Te quedan articulos gratis este mes
|
Cártel de Sinaloa

Emma Coronel, esposa de ‘El Chapo’, se declara culpable ante la corte, en Washington

La sentencia fue programada para el 15 de septiembre, por lo que fue detenida sin derecho a fianza desde su arresto en febrero y permanecerá encarcelada hasta que se dicte sentencia.

Emma Coronel Aispuro, esposa del capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, se declaró culpable, este jueves 10 de junio, ante el juez federal Rudolph Contreras, de la Corte Federal del Distrito de Columbia en Washington, de los delitos de narcotráfico, lavado de dinero y operación de empresas relacionadas con el crimen organizado, según el expediente 1:21-cr-00255-RC, desclasificado ayer por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Al final, la declaración de culpabilidad fue aceptada por el juez federal y la sentencia fue programada para el próximo 15 de septiembre, por lo que Coronel Aispuro fue detenida sin derecho a fianza desde su arresto en febrero y permanecerá encarcelada hasta que se dicte sentencia.

“Tengo entendido que la señora Coronel Aispuro desea declararse culpable hoy, ¿es correcto?”, preguntó el juez Rudolph Contreras, durante una audiencia abierta a la prensa y al público, a lo que el abogado defensor Jeff Lichtman respondió “Sí”.

Coronel Aispuro prestó juramento y el juez federal se dirigió directamente a ella, cuestionándola si entendía lo que estaba sucediendo con la declaración de culpabilidad, a lo que la esposa de “El Chapo” respondió aunque no lee en inglés, todos los documentos habían sido traducidos al español, además de que, según dijo, “completó estudios a nivel universitario”.

Asimismo, la esposa del ex líder del Cártel de Sinaloa afirmó que estaba satisfecha con el trabajo de sus abogados en el caso y que era mentalmente competente para declararse culpable, además de que indicó que no tiene antecedentes de enfermedad mental o adicción a las drogas.

Después de leerle sus derechos, el juez federal Contreras le explicó a Coronel Aispuro que no había sido acusada por un gran jurado, sino que ella estaba solicitando a la Corte lo que se conoce como “información”.

“Para resumir, si se declara culpable en este caso y yo acepto su declaración de culpabilidad, renunciará a todos esos derechos que le acabo de explicar, porque no habrá ningún juicio y probablemente no habrá apelación. ¿Entiende eso?”, preguntó el juez, a lo que la esposa del capo sinaloense respondió que “Sí”.

Antes de aprobar el trato, el juez federal pidió a los fiscales que le explicara a Coronel Aispuro lo que podrían probar más allá de una duda razonable, durante un juicio ante un gran jurado.

Contreras le pidió a la esposa de “El Chapo” que escuchara con atención, porque “a veces escuchas las cosas de manera diferente a cuando están escritas”.

En su turno, el fiscal Anthony Nardozzi expuso el caso contra Coronel Aispuro, afirmando que la esposa del capo sinaloense estuvo involucrada en el tráfico de drogas a gran escala, debido a su relación con “El Chapo”.

Además de que, según Nardozzi, la mujer participó en la planificación del escape del ex líder del Cártel de Sinaloa, el 11 de julio de 2015, por un túnel, del Centro Federal de Readaptación Social No. 1, El Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Aunado a ello, Nardozzi aseguró que Coronel Aispuro “controlaba propiedades comerciales y residenciales” propiedad de “El Chapo” y “obtenía ingresos de ellas al alquilarlas”. También dijo que la esposa del capo sinaloense violó la Ley Kingpin, porque es ciudadana estadounidense y tuvo “enredos financieros” con un narcotraficante sancionado.

“El Gobierno (de EU) probaría cada uno de los tres cargos en la información por una variedad de medios. Esos incluirían testimonio de testigos, evidencia generada por la investigación policial y otros medios”, insistió el fiscal Nardozzi.

El juez federal explicó que Coronel Aispuro enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua, bajo el cargo por conspiración de drogas y un mínimo de 10 años, pero esta podría aumentar o reducirse.

“Nada será seguro”, dijo Contreras, quien esperará el informe previo a la sentencia.

Coronel Aispuro dijo que entendía todo lo que explicó el juez federal, que no había sido coaccionada ni forzada a firmar el acuerdo de culpabilidad.

“Todo está claro”, respondió. “¿Está presentando esta declaración porque es culpable y por ninguna otra razón?”, preguntó Contreras, a lo que la esposa del capo sinaloense respondió que “Sí”.