Te quedan articulos gratis este mes
|
Elecciones 2021

Samuel Lizárraga, el hombre que empezó barriendo en el IMSS, fue delegado y ahora es candidato a Alcalde de Mazatlán

El candidato a Alcalde de Mazatlán por el partido Fuerza por México comparte cómo siendo intendente llegó a ser delegado del IMSS y ese ‘no hacer cómo que trabaja’ lo quiere aplicar también en el gobierno municipal, de ganar las elecciones el 6 junio

Detrás de las propuestas de campaña, detrás de las poses para las fotografías, los discursos y detrás de los volantes que se entregan en los cruceros, los candidatos que hoy se disputan la Alcaldía de Mazatlán también tienen historias por contar.

Y quizá una de las menos contadas y con más “escalas” es la de Samuel Lizárraga Camacho, el abanderado del partido Fuerza Por México.

El candidato rosa empezó desde joven a trabajar en el Instituto Mexicano del Seguro Social, no frente a un escritorio ni en una oficina con cuadros de campañas preventivas en las paredes, sino con los menesteres para la limpieza del inmueble.

“A los 17 años era de intendencia, fue muy padre porque cuando entro la mayoría tenía más de 15 o 20 años trabajando de intendente, yo en la noche pulía pisos y lavaba los baños, llegaba el supervisor en la mañana y decía, ‘¿qué pasó aquí?’, pues porque nunca lo hacían. Me decían: ‘no te van a poner una estatua, nunca te van a agradecer’, era la cultura”, comenta.

Sin embargo, su política de “no hacer como que se trabaja” lo llevó a escalar posiciones dentro del Seguro, paso a paso, hasta que terminó por dirigirlo.

“Cuando llego a ser delegado yo sabía cómo robaban el cloro, cómo se robaban las sábanas, yo sabía cómo se robaban las bolsas de basura, yo sabía cómo se robaban la gasolina de las ambulancias, sabía todos los procesos, incluso el material de reciclaje sabía cómo lo vendían ellos pero no reportaban el dinero”, recordó.

“Cuando llego a ser delegado me llevaban los documentos temblando la gente, decían ‘es que él sí sabe’”.

$!Samuel Lizárraga, el hombre que empezó barriendo en el IMSS, fue delegado y ahora es candidato a Alcalde de Mazatlán

“Samy”, como también le dicen, comentó que esto mismo quiere aplicar en el Gobierno de Mazatlán, pues ya conoce los vicios de la burocracia y se considera así mismo un buen administrador.

Le nació la idea de ser candidato al considerar que Mazatlán podía tener un buen Gobierno municipal si la administración se hiciera de la forma adecuada.

Lizárraga Camacho estudió informática en la Universidad de Occidente, luego derecho y contabilidad en la Universidad Autónoma de Sinaloa, cada una de las carreras en diferentes periodos de su vida; en esta última, en el primer día de clases los alumnos pensaron que era el profesor, por la diferencia de edades.

Actualmente es el presidente del patronato del Hospital General de Mazatlán.

En una visita al edificio de Periódico Noroeste, el candidato explicó que el problema de Mazatlán es que no ha tenido buenos administradores que dirijan el funcionamiento correcto de las diferentes dependencias municipales.

“Yo creo que no tienen el perfil adecuado para ser administradores, no tienen a su alrededor gente preparada, gente que les pueda dar el resultado que como líder estás sujeto a exigir a cada uno de ellos”, comentó.

El candidato aseguró que él tiene el perfil adecuado, pues lo ha demostrado en su vida profesional y dice que tiene una ventaja: ellos ya están desgastados por su papel como funcionarios públicos, él no.

Lizárraga Camacho es también padre de familia, tiene cuatro hijos, y está casado.

Este próximo 6 de junio está convencido que puede resultar favorecido en las urnas, si la gente se quita su “fanatismo” hacia los políticos y partidos de siempre que han perjudicado a Mazatlán.