Te quedan articulos gratis este mes
|
Afectados

‘Ya no se puede vivir aquí’, dicen Lucy y Marco, tras perder sus pertenencias por ‘Pamela’ en Mazatlán

Comparten que siempre ha sido lo mismo, el estar pendientes a que el agua no se lleve lo que con tanto esfuerzo han conseguido, pero en la mayoría de las veces, los esfuerzos son inútiles

MAZATLÁN._ Caminando entre el lodo y la basura por la calle Pinos, en la Colonia Jacarandas se ven vecinos barriendo afuera de sus casas.

El agua que trajo el Huracán Pamela se les metió a sus viviendas. La marca de agua llega hasta un metro en las paredes de sus hogares.

Muchos tienen una pistola de agua con la que limpian el suelo que está todo enlodado.

Otros con escoba en mano, sacan toda la basura que se les metió. Es hasta 4 horas después de cuando paró la lluvia, que pudieron limpiar sus casas.

Una de esas personas son Lucy y Marco, un matrimonio que vive en Jacarandas desde hace ya más de tres décadas. Comparten que siempre ha sido lo mismo, el estar pendientes a que el agua no se lleve lo que con tanto esfuerzo han conseguido, pero en la mayoría de las veces, los esfuerzos son inútiles.

Hoy Lucy está cabizbaja barriendo su patio, señala que el revestimiento del Arroyo Jabalines los ha perjudicado más de lo que los ha ayudado.

“Aquí nunca va a funcionar nada, está muy difícil... tenemos ya 32 años aquí, siempre hemos tenido el mismo problema, pero ahora se me hace que ahora con la urbanización y todo eso se empezó a meter más, a raíz de que pavimentaron, fue más lo que se nos metió”, comparte.

La mujer explica que su lavadora y refrigerador además de algo de ropa, se perdieron, o al menos eso parece.

Ambos electrodomésticos los dejarán desconectados en el sol, con la intención de conectarlos en unos días a ver si funcionan.

“Ahorita fue el refri y la lavadora, fueron las cosas que alcanzamos a subir, pero el refri y la lavadora no la alcanzamos, vamos a ver si dejándolo en el sol unos días prenden, vamos a ver, esperemos que sí nos funcionen”, lamenta.

Su esposo Marco, recalca que siempre ha sido complicado vivir en este lugar, pero a estas alturas no les queda de otra, pero en definitiva no viven plácidamente donde está su casa, en la Calle Pinos, en la Colonia Jacarandas.

“Ahora sí se puso feo, ya no se puede vivir aquí, se mete de una el agua... mira esas cosas solas, esas tres casas (señala las viviendas justo en frente de su casa) están solas, la gente mejor se fue, y así va a pasar, hasta que quede fantasma esto”.


- ¿De plano no se puede vivir aquí?

- De plano, ahora lo acabamos de comprobar, es muy feo ver que ya va subiendo el agua, y más cuando no tienes una planta arriba, y hay veces que prefiero salirme antes, nosotros desde ayer empezamos a subir las cosas, porque vimos que se estaba viendo feo.

Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play