|
Reforma

López Obrador descarta reunión con la Ministra Norma Piña

El Presidente sugiere que los ministros dialoguen con la Secretaría de Gobernación

Andrés Manuel López Obrador descartó que pudiera llevarse a cabo una reunión con la Ministra Norma Lucía Piña Hernández, Presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para hablar respecto a la reforma al Poder Judicial de la Federación, pero propuso un encuentro entre Luisa María Alcalde Luján, Secretaria de Gobernación y los ministros del máximo tribunal constitucional.

Durante su conferencia de prensa matutina fue cuestionado en torno a la petición de la ministra Presidenta de la SCJN, realizada un día antes, para reunirse con él y Claudia Sheinbaum Pardo -virtual Presidenta electa-, para dialogar respecto a la reforma al PJF.

“Pienso que hay que dialogar, la Secretaria de Gobernación lo está haciendo, lo mismo los legisladores, ya nosotros enviamos la iniciativa al Congreso y tengo entendido que ya se abrió un diálogo, entonces, sí, la Secretaria de Gobernación podría reunirse con los ministros Lo mismo considero que harían o están dispuestos a hacer los integrantes del Congreso [de la Unión], qué bueno que se reconoce que hace falta la reforma, creo eso es un paso adelante”, dijo.

“Yo ya entregué mi iniciativa de acuerdo con mis facultades [...] me molesta mucho que durante bastante tiempo se estuvo protegiendo a jueces corruptos y se dio libertad a gente que debía estar en la cárcel”, enfatizó, quien también señaló que la falta de reformas permitía que, según él, se protegiera a delincuentes.

“Le diría a la Presidenta: ‘¿por qué no resuelven lo del pago de impuestos de los grandes empresarios o banqueros?, ¿por qué se tardan tanto en resolver lo que debe ser de rápida decisión?, ¿por qué tardan tanto, por qué las tácticas dilatorias, que revisen los casos?’”, cuestionó López Obrador.

En cuanto a los procedimientos propuestos para elegir jueces, magistrados y ministros, defendió su postura para que abogados recién egresados de la licenciatura pudieran aspirar a ocupar dichos cargos, justificando su argumento al señalar que la experiencia, en ocasiones, les enseñaba cómo “torcer la ley”.

“Tenemos visiones distintas. Sostengo que cuando los abogados egresan de las facultades, de las escuelas de derecho, vienen con mucha ilusión de aplicar la ley sin distingos, no están maleados y esto es una renovación”, indicó.

Además, argumentó que los egresados estudian derecho “y al ser juez, magistrado o ministro, lo que se requiere, además de la profesión de abogado, es la honestidad y ser incorruptible y tener el deseo ferviente de impartir justicia”.

Asimismo, López Obrador consideró que en cuanto a la interpretación de la ley “hay mucha bibliografía, hay tesis, hay jurisprudencia, pero muchas veces salen y empiezan a trabajar, no en todos los casos, pero aprenden a torcer la ley y se vuelven expertos y a eso le llaman experiencia, pero eso se puede atender, lo importante es que se está aceptando que hace falta la reforma”.

Aprovechó para insistir en que el tema fundamental de la reforma al Poder Judicial era “que sean los ciudadanos quienes elijan a los jueces, magistrados y ministros y no se menosprecie al pueblo”.

“No es nada personal, es que hay que limpiar al País, si no no avanzamos y hay que pensar en las nuevas generaciones, y ya se acabó la máxima de que no se podía tocar al intocable, por eso qué bien que como nunca en la historia se cuestiona y hasta se insulta al presidente porque esto da oportunidad de que haya réplica y podamos debatir”, agregó, quien también planteó que se distribuyeran por distritos los aspirantes a jueces y magistrados que serían electos.

Cuando un periodista le preguntó respecto a la complejidad de que, por ejemplo, en la Ciudad de México un ciudadano tuviera que elegir 339 cargos entre 2 mil aspirantes, López Obrador afirmó que eran asuntos de procedimiento que se irían resolviendo.

“Hay forma, hay que ver si se puede distribuir por distrito, definir por distritos y si hay que elegir en cada distrito, qué se yo, 30 jueces, y se inscriben 300, pues se ponen los 300 nombres en una papeleta y el ciudadano puede ahí de los 300 elegir 30, luego se hace el conteo, cuántos se repiten más, por poner un ejemplo, pues”, respondió.

“No creo que haya 300 por distrito, pueden haber menos. Te llega tu boleta y tu vas viendo a quién conoces, a quién escuchaste, el que va a ser después de que se den a conocer, después de la campaña, pero esos son asuntos de procedimiento que sí se resuelven”, explicó.

“En el caso de los ministros son 11, vamos a suponer que se inscriban 110, 10 veces más, o 20 veces más, 200, de ahí sacas los 11. Además, tienen que ser si son 11 tienen que ser seis mujeres y cinco hombres, porque va a ser, se está planteando que haya igualdad, pero esos son asuntos de procedimiento”, comentó, quien reiteró que lo importante era que se renovara el Poder Judicial de la Federación, con la participación de la población.

“Aquí lo importante es que se renueve con la participación de la gente el Poder Judicial. Siempre es importante una renovación, una reforma, más cuando se está en una situación de decadencia, ¿cómo lo resuelves?”, expresó.

“La decadencia en que estaba el país requería de un proceso de transformación, ni modo que se siguiera con lo mismo. El pueblo votó por una transformación, un cambio. El pueblo estaba harto de la corrupción y del menosprecio”, insistió, quien también recordó que el PJF debería estar en favor del pueblo y no de una minoría, ya que, según él, los ciudadanos eran los que mandaban en una democracia.

“Es un instrumento, el Poder Judicial al servicio de una minoría, no está al servicio de todo el pueblo, es un poder faccioso, ¿por qué hablo de poder faccioso? Porque es un poder al servicio de una facción y necesitamos que el Poder Judicial y todos los poderes, los tres estén al servicio del pueblo”, abundó el presidente.

“El amo es el pueblo, no los potentados, no los traficantes de influencia, no los abogados especialistas en sobornar, en extorsionar, es el pueblo el que manda en la democracia, pero qué bueno que esto se está produciendo”, dijo.

“Que vayan aprendiendo a respetar al pueblo, para eso fue esa elección ya hace mes y medio. La lección de la elección es respeta al pueblo de México, no creas tonto al pueblo de México, nada más es un estate quieto, un tenga para que aprenda”, enfatizó López Obrador.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.


Suscríbete
Regístrate para leer nuestro artículo
Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


¡Regístrate gratis!