Te quedan articulos gratis este mes
|
Libertad de Expresión

Organizaciones exigen garantías para la seguridad de Marcela Turati, Ana Lorena Delgado y Mercedes Doretti y para el ejercicio periodístico

La organización Periodistas de a Pie expresó su respaldo el trabajo de la compañera y co fundadora Marcela Turati y exige garantías para el ejercicio pleno y libre en la cobertura de desapariciones forzada

Diferentes organizaciones periodistas expresaron su rechazo al acosto del que han sido objeto tres periodistas de parte de la Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General de la República, por realizar su trabajo.

De acuerdo a lo difundido por la red de Periodistas de a Pie, Marcela Turati, Ana Lorena Delgado y Mercedes Doretti, empezaron a ser investigadas por la entonces PGR en 2015 solo porque estaban realizando su trabajo.

Ellas se abocaron a la investigación sobre la masacre de San Fernando, donde 196 migrantes fueron asesinados en San Fernando.

El motivo de la investigación de las autoridades fue por crimen organizado.

Ante ese contexto, diferentes organizaciones periodísticas, entre ella la red de Periodistas de a Pie, piden al Estado Mexicano garantías y seguridad para que el trabajo periodístico pueda ejercerse sin ese tipo de presiones.


Este es el texto íntegro de la red de Periodistas de a Pie:

El pasado martes 22 de noviembre el diario Washington Post dio a conocer que la Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía General de Justicia) investigó, bajo el supuesto de crimen organizado, a las tres mujeres que han trabajado por esclarecer los crímenes de la masacre de 196 personas migrantes en San Fernando, Tamaulipas, sucedida en el verano del 2011: Marcela Turati, co fundadora de la Red de Periodistas de a Pie y de la organización periodística El Quinto Elemento Lab; Ana Lorena Delgadillo, directora de la Fundación Justicia y el Estado Democrático de Derecho; y Mercedes Doretti, coordinadora del Equipo Argentina de Antropología Forense.

La acción de la PGR de investigar a Turati, Delgadillo y Doretti a partir del 2015, cuando comenzaron a reportear e investigar la masacre, es un ejemplo más de sistemático acoso del Estado Mexicano a periodistas y personas que actúan desde la Sociedad Civil Organizada ante la parálisis de las instituciones. Y pone de manifiesto el riesgo en que se desarrolla el trabajo periodístico en este país. La amenaza en contra, recae también sobre las víctimas y las fuentes de la periodista.

La opacidad de la investigación y la invasión ilegal de la privacidad de Marcela Turati, es una clara amenaza contra la libertad de expresión y del ejercicio del periodismo, así como su derecho a la seguridad y privacidad.

La Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de la Delincuencia Organizada (SEIDO) no solamente no investigó la masacre, sino que espió a quienes buscaban el esclarecimiento de los hechos.

Desde la Red Periodistas de a Pie respaldamos el trabajo de nuestra compañera y co fundadora Marcela Turati y exigimos garantías para el ejercicio pleno y libre en la cobertura de desapariciones forzadas, toda vez que vulnerar este derecho, afecta el derecho de las víctimas a la verdad y a la justicia, ya que no hay personas sentenciadas en éste ni en otros casos en un país con más de 90 mil personas desaparecidas.

El Estado debe protegerlas por la labor que realizan y no amedrentarlas.

Exigimos garantías de seguridad para Marcela Turati, Ana Lorena Delgadillo y Mercedes Doretti y para el libre ejercicio del trabajo periodístico.

Que se investigue y castigue a los responsables de espiarlas y ponerlas en riesgo.

Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play