Te quedan articulos gratis este mes
|
CNDH

La CNDH pide apoyo para la familia de Francisco, indígena mexicano asesinado durante asalto en EU

La CNDH pide se brinde atención integral y el apoyo necesario a la familia de Francisco Villalba, repartidor mexicano asesinado en Nueva York
17/04/2021

Ciudad de México, 17 de abril (SinEmbargo).– La Comisión Nacional de los Derechos humanos (CNDH) solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y a la autoridad Consular de México en Nueva York, Estados Unidos, que se brinde atención integral y el apoyo necesario a la familia de un migrante mexicano fallecido al ser asaltado en la ciudad estadounidense.

“Este Organismo Nacional hace un llamado a las autoridades consulares de México en Nueva York para brindar atención y asistencia inmediata, dar seguimiento a las investigaciones que la autoridad estadounidense realice para el esclarecimiento de los hechos y otorgar apoyo a los familiares de la víctima”, declaró en un comunicado.

Además, precisó que el derecho a la vida es fundamental e indispensable para el ejercicio de otras prerrogativas, en tal sentido su protección debe extenderse a los connacionales en el extranjero y a sus familias.

El caso referido se trata de un hombre indígena nahua de 29 de años de edad que trabajaba como repartidor de comida en Nueva York y fue asesinado mientras se dirigía a entregar un pedido al noroeste de Manhattan.

Francisco Villalba Vitinio, originario de Guerrero y migrante mexicano que residía en el país vecino del norte desde hace unos nueve años, no pudo entregar el pedido que llevaba a la parte trasera de la Escuela Pública No. 38, que se ubica entre áreas de estacionamiento, parques y edificios multifamiliares, según relata el periodista Heriberto Paredes para el diario guerrerense de El Sur.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes 29 de marzo alrededor de las 23:00 horas. Villalba transitaba a bordo de su bicicleta, la cual ocupaba para trabajar, cuando recibió al menos tres disparos con arma de fuego.

El reportero contó a El Sur que, de acuerdo con las autoridades, el propósito del atraco era quitarle sus pertenencias, en especial su bicicleta. Sin embargo, ésta fue encontrada tan sólo unos metros más adelante con la cadena suelta.

Fue en 2012 cuando el joven llegó a Estados Unidos, a los 20 años, y se enfocó en buscar trabajo. En 2019 se unió las filas de los repartidores de comida por aplicación, más conocidos como “delivery boy”, o “deliveris”, en EU.

“Era muy trabajador, no se metía con nadie, trataba de evitar los problemas”, describió Pedro, el hermano menor de Francisco, al reportero Paredes.

Según la información publicada en el diario El Sur, Pedro tiene 24 años de edad y llegó a EU hace tres años con la idea de trabajar y juntar dinero para construir una casa en su pueblo natal para vivir con su esposa y su hija.