Te quedan articulos gratis este mes
|
Campaña

Presentan campaña Mueve el Bote para promover separación de basura

Carolina Ceballos, Cristina Castellán y Silvia Michel, todas ellas trabajadoras de centros de educación, unieron esfuerzos y explican que con la separación de basura se puede reducir una gran cantidad de desechos sólidos

Sí, puede representar un esfuerzo, pero las ganancias podrían ser mucho muy beneficiosas: salvar el planeta.

Tres mujeres de Mazatlán emprendieron la campaña Mueve el Bote, con el que pretenden concientizar sobre la importancia de separar la basura antes disponerla al camión recolector de basura.

Carolina Ceballos, Cristina Castellán y Silvia Michel, todas ellas trabajadoras de centros de educación, unieron esfuerzos y explican que con la separación de basura se puede reducir una gran cantidad de desechos sólidos.

$!Foto: Noroeste / Andrés García
Foto: Noroeste / Andrés García ( )

En conferencia de prensa señalaron que hacer una separación de los residuos en casa, desde el cartón, el plástico, el papel, el vidrio entre otros, facilita la recolección enfocada a estos residuos que pueden venderse y reutilizarse o reciclarse.

$!Foto: Noroeste / Andrés García
Foto: Noroeste / Andrés García ( )

Pero si se mezclan con el resto de la basura que ya no se puede reciclar, son residuos que seguramente no podrán volver a utilizarse, y se pierde la posibilidad de reducir la contaminación.

$!Foto: Noroeste / Andrés García
Foto: Noroeste / Andrés García ( )

“La idea que tenemos es hacer una reconceptualización de algunas cosas, como puede ser que si compro una caja de galletas para mi casa, el cartón si lo pongo aparte, no es basura, es un material que se puede reciclar, reutilizar, se pueden hacer muchas cosas, si la bolsa es de plástico, a lo mejor tampoco es basura, y me como la galleta, y de esa bolsa de galletas realmente nada acabó en el bote”, indicó Carolina Ceballos.

Mueve el Bote se encuentra en Facebook disponible para dar ideas sobre cómo separar la basura, reducirla y aprovecharla.