|
Iglesia

Papa Francisco condena homicidios de jesuitas: ¡Cuántos asesinatos hay en México!, cuestiona

Desde la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el también jesuita y jerarca de la Iglesia Católica manifestó su dolor y consternación por el ataque que además cobró la vida de un guía de turistas

Al final de su audiencia general, el Papa Francisco condenó los asesinatos de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar -de 79 y 80 años de edad, respectivamente-, al interior de una iglesia ubicada en la comunidad de Cerocahui, en Urique, Chihuahua.

Desde la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el también jesuita y jerarca de la Iglesia Católica manifestó su dolor y consternación por el ataque que además cobró al menos la vida de un tercer individuo, Pedro Palma Gutiérrez, un guía de turistas, y que por ahora mantiene en calidad de desaparecidas a por lo menos cuatro personas más.

“Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en México, anteayer, de dos religiosos jesuitas, mis hermanos, y un laico. ¡Cuántos asesinatos en México! Soy cercano con el afecto y oración a la comunidad católica afectada por esta tragedia. Una vez más, repito que la violencia no resuelve los problemas, sino que aumenta los sufrimientos innecesarios”, dijo el Papa.

ONU CONDENA ASESINATOS DE SACERDOTES JESUITAS EN CHIHUAHUA

Por su parte, la oficina en México del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU-DH) condenó el crimen de estos religiosos, quienes, según señaló, realizaban “un importante trabajo social y pastoral” entre los indígenas de la etnia tarahumara.

“El asesinato de estos dos reconocidos sacerdotes nos recuerda la situación de violencia extrema y vulnerabilidad que enfrentan las comunidades de la Sierra Tarahumara en Chihuahua”, señaló Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de la ONU-DH.

“Ante estos crímenes aliento a los tres niveles de gobierno a implementar de manera efectiva el plan de contingencia que fue acordado en 2016 para prevenir y responder a los ataques contra personas defensoras y periodistas en el estado”, insistió Fernández-Maldonado.

El organismo internacional pidió a las autoridades desarrollar una investigación efectiva y exhaustiva de los asesinatos, considerando todas las líneas de investigación relevantes e identificando a los autores materiales e intelectuales.

El caso, dijo la ONU-DH, pone de relieve la necesidad brindar “medidas de protección inmediatas” a la comunidad de Cerocahui, y demás lugares de la Sierra Tarahumara en situación de riesgo. Recordó que estas comunidades están en zonas aisladas y tienen una fuerte presencia indígena, lo que hace más vulnerables.

“Es urgente lograr la recuperación de los cuerpos de los dos sacerdotes que fueron sustraídos de la iglesia por los autores materiales del asesinato y asegurar una restitución digna de los mismos”, subrayó Fernández-Maldonado.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play