Asesinan a balazos a sacerdote católico en Guanajuato

Su cuerpo fue encontrado en un camino de terracería, con heridas de bala en la cabeza y tórax.
29/03/2021

Gumersindo Cortés González, sacerdote católico de la parroquia Cristo Rey, en el municipio de Dolores Hidalgo Cuna de la Independencia Nacional, Guanajuato, fue hallado muerto la noche del pasado sábado 27 de marzo, en la comunidad comunidad Cerrito de Guadalupe cercano a la comunidad de San Antonio de la Minas.

Su cuerpo fue encontrado en un camino de terracería, con heridas de bala en la cabeza y tórax.

Horas antes su familia lo había reportado como desaparecido. A unos metros del cadáver fue hallada la camioneta del párroco Cortés González, de 63 años de edad, quien había sido director de la Casa de Ejercicios del Santuario de Atotonilco, en San Miguel de Allende.

Conocido por sus feligreses como “el padre Gumer”, Cortés González -que estaba adscrito a la Diócesis de Celaya y quien era originario del municipio de Dolores Hidalgo Cuna de la Independencia Nacional- había cumplido 38 años como sacerdote el pasado 9 de marzo.

Jesús Palacios Torres, vocero de la Diócesis de Celaya, dijo al diario El Sol de Salamanca, que la muerte del sacerdote es la primera ocurrida en toda el obispado católico y expresó que la Iglesia lamenta con tristeza la muerte violenta de la cual fue víctima Cortés González, quien había fungido como párroco en la iglesia de la Asunción, en el Barrio del Zapote, en Celaya.”

Al parecer es el primer sacerdote asesinado en la Diócesis de Celaya, hasta donde yo sé en mis 25 años que tengo de sacerdote más otros 15 años de formación, no hay registro de que alguien haya fallecido de una muerte violenta, sí tenemos casos de sacerdotes que han sido extorsionados, que de repente les roban el carro, pero ya a estas circunstancias no habíamos tenido registro”, añadió Palacios Torres.

Con la muerte de Cortés González suman dos asesinatos en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador. En agosto del 2019, el párroco José Martín Guzmán Vega, fue apuñalado afuera de su parroquia, en la comunidad Cristo Rey de la Paz, ejido Santa Adelaida, de la Diócesis de Matamoros. Una semana antes había hecho fuertes declaraciones contra el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, por la inseguridad de la zona.