importancia de trabajar juntos y crear un enfoque consolidado para proteger la naturaleza.

“Nadie puede conseguir solo lo que se tiene que hacer”, dice Billman. “Si observas el espacio ambiental corporativo, antes las empresas se veían empujadas en diferentes direcciones por diferentes ONG en el sentido de ‘esto es lo que tendrías que hacer y este es el enfoque’. Y cada vez más, nos damos cuenta de que tenemos que unirnos bajo una voz común para ofrecer asesoramiento consensuado con el fin de simplificar y armonizar lo que se ha convertido en un espacio complejo”.

$!Cebras
Cebras ( )

Límites planetarios

Puede que la SBTN aún esté en fase de planificación, pero se está inspirando de unos fundamentos científicos establecidos.

Uno de los principios de la SBTN es la idea de los nueve límites planetarios, un concepto desarrollado por 28 investigadores internacionales, como Johan Rockström, del Centro de Resiliencia de Estocolmo; y Will Steffen, de la Universidad Nacional Australiana, para describir ciertos umbrales que tienen el potencial de desestabilizar el mundo. El concepto se introdujo en un artículo de Nature en 2009.

Los nueve límites -cambio climático, integridad de la biósfera, cambio en el uso del suelo, uso del agua dulce, flujo biogeoquímico, acidificación del océano, carga de aerosoles en la atmósfera, agotamiento del ozono estratosférico y contaminación química y la introducción de nuevas entidades- identifican varios procesos del sistema terrestre y cada uno contiene umbrales para operar dentro límites seguros.

Si nos mantenemos dentro de esos umbrales, la vida aún puede prosperar. Si los cruzamos, la tierra puede cambiar a un nuevo estado peligroso, según la investigación.

Por ejemplo, sugiere que ya traspasamos el umbral de seguridad para el cambio climático cuando los niveles de dióxido de carbono atmosférico sobrepasaron las 390 partes por millón (PPM) y el mundo entró en una zona de incertidumbre.

También hemos sobrepasado los umbrales de uso del suelo, los flujos biogeoquímicos del fósforo y el nitrógeno, y la integridad de la biosfera debido al ritmo acelerado de pérdida de biodiversidad y las extinciones masivas, según el Centro de Resiliencia de Estocolmo.

“Sabemos que si vamos más allá de ese límite, estamos entrando en un campo de minas y podríamos pisar una mina en cualquier momento”, dijo a Mongabay en una entrevista Owen Gaffney, director de medios internacionales y estrategia en el Centro de Resiliencia de Estocolmo. “No tenemos ni idea de dónde está y ese es el riesgo que estamos tomando”.

Por otra parte, los procesos del sistema terrestre como la acidez del océano todavía están dentro de límites operativos seguros, aunque están avanzando rápidamente en la dirección no segura, según el estudio.

Los nueve límites están conectados estrechamente, dice Gaffney, lo cual significa que cruzar un umbral podría hacer que se crucen otros.

“Por ejemplo, cuando se empieza a reducir la biodiversidad de un bosque, se reduce su resiliencia”, dijo. “Y entonces, unos cambios pequeños podrían inclinarlo a un nuevo estado -una selva se podría convertir en una sabana. Esa sabana podría no almacenar tanto carbono, así que hay más carbono en la atmósfera, de manera que se produce una reacción en cadena para el límite climático. Y con más dióxido de carbono en la atmósfera, tienes más acidificación en el océano”.

¿Cómo puede ayudar a las empresas el concepto de los límites planetarios? Según Gaffney, ofreciéndoles una “lista de prioridades” de cuestiones planetarias.

“Creo que el poder de los límites es que ofrece esa lista y, en segundo lugar, proporciona una cuantificación”, dijo. “No puedes gestionar lo que no puedes medir”.

Con la ciencia como principio básico, la SBTN trabaja para informar a las empresas sobre cómo establecer objetivos basados en la ciencia que ayuden a proteger todas las partes de la naturaleza y a operar dentro del ámbito de los límites planetarios. Por ejemplo, la SBTN se basa en el trabajo de la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia, una colaboración entre el Carbon Disclosure Project (CDP), el Pacto Global de las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y WWF, para ayudar a las empresas a establecer objetivos que reduzcan sus emisiones de carbono. Hasta ahora, más de 1000 se han comprometido a hacerlo.

“Nuestro trabajo es traducirlo en acciones para las empresas y las ciudades, para que puedan poner en práctica y establecer objetivos que garanticen que están haciendo al menos lo suficiente o lo que les corresponde... para detener la pérdida de naturaleza; para acercarse hacia el futuro equitativo y respetuoso con la naturaleza con carbono neto cero, que se necesita en el espacio ambiental”, dijo Billman.

$!Arrecifes frente al monumento al Capitán James Cook, en la Bahía Kealakeku.
Arrecifes frente al monumento al Capitán James Cook, en la Bahía Kealakeku. ( )

‘Todavía hay espacio para la transformación’

Billman dice que ha sido importante involucrar a empresas reconocidas como líderes en sostenibilidad, pero que es igual de importante contar con la participación de empresas que quizás no hayan avanzado tanto con sus objetivos. “Estamos diseñando las directrices para encontrarnos con las empresas en su punto del trayecto, muchas están en el principio”, dijo.

No obstante, las empresas con reputación de ser sostenibles también tienen espacio para crecer, dice Billman.

“Ninguna de las empresas que son ‘líderes en sostenibilidad’ hoy en día son sostenibles en realidad. No están haciendo lo que les corresponde para frenar la pérdida de naturaleza”, dijo.

“Así que hay aún hay posibilidades, todavía hay espacio para la transformación”.

Después de la presentación de la SBTN en noviembre, Billman dice que está animada por el interés inicial.

“En particular, vemos que aproximadamente la mitad de las empresas que nos han contactado para mostrar interés aún no tienen un objetivo basado en la ciencia climática”, dice Billman.

“Creo que es una gran oportunidad porque la naturaleza puede ser un punto de entrada a la conversación para las empresas que perdieron el tren de los objetivos climáticos. Pero para detener la pérdida de la naturaleza, abordar el cambio climático es una de las presiones clave y por eso creo que captar el interés de una empresa por la naturaleza, hará que de forma natural se interese por el clima”.

Billman señala que la SBTN ya está progresando mucho en su desarrollo y que está emocionada ante la contribución para construir un futuro sostenible.

“No voy a fingir que somos el principio y el fin de lo que va a llevar a que la economía global opere dentro de la visión de los límites planetarios que tenemos, pero esperamos ser un facilitador clave para ese futuro”, agrega Billman.

Referencias

Rockström, J., Steffen, W., Persson, A., Chapin III, F. S., Lambin, E. F., Lenton, T. M., ... Foley, J. A. (2009). A safe operating space for humanity. Nature, 461(7263), 472-475. doi:10.1038/461472a

Artículo original: https://news.mongabay.com/2020/11/for-sustainable-business-planetary-boundaries-define-the-new-rules/